94°F
weather icon Cloudy

La vicepresidenta Harris defiende a Joe Biden en una parada de campaña en LV

La vicepresidenta Kamala Harris mostró su apoyo al presidente Joe Biden el martes en una comparecencia ante una reunión de comunidades asiático-estadounidenses, nativas de Hawái e isleñas del Pacífico en Las Vegas, mientras más ojos se centran en ella como posible candidata para sustituir a Biden en la candidatura demócrata.

“Todos sabíamos que estas elecciones iban a ser difíciles, y los últimos días nos han recordado que presentarse a la presidencia de Estados Unidos nunca es fácil”, dijo Harris a la multitud. “Pero lo único que sabemos de nuestro presidente, Joe Biden, es que es un luchador. Es un luchador. Y es el primero en decir: ‘Cuando te derriban, te vuelves a levantar’. Todos sabemos, muchos de nosotros, lo que es eso. Así que seguiremos luchando y seguiremos organizándonos. Y en noviembre ganaremos”.

La sexta visita de la vicepresidenta a Las Vegas se produjo mientras continúa el debate sobre la idoneidad de Biden para otro mandato, tras su pobre actuación en el debate y los llamados de algunos demócratas a que renuncie. Harris, una opción obvia, ha subido al centro de las conversaciones como posible sustituta, aunque Biden ha reafirmado su compromiso de presentarse y Harris se ha mantenido leal a él. Los demócratas de Nevada también se han reunido en torno a Biden para apoyarlo como candidato.

Las encuestas muestran una reñida contienda entre Trump y Biden y en un mano a mano entre Trump y Harris. Una encuesta publicada el martes y realizada por la encuestadora demócrata Bendixen & Amandi Inc. muestra a Harris en un empate estadístico con Donald Trump en noviembre, con una ventaja de un punto y un margen de error de más o menos 3.1 puntos porcentuales.

Una encuesta del Emerson College Polling publicada el martes sitúa a Trump por delante de Biden, 46 a 43, con un 11 por ciento de indecisos. En una comparación con Harris, Trump aventaja a Biden por 49 a 43 por ciento. El margen de error de la encuesta del Emerson College es de más o menos 2.6 puntos porcentuales.

‘Última línea de defensa’

En Resorts World el martes, Harris destacó el historial de la administración Biden-Harris -incluida la condonación de la deuda de préstamos estudiantiles a casi 5 millones de estadounidenses, la limitación del costo de la insulina a 35 dólares para los adultos mayores y la aprobación del COVID-19 Hate Crimes Act para hacer frente al aumento de la violencia contra los estadounidenses de origen asiático durante la pandemia- mientras lo contrastaba con el de Trump.

“Alguien que difamó a los inmigrantes, que promueve la xenofobia, alguien que aviva el odio, no debería tener nunca más la oportunidad de ponerse detrás de un micrófono y del sello del presidente de Estados Unidos”, dijo Harris, recibiendo un fuerte aplauso de la multitud de unos pocos cientos de personas.

La vicepresidenta pintó un panorama de extralimitación en el poder si Trump fuera reelegido. Habló de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la inmunidad presidencial y dijo que Trump convertirá el Departamento de Justicia en un arma contra sus enemigos políticos, una crítica similar que los republicanos han hecho a Biden en relación con las condenas de Trump por delitos graves.

“Donald Trump quiere convertir nuestra democracia en una dictadura”, dijo. “Y el Tribunal Supremo básicamente solo declaró que puede salirse con la suya”.

También destacó las preocupaciones sobre el Proyecto 2025, un anteproyecto conservador de propuestas políticas a tomar bajo un presidente republicano, que según ella incluye un plan para recortar el Seguro Social y eliminar el Departamento de Educación.

Harris continuó reiterando lo que está en juego con el aborto -una estrategia ganadora para los demócratas en 2022- y dijo que Trump firmaría una prohibición nacional del aborto si tiene la oportunidad. Trump, sin embargo, ha dicho que la cuestión pertenece a los estados y que no firmará una ley que prohíba el aborto.

“Si el Tribunal Supremo dice que las leyes no se aplican a Donald Trump, si gente como Mike Pence no está para plantarle cara y si los extremistas en el Congreso siguen inclinándose ante él, nuestra última defensa, nuestra última línea de defensa son las urnas”, dijo. “Nuestro voto. Nuestro voto”.

