78°F
weather icon Clear

Trump dice que el FBI invadió Mar-a-Lago

WASHINGTON.- El FBI hizo una redada en la propiedad de Donald Trump en Mar-a-Lago como parte de una investigación sobre si se llevó registros clasificados de la Casa Blanca a su residencia en Florida, dijeron el lunes personas familiarizadas con el asunto, un movimiento que representa una escalada dramática y sin precedentes del escrutinio de las fuerzas del orden sobre el expresidente.

Trump, al revelar la redada en un extenso comunicado, afirmó que los agentes habían abierto una caja fuerte en su casa y describió su trabajo como una “redada sin previo aviso” que comparó con una “mala conducta de la fiscalía”.

La redada intensifica la investigación de meses sobre cómo acabaron los documentos clasificados en más de una docena de cajas ubicadas en Mar-a-Lago a principios de este año. Se produce en medio de una investigación separada del gran jurado sobre los esfuerzos para anular los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 y se suma al potencial peligro legal para Trump mientras sienta las bases para otra campaña presidencial.

Las líneas de combate familiares, forjadas durante una presidencia de cuatro años ensombrecida por las investigaciones del FBI y del Congreso, volvieron a tomar forma rápidamente el lunes por la noche. Trump y sus aliados trataron de presentar la redada como un arma del sistema de justicia penal y un esfuerzo impulsado por los demócratas para evitar que gane otro mandato en 2024, a pesar de que la Casa Blanca de Biden dijo que no tenía conocimiento previo de ello, y el actual director del FBI, Christopher Wray, fue nombrado por Trump hace cinco años y sirvió como funcionario de alto rango en un Departamento de Justicia dirigido por los republicanos.

“Estos son tiempos oscuros para nuestra Nación, ya que mi hermosa casa, Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, está actualmente bajo asedio, invadida y ocupada por un gran grupo de agentes del FBI”, escribió Trump. “Nunca antes le había sucedido algo así a un presidente de Estados Unidos”.

“Después de trabajar y cooperar con las agencias gubernamentales pertinentes, esta redada no anunciada a mi casa no era necesaria ni apropiada”, dijo Trump en su comunicado.

La portavoz del Departamento de Justicia, Dena Iverson, declinó hacer comentarios sobre la redada, incluso sobre si el fiscal general Merrick Garland lo había autorizado personalmente.

Trump no dio detalles sobre la base de la búsqueda, pero el Departamento de Justicia ha estado investigando el posible mal manejo de información clasificada después de que la Administración de Archivos Nacionales y Registros dijo que había recuperado de Mar-a-Lago 15 cajas de registros que contenían información clasificada a principios de este año. Los Archivos Nacionales dijeron que Trump debió haber entregado ese material al dejar su cargo, y pidió al Departamento de Justicia que lo investigara.

Hay múltiples leyes federales que rigen el manejo de registros clasificados y documentos gubernamentales sensibles, incluyendo estatutos que hacen que sea un delito sacar ese material y retenerlo en un lugar no autorizado. Aunque una orden de inspección no indica que se vayan a presentar cargos penales, o incluso se espera que se presenten, los funcionarios federales que deseen obtener una deben demostrar primero a un juez que tienen una causa probable de que se ha producido un delito.

Dos personas familiarizadas con el asunto, que hablaron bajo condición de anonimato para hablar de una investigación en curso, dijeron que la redada se produjo a primera hora del lunes y estaba relacionado con la investigación de los registros. Los agentes también estaban buscando si Trump tenía registros presidenciales adicionales o cualquier documento clasificado en la finca.

Trump ha mantenido previamente que los registros presidenciales fueron entregados “en un proceso ordinario y rutinario”. Su hijo Eric dijo en Fox News el lunes por la noche que había pasado el día con su padre y que la redada se produjo porque “los Archivos Nacionales querían corroborar si Donald Trump tenía o no algún documento en su poder”.

Cuando le preguntaron cómo los documentos habían terminado en Mar-a-Lago, Eric Trump respondió que las cajas estaban entre los objetos que se trasladaron de la Casa Blanca durante “seis horas” el día de la toma de mandato, mientras los Biden se preparaban para mudarse al edificio.

“Mi padre siempre guardaba recortes de prensa”, dijo Eric Trump. “Tenía cajas cuando se mudó de la Casa Blanca”.

Trump salió de la Trump Tower en la Ciudad de Nueva York poco antes de las 8 p.m. y saludó a los transeúntes antes de ser conducido en un SUV.

En sus primeras declaraciones públicas desde que salieron a la luz las noticias sobre la redada, Trump no hizo ninguna mención al respecto durante una teleconferencia en favor de Leora Levy, la republicana de Connecticut a la que ha apoyado en las primarias para el Senado de Estados Unidos del martes para elegir un oponente en las elecciones generales contra el senador demócrata Richard Blumenthal. Trump dio su respaldo público a Levy a finales de la semana pasada, llamándola el lunes la mejor elección “para reemplazar al chiste de senador de Connecticut”.

