59°F
weather icon Clear

‘Estamos fritos’, escribió un elector republicano de Nevada antes del mitin del 6 de enero

Los intercambios de mensajes de texto entre dos de los electores republicanos de Nevada que firmaron certificados electorales falsos declarando ganador al presidente Donald Trump en 2020 revelan una montaña rusa de emociones.

El comité selecto de la Cámara de Representantes de Estados Unidos designado para investigar el atentado del 6 de enero de 2021 en el Capitolio hizo públicos mensajes de texto entre el miembro del Comité Nacional de Nevada James DeGraffenreid y Shawn Meehan, que fueron dos de los seis electores republicanos de Nevada que firmaron un certificado de constatación que declaraba a Trump vencedor de Nevada, a pesar de que perdió el voto popular frente a Biden por unos 30 mil votos y de que los verdaderos electores de Nevada enviaron los certificados oficiales que declaraban vencedor a Biden.

Los intercambios de texto muestran los planes coordinados entre la campaña de Trump y los republicanos de otros estados disputados para enviar certificados que pudieran usarse en el Congreso para certificar los votos a favor de Trump el 6 de enero de 2021, en lugar de a favor de Biden.

Pero como esos planes se vinieron abajo con demandas fallidas y la negativa del vicepresidente Mike Pence a usar esos certificados, los mensajes de texto expresaban dudas de que Trump siguiera en el poder.

“La campaña de Trump está impulsando este mitin del 6 de enero en DC, ¿para QUÉ?”, envió Meehan un mensaje de texto a DeGraffenreid el 28 de diciembre de 2020. “¿Para pagar las deudas de la campaña? Parece que, a menos que haya una demanda sorpresa y gane, estamos fritos”.

“Toda la situación es una mierda”, envió DeGraffenreid un mensaje a Meehan. “Vemos muy claramente lo que se está haciendo, pero a cada paso se nos impide exponer los hechos públicamente”.

DeGraffenreid y Meehan no respondieron el miércoles a las múltiples peticiones de comentarios del Las Vegas Review-Journal.

‘El caso es sólido’

La comisión del 6 de enero argumentó durante sus audiencias que Trump sabía que había perdido las elecciones y que varios miembros de su personal le habían dicho que reconociera su derrota, pero que, a pesar de ello, siguió intentando anular los resultados electorales, lo que provocó la desilusión de sus partidarios y el motín del Capitolio.

Sin embargo, los mensajes de texto de DeGraffenreid y Meehan parecen mostrar su auténtica convicción de que las elecciones de Nevada fueron fraudulentas, a pesar de que los tribunales desestimaron múltiples demandas y de que la secretaria de Estado republicana Bárbara Cegavske y el fiscal general demócrata Aaron Ford no encontraron pruebas “significativas” de fraude que pudieran cambiar los resultados electorales.

Argumentaron que las razones por las que los tribunales y los cargos electos no se ponían del lado del Partido Republicano eran que los abogados no estaban haciendo un trabajo suficientemente bueno presentando los hechos y que se estaba presionando políticamente a los jueces.

“Sorprende que el 3er circuito… con un juez nombrado por Trump, nada menos… reglamentara que no había pruebas. ¿Cómo puede no haberlas, a menos que los abogados sean totalmente incompetentes?”, envió DeGraffenreid un mensaje de texto a Meehan el 28 de noviembre de 2020.

“Para mí el caso es sólido”, dijo DeGraffenreid. “No sé si no se están creyendo las declaraciones juradas, o qué está pasando exactamente. Es extraño que estos casos se desestimen por falta de pruebas. Por supuesto, no soy abogado”.

DeGraffenreid dijo en el intercambio de textos que no creía que el Partido Republicano de Nevada pudiera demostrar suficientes pruebas para “cambiar definitivamente suficientes votos como para anular el resultado”, pero que las pruebas podrían demostrar que los resultados son dudosos.

A medida que se desestimaban las demandas que impugnaban los resultados electorales, los electores republicanos de Nevada empezaron a expresar sus dudas de que sus esfuerzos pudieran prevalecer.

“Ojalá conociera la estrategia más amplia”, dijo Meehan a DeGraffenreid el 7 de diciembre de 2020. “No me siento superconfiado, pero intento confiar y ser positivo”.

“Necesitamos que ALGO se abra camino”, dijo Meehan a DeGraffenreid el 18 de diciembre de 2020. “Una pequeña sentencia judicial, una Legislatura estatal que vuelva a tomar su lista de electores, alguna prueba tan clara y maligna que la opinión pública no pueda ignorar. Cuando algo se rompa, empezará una bola de nieve”.

Predicciones del 6 de enero

Los mensajes de texto también muestran que, aunque Meehan y DeGraffenreid no eran activistas a favor de que hubiera violencia en el Capitolio el 6 de enero de 2020, sí lo veían como una posibilidad.

