85°F
weather icon Clear

Nevada sigue teniendo problemas con las solicitudes de desempleo

ActualizadoAugust 17, 2022 - 10:43 am

Mientras el precio de la gasolina, los alimentos y otros bienes siguen siendo altos en todo el país, el temor a una inminente recesión sigue siendo una preocupación para las empresas y las familias por igual.

En Nevada, donde el gasto discrecional impulsa gran parte de la economía del estado, esos temores son una reminiscencia de un momento hace poco más de dos años, cuando el desempleo se situó en la alta cifra del 28 por ciento.

Algunas cosas han mejorado desde entonces. El estado anunció recientemente que había recuperado todos los puestos de trabajo que perdió durante la pandemia del COVID-19, y un reporte del Departamento de Trabajo de Estados Unidos mostró que la inflación descendió (aunque ligeramente) en julio.

Pese a esto, muchos empresarios siguen batallando por cubrir vacantes.

Uno de ellos es el Departamento de Empleo, Capacitación y Rehabilitación de Nevada (DETR, por su sigla en inglés), la agencia estatal encargada de tramitar las solicitudes de desempleo.

El martes, había al menos 40 puestos vacantes en la división de solicitudes de subsidio por desempleo del departamento. Y aunque el número de solicitudes ha disminuido drásticamente desde los primeros días de la pandemia del COVID-19, la falta de personal está dificultando que el departamento se ocupe de su retraso.

El retraso, que no incluye las solicitudes presentadas en los últimos 21 días, asciende a 23,895, y las solicitudes más antiguas datan de mediados de octubre del año pasado.

Pérdida de personal y flexibilidad

“La razón por la que tengo un retraso es porque durante la pandemia tuvimos cierta flexibilidad por parte del Departamento de Trabajo para traer básicamente personal contratado. Podíamos contratar a empresas que buscaran por todo el país y trajeran un equipo de personas”, dijo la directora del departamento, Elisa Cafferata. “Hemos tenido más de 200 personas contratadas hasta septiembre del año pasado”.

El personal contratado, que ya no podrá ser utilizado por el departamento después de septiembre de 2021 debido a un cambio en las directrices federales, no fueron los únicos trabajadores que el departamento perdió. Otros 200 empleados del Departamento de Bienestar, que fueron “prestados” al departamento de desempleo durante más de un año para ayudar con la afluencia de solicitudes, volvieron a sus puestos de trabajo originales a finales del año pasado.

Cafferata, que fue nombrado para el cargo en enero de 2021, dijo que ha perdido más de 500 trabajadores desde el último trimestre de 2021.

Las solicitudes han disminuido significativamente desde los primeros días de la pandemia, cuando solo una semana en marzo de 2020 generó casi 92,300 solicitudes. Los datos más recientes del estado muestran que se produjeron aproximadamente 1,900 solicitudes durante la semana del 25 de junio, un descenso significativo respecto a las más de 11,100 solicitudes realizadas en junio tan solo dos años antes.

En el transcurso de la pandemia, unos 500 mil solicitantes recibieron prestaciones de desempleo regulares, mientras que otras 200 mil personas recibieron prestaciones en el marco del programa Pandemic Unemployment Assistance, un programa federal destinado a ayudar a los trabajadores autónomos y a los trabajadores autónomos, que normalmente no tienen derecho a recibir prestaciones de desempleo.

Lucha contra el fraude

El departamento no solo se esforzó por atender las solicitudes de subsidio de los nevadenses que necesitaban urgentemente ayuda debido a los cierres por la pandemia. Cafferata dijo que se presentaron más de dos millones de solicitudes, muchas de las cuales eran fraudulentas.

Esto se debió, en parte, a que las solicitudes de subsidio por desempleo no requerían mucha información para verificar la identidad del solicitante. El requisito cambió después de que se hiciera evidente que conducía al fraude y las solicitudes exigieron más tarde la verificación de la identidad y la información sobre los ingresos.

“Eso tuvo un enorme éxito en la reducción del número de solicitudes fraudulentas que vimos”, dijo.

Para ayudar a combatir el fraude, el departamento ha trabajado con lo que se conoce como “equipos tigre”, grupos multidisciplinares de expertos que trabajan en parte con el Departamento de Trabajo de Estados Unidos para otorgar recursos a los estados.

Pero reducir el fraude en el futuro significa que el departamento necesita una solución más permanente. El año pasado, el gobernador Steve Sisolak pidió una “revisión a fondo” del departamento durante un discurso sobre la recuperación económica del estado.

Menos de un mes después, la Legislatura de Nevada aprobó 54 millones de dólares del “American Rescue Plan” para actualizar el sistema del departamento, que tiene una década de antigüedad, lo que hará que las solicitudes fraudulentas sean más fáciles de eliminar y facilitará la implementación de nuevos programas que puedan ser introducidos por los legisladores en el futuro.

El departamento está negociando actualmente un contrato con el proveedor que construirá el nuevo sistema, pero los detalles exactos sobre cuánto costará no están finalizados ni son públicos todavía, dijo un portavoz del departamento.

La construcción del sistema podría llevar más de dos años. Mientras tanto, la necesidad de personal se mantiene.

“Estamos utilizando todas las vías posibles para acabar con nuestro retraso, y estamos en comunicación regular con la oficina del gobernador y la delegación federal y el Departamento de Trabajo sobre esta flexibilidad. Definitivamente no somos el único estado en esta situación”, dijo Cafferata.

En un comunicado, Sisolak dijo que su oficina estaba trabajando con el departamento para que los nevadenses elegibles recibieran sus beneficios.

“La Oficina del Gobernador está trabajando estrechamente con el DETR para ayudar a asegurar que tienen los recursos que necesitan para llevar a cabo este importante trabajo, incluyendo la financiación de las necesidades de personal y ayudar a actualizar sus sistemas tecnológicos”, dijo el comunicado.

El departamento podría recibir 12.8 millones de dólares para el contrato de su nuevo sistema si es aprobado por el Comité Interino de Finanzas la próxima semana.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Sisolak vs. Lombardo: Sus planes de vivienda asequible

Nevada ocupa el último lugar del país en cuanto a número de unidades de renta asequibles y disponibles, según la Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos. Hay una escasez de 79,835 viviendas en renta asequibles y disponibles para los inquilinos de ingresos extremadamente bajos.

Debates del Senado en Nevada aún inciertos a menos de dos meses de la votación

Las probabilidades de que se produzca un enfrentamiento en esta contienda tan reñida y aún más vigilada se redujeron el martes cuando uno de los debates se canceló oficialmente después de que Laxalt rechazara una invitación para participar.

Plutonio enviado en secreto a Nevada fue retirado antes de lo previsto

Una media tonelada de plutonio de grado armamentístico enviada en secreto a Nevada fue retirada cuatro años antes de lo previsto por orden de un tribunal federal y por un acuerdo logrado por la senadora estadounidense Catherine Cortez Masto y el exsecretario de Energía Rick Perry, según informaron las autoridades el viernes.