Pero en una publicación en redes sociales el lunes por la noche, fue mucho más despreocupado, llamando a la búsqueda un “armamento del Sistema de Justicia, y un ataque de los demócratas de izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia de 2024”.

Otros republicanos se hicieron eco de ese mensaje. La presidenta del Comité Nacional del Partido Republicano, Ronna McDaniel, denunció la redada como “indignante” y dijo que era una razón para que los votantes acudieran a las urnas en noviembre.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, un republicano que se considera un potencial candidato presidencial para 2024, dijo en un comunicado en Twitter que era “una escalada en la militarización” de las agencias gubernamentales de Estados Unidos. Kevin McCarthy, líder de la minoría de la Cámara de Representantes, dijo en un tuit que el Departamento de Justicia “ha llegado a un estado intolerable de politización armada” y dijo que, si los republicanos ganan el control de la Cámara de Representantes, investigarán al departamento.

Que Trump se vea envuelto en una investigación sobre el manejo de información clasificada es aún más sorprendente si se tiene en cuenta que durante las elecciones presidenciales de 2016 trató de explotar una investigación del FBI sobre su oponente demócrata, Hillary Clinton, sobre si manejó mal información clasificada a través de un servidor de correo electrónico privado que usó como secretaria de Estado. El entonces director del FBI, James Comey, concluyó que Clinton había enviado y recibido información clasificada, pero el FBI no recomendó la presentación de cargos penales porque determinó que Clinton no había tenido la intención de infringir la ley.

Trump arremetió contra esa decisión y luego intensificó sus críticas al FBI cuando los agentes empezaron a investigar si su campaña había coludido con Rusia para inclinar las elecciones de 2016. Despidió a Comey durante esa investigación, y aunque nombró a Wray meses después, lo criticó repetidamente también como presidente.

Thomas Schwartz, un profesor de historia de la Universidad de Vanderbilt que estudia y escribe sobre la presidencia, dijo que no hay precedentes de que un expresidente se haya enfrentado a una redada del FBI, ni siquiera remontándose a Watergate. Al presidente Richard Nixon no se le permitió llevarse cintas u otros materiales de la Casa Blanca cuando dimitió en 1974, señaló Schwartz, y muchos de sus papeles permanecieron en Washington durante años antes de ser trasladados a su biblioteca presidencial en California.

“Esto es diferente y es una señal de lo singular que fue el periodo de Trump”, dijo Schwartz, autor de “Henry Kissinger y el poder estadounidense: Una biografía política”. “Cómo su comportamiento fue tan inusual”.

La investigación no es el único dolor de cabeza legal que enfrenta Trump. Una investigación separada relacionada con los esfuerzos de Trump y sus aliados para deshacer los resultados de las elecciones presidenciales de 2020 -que llevaron a los disturbios del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos- también se intensificó en Washington. Varios exfuncionarios de la Casa Blanca recibieron citaciones del gran jurado.

Y un fiscal de distrito del Condado Fulton, en Georgia, está investigando si Trump y sus allegados trataron de interferir en las elecciones de ese estado, que fue ganado por el demócrata Joe Biden.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Ian inunda Florida; 2.7 millones de personas sin electricidad – COBERTURA EN VIVO

El huracán Ian destruyó una sección transversal de Florida, atrapando a la gente en casas inundadas, obligando a los pacientes de los hogares de ancianos y hospitales, aislando a una popular isla barrera y destruyendo un muelle histórico. Casi 2.7 millones de personas se quedaron sin electricidad mientras llovía y las aguas subían.

 
Biden busca reforzar protecciones a beneficiarios del DACA

El gobierno del presidente Joe Biden presentó el miércoles una disposición para defender de las impugnaciones jurídicas a un programa que protege de la deportación a los inmigrantes que fueron traídos a Estados Unidos durante su infancia.

Demócratas del Senado aprueban paquete económico de Biden

WASHINGTON.- Los demócratas impulsaron la aprobación en el Senado de su paquete económico en un año electoral, un disputado acuerdo que resulta menos ambicioso que la visión original del presidente Joe Biden, pero que de igual forma cumple con los objetivos del partido de desacelerar el calentamiento global, moderar los costos farmacéuticos y gravar a las enormes compañías

Estudian tarjetas para migrantes en proceso de expulsión

Las autoridades migratorias de Estados Unidos planean emitir tarjetas de identificación con foto para los migrantes en proceso de deportación en un intento por reducir el uso de papel y ayudarles a mantenerse al día con sus reuniones y vistas judiciales, según funcionarios.

Trump invoca la Quinta Enmienda en investigación civil de NY

Donald Trump invocó a la Quinta Enmienda y no quiso responder a preguntas bajo juramento en la larga investigación civil del fiscal general de Nueva York sobre sus negocios, dijo el expresidente en un comunicado el miércoles.

El controversial programa “Permanecer en México” se acerca a su fin

La administración Biden dejará de usar una política de la era Trump que obligaba a los migrantes que buscaban asilo a permanecer en México, después de que una sentencia del Tribunal Supremo dijera que el gobierno podía deshacer el programa, según funcionarios.