75°F
weather icon Clear

Policías de Nevada se llevaron casi $87,000 de un marine retirado durante detención de tránsito

Una nueva demanda alega que la Nevada Highway Patrol (NHP) incautó inconstitucionalmente de casi 87 mil dólares de un sargento de la Marina retirado durante una detención de tránsito en febrero a través de un controvertido programa federal conocido como reparto equitativo.

Los policías estatales pensaron que el ex marine, Stephen Lara, de 39 años, encajaba en el perfil de un narcotraficante, pero al final dejaron que Lara se fuera. No se le multó durante el control de tránsito ni se le acusó de ningún delito.

Sin embargo, el gobierno federal retuvo su dinero durante más de seis meses, según la demanda, mucho más allá del plazo de 90 días para decidir si devolver el dinero, obtener una denuncia penal o una prórroga, o iniciar un procedimiento de confiscación civil federal.

Los defensores dicen que el caso de Lara ilustra un sistema roto y plagado de lagunas.

“La policía en las calles no debería tener el poder de quitarle a alguien su dinero basándose en meras sospechas”, dijo el miércoles uno de los abogados de Lara, Wesley Hottot.

Hottot es un abogado del Institute for Justice, una organización sin ánimo de lucro que aboga por la reforma del decomiso.

La confiscación dejó a Lara en un “limbo legal” mientras luchaba por la devolución de los ahorros de toda su vida, una cantidad que, según dijo, empezó a ahorrar hace más de 20 años cuando se unió a los Marines.

Sus 17 años de servicio activo incluyeron giras en Irak y Afganistán antes de una descarga honorable, según la demanda presentada el martes en el Tribunal de Distrito del Condado Washoe contra el Departamento de Seguridad Pública de Nevada, que supervisa la Highway Patrol. El mismo día, el equipo de abogados de Lara también presentó una demanda federal en Nevada contra la Drug Enforcement Administration (DEA) para recuperar su dinero.

El miércoles, la DEA aceptó devolver el dinero, una decisión que, según Hottot, se tomó “solo después” de que se presentaran las demandas y de que la experiencia de Lara apareciera en un artículo del Washington Post.

“Mantenimiento de la policía con fines de lucro”

La demanda en el Tribunal de Distrito busca una sentencia que bloquee la participación de la NHP en el programa de reparto equitativo, que los defensores de la reforma policial han criticado durante mucho tiempo como una laguna legal “abusiva” y “masiva” que permite el “mantenimiento de la policía con fines de lucro.” La Highway Patrol no respondió a una solicitud de comentarios para este reportaje.

Un informe sobre el decomiso de bienes civiles publicado el pasado diciembre por el Institute for Justice afirma: “Al entregar los bienes incautados al gobierno federal, los organismos policiales estatales y locales pueden aprovechar el poder de litigación del gobierno federal, y eludir las leyes estatales que proporcionan una mejor protección a los propietarios o dirigir los ingresos del decomiso a una cuenta neutral”.

El programa permite a los organismos policiales estatales y locales eludir las leyes estatales de confiscación asociándose con el gobierno federal para confiscar bienes, y recibir hasta el 80 por ciento de los ingresos.

En el caso de Lara, según las demandas, la Highway Patrol podía ganar 69,250 dólares.

De acuerdo con la ley de Nevada, al cierre de cada año fiscal, si la cuenta de confiscación del gobierno estatal contiene más de 100 mil dólares, el 70 por ciento del exceso debe entregarse al distrito escolar donde se incautó la propiedad. En cambio, la ley de Nevada no establece ningún límite para lo que los organismos estatales pueden obtener a través del programa de reparto equitativo.

“Un gran fajo de dinero”

El 19 de febrero, Lara conducía por Nevada, desde su casa en el noroeste de Texas, para visitar a sus dos hijas adolescentes en Portola, California, donde viven con la ex esposa de Lara.

A las afueras de Reno, según la demanda del estado, el policía de la Highway Patrol, Chris Brown, detuvo a Lara como parte de una campaña de aplicación de la ley para educar a los conductores sobre “las infracciones que pueden no darse cuenta que están cometiendo”. El policía aplaudió inicialmente la conducción de Lara, pero le dijo que estaba siguiendo a un camión cisterna demasiado cerca.

Durante la detención, el policía le preguntó a Lara por sus planes de viaje, su familia, sus cuentas bancarias, sus fuentes de ingresos y sus gastos mensuales. Lara dijo que viajaba con una gran cantidad de dinero en efectivo en una mochila (porque no confía en los bancos) que había ganado legítimamente. Tenía los recibos de los cajeros automáticos para demostrarlo, dijo al policía.

Según la demanda, el policía sospechó que Lara y su dinero estaban relacionados con el tráfico de drogas. Pero Hottot, el abogado de Lara, le dijo al Review-Journal que su cliente había estado viajando con los ahorros de toda su vida porque planeaba ver casas en el norte de California durante ese viaje.

A los 25 minutos de iniciar la detención de tránsito, Brown llamó a su homólogo de la DEA, el agente Shane Murray, para alertarle de “un gran fajo de dinero” con el que se acababa de topar, y luego llamó a su sargento, Glenn Rigdon.

Rigdon, que también figura como acusado en la demanda estatal, pronto llegaría al lugar de la detención de tránsito. Antes de salir de su vehículo, según la demanda, Rigdon se puso a hablar con el agente de la DEA. La llamada fue grabada por la cámara corporal de Rigdon.

Durante la llamada, afirma la demanda, Rigdon aseguró al agente de la DEA que no habría “ningún problema” porque “es muy fácil hacer una adopción”, refiriéndose al programa de reparto equitativo. Antes de colgar, Rigdon prometió enviarle al agente un mensaje de texto con “el recuento de dinero después de recibirlo”.

Unos 90 minutos después de que Lara fuera detenido, según el Institute for Justice, los policías estatales “le quitaron los ahorros de su vida y lo dejaron en el arcén sin dinero suficiente ni siquiera para pagar la gasolina para volver a casa”.

Hottot dijo que podrían pasar semanas antes de que el dinero de Lara sea devuelto en su totalidad. Pero una vez que tenga el dinero, dijo el abogado, Lara espera destinarlo al pago inicial de una casa para él y sus hijas, tal como había planeado hacer en febrero antes de la detención de tránsito.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Director de prisión del NDOC renuncia tras fuga de asesino

El director del Departamento de Correccionales de Nevada, Charles Daniels, renunció a partir del viernes, una semana después de que un asesino se fugara de la cárcel y fuera encontrado en Las Vegas, según el gobernador Steve Sisolak.

La inmigración vuelve a ser un tema político al acercarse las elecciones

Los agentes estadounidenses han arrestado este año la cifra récord de dos millones de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México, y un millón han entrado legalmente para solicitar asilo, lo que ha convertido la política de inmigración y la aplicación de la ley en un punto de tensión política antes de las elecciones de mitad de mandato.

La ciudad de Las Vegas pierde otro caso de Badlands

La ciudad de Las Vegas perdió otro caso en la disputa legal de años con el posible promotor del extinto campo de golf Badlands.

Ian inunda Florida; 2.7 millones de personas sin electricidad – COBERTURA EN VIVO

El huracán Ian destruyó una sección transversal de Florida, atrapando a la gente en casas inundadas, obligando a los pacientes de los hogares de ancianos y hospitales, aislando a una popular isla barrera y destruyendo un muelle histórico. Casi 2.7 millones de personas se quedaron sin electricidad mientras llovía y las aguas subían.