“Me hace preguntarme si un Patriota ahí fuera consciente del robo (electoral) podría adoptar un enfoque basado en la Segunda Enmienda para resolver el problema”, envió Meehan un mensaje de texto a DeGraffenreid el 18 de diciembre de 2020.

Meehan citó la Batalla de Atenas de 1946 como motivo de la existencia de la Segunda Enmienda, que establece el derecho a portar armas. La Batalla de Atenas fue una rebelión dirigida por los residentes de Athens, Tennessee, contra el gobierno local, acusado de corrupción política e intimidación de los votantes.

“No quiero ni estoy abogando por la violencia”, dijo Meehan en el mensaje de texto. “Simplemente estoy llamando la atención sobre el hecho de que probablemente haya otros ahí fuera con mucho menos control de sus impulsos a la luz de esta tiranía”.

DeGraffenreid, que también tiene una agencia de seguros, dijo que un cliente le había dicho que él también pensaba que la única respuesta era usar la Segunda Enmienda.

“Toda esta gente jugando a la milicia, con ganas de ir a la guerra, y sin tener ni idea de lo que eso significa”, dijo DeGraffenreid en el mensaje de texto del 18 de diciembre de 2020.

El 6 de enero de 2021, Pence no siguió los planes de los electores republicanos de usar los certificados falsos para certificar las elecciones a favor de Trump. En su lugar, usó los certificados oficiales de los estados para certificar los votos electorales a favor de Biden, siguiendo la ley.

Cuando los partidarios de Trump irrumpieron en el Capitolio, Meehan envió un mensaje a DeGraffenreid: “Estos radicales no ayudan a nuestra causa”.

“No, no lo hacen”, respondió DeGraffenreid. “Viéndolo en la CNN, que por supuesto está culpando a Trump de incitar estos disturbios. Por supuesto, nuestros chicos están caminando tranquilamente por el Capitolio, no lanzando bombas incendiarias como hace la izquierda”.

Al día siguiente, DeGraffenreid envió un mensaje de texto a Meehan: “No creo que conozcamos aún todas las ramificaciones de lo que Trump y un pequeño número de… partidarios suyos nos hicieron ayer”.

Meehan reiteró la teoría conspirativa de que en realidad eran “Antifa” quienes estaban entre los manifestantes conservadores, y DeGraffenreid también esperaba que se pudiera demostrar que “quienes cruzaron la fila en el Capitolio no éramos nosotros”.

“Antifa” es la abreviatura de antifascistas, una descripción que engloba a los grupos militantes de extrema izquierda que se oponen a los neonazis y a los supremacistas blancos en manifestaciones y otros actos.

Parte de una investigación más amplia

Los mensajes de texto forman parte de un intento más amplio del Comité del 6 de Enero de demostrar un esfuerzo coordinado entre la campaña de Trump y los electores republicanos estatales para mantener a Trump en el poder.

Sin embargo, el Comité del 6 de Enero no tiene autoridad legal. Recomendó que el Departamento de Justicia acusara a Trump de cuatro delitos relacionados con una insurrección. El Departamento está investigando los intentos de Trump de anular las elecciones de 2020.

Como parte de esa investigación, el Condado Clark y la oficina del secretario de Estado de Nevada fueron citados para recabar información. Tanto el Condado Clark como la Secretaría de Estado de Nevada respondieron con documentos.

Dan Lee, profesor de política en la UNLV, dijo que es correcto que se investigue a los electores.

“El hecho de que su plan no funcionara o no tuviera realmente ningún efecto no significa que no deban rendir cuentas por esas acciones”, dijo Lee.

A nivel estatal, el fiscal general Aaron Ford se ha negado a decir si está investigando a los electores.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Nevada mantiene en secreto los recortes fiscales propuestos para Tesla, por ahora

Los detalles de las posibles exenciones fiscales que Tesla pueda recibir en relación con la ampliación de su fábrica de 3,600 millones de dólares en Tahoe-Reno Industrial Center permanecerán en secreto hasta finales de febrero, porque el estado firmó un acuerdo de confidencialidad con el fabricante de autos eléctricos.

Steven Horsford se reunirá con Joe Biden para hablar de reforma policial

El representante Steven Horsford, presidente del Caucus Afroamericano del Congreso, se reunirá el jueves con el presidente Joe Biden para debatir soluciones a la mala labor policial tras la muerte de Tyre Nichols a consecuencia de una paliza propinada por agentes de policía de Memphis.

Junta de Nevada estudiará nuevas reducciones fiscales para Tesla

Una junta estatal centrada en el desarrollo económico tiene previsto estudiar una solicitud de nuevas reducciones fiscales de Tesla tras el anuncio la semana pasada de que la empresa de automóviles eléctricos construirá dos nuevas fábricas en el norte de Nevada.