“¿Creemos en la libertad?”, preguntó a la multitud al concluir su discurso de 14 minutos. “¿Creemos en las oportunidades? ¿Creemos en la promesa de Estados Unidos? ¿Estamos dispuestos a luchar por ella? Si luchamos, ganamos”.

Harris fue aclamada por el entusiasta público, que coreó “¡cuatro años más!” cuando abandonó el escenario.

La campaña de Biden lanzó AANHPI para Biden-Harris, un programa nacional de organización y compromiso destinado a movilizar a las comunidades asiático-estadounidenses, hawaianas nativas y de las islas del Pacífico. La campaña también anunció los apoyos de una coalición de 15 empresas propiedad de asiático-estadounidenses, nativos de Hawai e isleños del Pacífico, entre ellas Xiao Long Dumpling.

Halee Dobbins, directora de comunicaciones del RNC en Nevada, dijo que Harris ha decidido visitar Las Vegas a pesar de los malos resultados de las encuestas, que auguran un desastre para Biden tras el debate. Ha mencionado el gasto descontrolado de la Administración, el aumento de los precios y unos salarios que no han seguido el ritmo de la inflación.

“Los votantes de Nevada saben que Joe Biden y Kamala no pueden manejar la economía o nuestro sistema de inmigración y están listos para un regreso a la agenda del presidente Trump a favor del crecimiento, la seguridad fronteriza y los impuestos bajos”.

‘Si algo le pasa a él, ella estará ahí’

Cindy De Los Santos, de 70 años, dijo que votará por Biden en noviembre, aunque cree que debería ser reemplazado debido a su edad.

“Creo que ya no será tan eficaz”, dijo. “Creo que deberían presentar a otra persona. Puede ser cualquiera menos Trump”.

Janet Charlton, residente de Henderson, cree que las preocupaciones sobre la aptitud mental de Biden han sido “exageradas”.

“Entiendo las preocupaciones, pero no entiendo la histeria”, dijo Charlton. Charlton, de 76 años, cree que las preocupaciones sobre Biden tienen mucho que ver con la edad.

“Si se le ve organizar la OTAN, ocuparse de Ucrania y todas las cosas que hace, creo que demuestra que es bastante cognitivo”, afirmó.

Charlton cree que Harris también podría hacer el trabajo, pero coincide con Biden -que el lunes envió una carta a los demócratas de la Cámara de Representantes pidiendo su apoyo- en que ganó las primarias y no es justo para los votantes sustituirle.

“Si le pasa algo a él, ella estará ahí”, dijo Charlton.

Katelin Wu, de 17 años, votará por primera vez en noviembre, y está indecisa sobre a quién votar. Ella piensa que Trump tuvo muchas controversias, pero no hizo nada “significativamente malo o significativamente bueno” en el cargo, y piensa lo mismo de Biden.

Dijo que sería interesante que Harris tomara el relevo.

“Creo que debería estar abierta”, dijo la oriunda de Las Vegas. “El cambio es inevitable”.

‘Él no es lo que era hace 20 años, pero ninguno de nosotros lo es’

El exgobernador de Nevada, el demócrata Steve Sisolak, asistió al evento, donde dijo en una entrevista que Biden está comprometido a seguir en la contienda, y que el diálogo tiene que cambiar.

“Quiero decir, ha dejado claro que no se va a hacer a un lado, que no va a dar un paso atrás”, dijo Sisolak. “Estamos dando un paso adelante. Hay mucho apoyo en la comunidad”.

Harris ha hecho un gran trabajo mostrando su lealtad a Biden, dijo Sisolak.

“Llegará su momento, esperemos que dentro de cuatro años, cuando Biden cumpla su segundo mandato”, dijo.

Sisolak dijo que ve al presidente cada vez que viene a la ciudad y tiene ocasión de hablar con él.

“Ya no es lo que era hace 20 años, pero ninguno de nosotros lo es”, dijo, y añadió que la capacidad mental y cognitiva de Biden es fuerte, y tiene que seguir mostrándolo al público.

LO ÚLTIMO