93°F
weather icon Cloudy

Proyecto de ley propone usar satélites para estudiar el consumo de agua en el Oeste

Con la sequía agotando las reservas de agua en todo el Oeste, los legisladores federales presentaron el jueves un proyecto de ley bipartidista para comprender mejor cuánta agua tenemos, calculando cuánta perdemos.

La ley crearía un nuevo programa dependiente del Departamento de Interior que usaría imágenes por satélite para calcular cuánta agua se pierde por la evapotranspiración de los cultivos, que constituye uno de los mayores consumos de agua en entornos áridos como el Oeste americano. La evapotranspiración es el agua del suelo y la superficie de las plantas que se pierde en la atmósfera.

La senadora Catherine Cortez Masto, y la representante Susie Lee, demócratas por Nevada, reintrodujeron el jueves en sus respectivos pisos del Congreso la Ley de Datos de Evapotranspiración de Libre Acceso, junto con el senador John Hickenlooper, demócrata por Colorado, y los representantes Chris Stewart, republicano por Utah, Jared Huffman, demócrata por California, y Burgess Owens, republicano por Utah. En 2021 se presentó una ley similar, pero no llegó a votarse.

“Nevada y otros estados a lo largo de la cuenca del río Colorado continúan enfrentando una crisis de agua, y necesitamos todas las herramientas posibles para proteger nuestros recursos hídricos”, dijo Cortez Masto en un comunicado. “Mi legislación nos ayudará a medir y comprender mejor nuestros recursos hídricos y hará más accesibles los datos esenciales sobre el agua”.

Lee dijo que ese concepto ampliaría el programa OpenET -una asociación público-privada apoyada por la NASA, Desert Research Institute y el Fondo de Defensa Medioambiental- a todo el país para proporcionar a los gestores del agua y a los agricultores estimaciones precisas de cuánta agua se pierde al regar los cultivos.

Un mejor acceso a esos datos supondría una mejor gestión del agua y una mayor sostenibilidad hídrica para Nevada y el resto de la cuenca del río Colorado, afectada por la sequía, añadió.

“Lo he dicho una y otra vez: no se puede gestionar lo que no se puede medir. El Oeste americano se enfrenta a la peor sequía de los últimos 12 siglos. Va a ser necesario compartir información y coordinación en todos los frentes para resolver esta crisis”, dijo Lee en un comunicado. “Esta no es una cuestión política partidista. Demócratas, republicanos e independientes de todo el Oeste se enfrentan a esta inminente crisis de la sequía, y por eso estamos juntos en Washington en apoyo de esta legislación”.

Históricamente, el acceso a ese tipo de datos ha sido limitado y caro. El actual programa OpenET usa datos públicos procedentes de satélites y estaciones meteorológicas para calcular el agua que usan los distintos cultivos en 17 estados.

Zane Marshall, director de recursos hídricos de la Autoridad del Agua del Sur de Nevada, dijo que la ampliación de ese programa a todo el país proporcionará una herramienta muy necesaria tanto para los responsables políticos como para los usuarios del agua.

“OpenET permitirá a los gestores del agua evaluar cuánta agua se está usando a través de una plataforma web rentable y fácil de usar, llenando un vacío de datos crítico en la gestión del agua en todo Estados Unidos”, dijo Marshall en un comunicado.

Varios grupos ecologistas occidentales, como The Nature Conservancy, Water Foundation y Western States Water Council, apoyan el proyecto de ley, según la oficina de Lee.

Kyle Roerink, director ejecutivo de Great Basin Water Network, dijo que, si bien la ampliación del programa podría ser un gran beneficio para los administradores del agua, no viene sin algunas preocupaciones.

“Este proyecto de ley crea un centro de datos sobre ET que debería ayudar a equilibrar los presupuestos hídricos y a comprender mejor los usos de consumo. Esperamos que los datos se apliquen para limitar los conflictos en las cuencas de todo el oeste”, dijo Roerink en un correo electrónico. “Pero no deben usarse para extrapolar usos más beneficiosos de la vida vegetal dependiente del agua”.

LO ÚLTIMO