104°F
weather icon Clear

“Ninguna familia debería pasar por esto”, dice abuela de niño de cinco años asesinado

La abuela de General Sema’j Oglesby, de cinco años, lloró el jueves al recordar a un niño inteligente que iluminaba todas las habitaciones con su energía y sus movimientos de baile.

“Ninguna familia debería pasar por esto”, le dijo Maisha Phillips, de 53 años, a Las Vegas Review-Journal un día después de que General fuera encontrado muerto en un apartamento de Henderson.

La policía dijo que el padre del niño, Gerald Oglesby, de 33 años, confesó que había golpeado y azotado repetidamente a su hijo con un cable eléctrico, y que luego le dio un golpe mortal en el estómago.

El niño fue encontrado muerto a la 1:30 a.m. en una casa de la cuadra 700 de Center Street. Su padre se enfrenta a un cargo de asesinato.

General habría cumplido seis años el mes que viene, dijo su abuela entre lágrimas, sabiendo que nunca lo verá empezar el jardín de niños.

“Tengo que prepararme para enterrarlo en lugar de prepararme para celebrar que cumple seis años”, dijo.

Phillips y sus cuatro hijas, que viven en Los Ángeles, se dirigieron el miércoles a Las Vegas para estar con la madre de General, Charlveena Veecee. Veecee no quiso hablar de su hijo.

La familia dijo que Veecee había estado luchando en los tribunales este invierno para poder ver a su hijo, pero Oglesby le había impedido ponerse en contacto con él y se había mudado de su apartamento sin decirle a la madre de General su nueva dirección en Henderson.

El padre llamó a la policía

Un reporte de arresto del padre indica que fue él quien llamó a los despachadores y le dijo a los oficiales que su hijo no respondía. También comentó que “no quería huir del lugar de los hechos y que necesitaban que alguien (los socorristas) acudiera”, escribió la policía en el reporte.

La policía entrevistó a un testigo en un apartamento ubicado debajo de Oglesby. La vecina dijo que escuchó fuertes ruidos el martes por la noche y que creía que se trataba de un cuerpo siendo arrojado al suelo del apartamento.

“Los fuertes golpes continuaron durante unas dos horas”, según el reporte de arresto. “La vecina intentó ponerse en contacto con el apartamento… pero nadie respondió, y no llamó a la policía”.

El padre dijo que se le concedió la custodia compartida de su hijo en febrero de 2021. Contó que anteriormente le había dado unos azotes a su hijo, y que en diciembre se vio “obligado a disciplinarlo porque no le hacía caso y empezó a “contestarle de mala gana”“, escribió la policía.

“Gerald usó el cable de cargador de un teléfono y lo golpeó varias veces en los brazos, la espalda, el abdomen y el lateral del cuello, incluida la mandíbula”, dice el reporte de arresto.

El padre le dijo a la policía que el martes su hijo estaba viendo un programa de televisión que Oglesby no aprobaba porque tenía personajes adultos.

“Gerald tomó el cable eléctrico de la parte trasera de la caja de Cox Communications y lo usó para azotar (al niño) varias veces en los brazos”, escribió la policía, tachando el nombre del niño. “Durante estos azotes con el cable, Gerald describió que (el niño) intentaba moverse para apartarse del lugar donde le estaban azotando.

“Durante esta primera andanada de azotes con el cordón eléctrico, Gerald le abrió accidentalmente la barbilla (al niño) haciéndolo sangrar”.

Según el reporte, Oglesby le dio una ducha al niño y luego volvió a golpearlo con el cable eléctrico. El padre dijo que entonces se puso un zapato en la mano y golpeó al niño en el abdomen.

El golpe en el abdomen fue demasiado fuerte

“Gerald explicó que, en cuanto golpeó (al niño) en el abdomen, supo que lo había golpeado demasiado fuerte”, escribió la policía.

El niño no podía caminar con normalidad después y se tumbó en un sofá con la cabeza sobre una almohada de conejo, según el reporte. El niño vomitó y su respiración se volvió dificultosa, pero su padre no llamó inmediatamente a la policía. Cuando el niño dejó de respirar, dijo el padre, le hizo compresiones en el pecho, pero no pudo reanimarlo.

“Gerald declaró que envió inmediatamente un mensaje de texto a la madre (del niño) con un par de buenas fotos que tenía guardadas en su teléfono (del niño)”, escribió la policía. “También le envió un mensaje de texto a su hermana y le dijo que (el niño) había muerto porque lo había golpeado demasiado fuerte”.

Después, Oglesby fumó marihuana y llamó al 911, según el reporte. La policía dijo que su investigación demostró que el niño pudo haber recibido una paliza aún mayor que la descrita por Oglesby.

Oglesby declinó el jueves una solicitud de entrevista en la cárcel.

Los registros judiciales muestran que Oglesby fue arrestado en septiembre por una orden de detención y acusado de tres cargos de agresión doméstica y un cargo de agresión doméstica por estrangulamiento.

Un reporte de arresto del 30 de noviembre de 2020 decía que le arrancó la peluca a su novia y la estranguló mientras sus hijos estaban sentados en la sala de su apartamento.

Una familia afligida

La hermana de Veecee, Shanteakka Henry, de 34 años, dijo que Veecee se quedó tratando de averiguar cómo contar la tragedia a su hijo de 10 años y a su hija de tres. Oglesby no era el padre de los otros dos niños.

“Siente que le falló a su propio hijo cuando en realidad es una buena madre”, dijo Henry. “Tiene otros dos hijos, ¿y cómo va a decirles que nunca más verán a su hermano?”.

En los documentos judiciales que Veecee presentó en febrero, dijo que Oglesby había secuestrado al niño y que no lo había visto desde el 3 de febrero.

La tía de General, La’Quisha Brooks, de 32 años, dijo que General le había preguntado a su madre si podía visitar a Oglesby, por lo que ella accedió a la custodia compartida el año pasado.

“Ella no quería que creciera sin un padre”, dijo Brooks. “Ella creció así. Su padre murió dos semanas antes de que ella naciera”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO