100°F
weather icon Clear

Los fríos vientos costeros de California provocan incendio en Laguna Niguel

LOS ÁNGELES.- Un incendio de matorrales alimentado por intensos vientos costeros se extendió el miércoles por la noche hacia una lujosa urbanización de Laguna Niguel, alcanzando unas 200 hectáreas, quemando al menos 20 casas y obligando a muchos a huir.

Los fríos vientos procedentes del océano Pacífico empujaron el incendio costero hacia un escarpado cañón, enviando brasas a las casas y provocando incendios en la zona de Coronado Pointe.

Las imágenes de televisión mostraban una hilera de extensas casas de tejas rojas en la punta del cañón en llamas, y el humo salía de otras casas más profundas del vecindario.

El jefe de los bomberos del Condado Orange, Brian Fennessy, dijo en una conferencia de prensa el miércoles por la noche que se calcula que más de 20 casas han quedado destruidas. Los vientos habían amainado un poco, dijo Fennessy, pero no antes de que las llamas alcanzaran los 200 acres.

El fuego se extendió por los acantilados costeros de mansiones multimillonarias, según las autoridades. Las llamas fueron avivadas por ráfagas oceánicas, pero se fueron apagando el miércoles por la noche. No se reportaron heridos, pero se ordenó la evacuación de varias calles.

Fennessy dijo que el cambio climático ha hecho que incluso los pequeños incendios, que antes hubieran sido fácilmente contenidos, se conviertan en amenazas extremas para la vida y la propiedad en todo el Oeste.

La destrucción puso de relieve el peligro de los incendios en el sur de California durante todo el año, incluso en condiciones de frío. A diferencia de muchos incendios forestales de la región, el incendio de la Costa no fue avivado por los vientos de Santa Ana del desierto, sino por las fuertes ráfagas procedentes del océano Pacífico.

El Servicio Meteorológico Nacional registró fuertes vientos oceánicos a lo largo de la tarde del miércoles en todo el Condado Orange, incluyendo ráfagas de hasta 30 mph en algunas partes del condado, dijo Brandt Maxwell, meteorólogo del Servicio Meteorológico en San Diego.

Los vientos soplaron con una masa de aire seco y no transportaron mucha humedad, y la humedad se mantuvo baja, lo que probablemente ayudó a propagar las llamas, dijo Maxwell.

Sara Nuss-Galles observó cómo crecía el fuego desde su casa en la cima de la Vía Estoril, en Laguna Niguel, durante más de una hora el miércoles por la tarde, antes de decidir que era hora de irse. Las columnas de humo ahogaban las laderas mientras la ceniza caía sobre la ciudad.

“Mi ropa huele mal por la hora que pasé en la casa”, dijo. “Solo hay columnas de humo. Da mucho miedo”.

Evacuaciones

Nuss-Galles y su esposo, Arie Galles, tomaron algunos objetos personales y sus dos gatos, Pitzel y Ketzel, y se dirigieron a la casa de un amigo a unas pocas millas de distancia.

Por el camino, vieron a gente estacionada a los lados de las carreteras, de pie sobre las cajas de sus camionetas y en sus cajuelas, observando el fuego.

Por eso de las 5:30 p.m., los agentes del alguacil fueron de puerta en puerta en su vecindario para ordenarle a la gente que evacuara.

“Es horrible”, dijo.

Por las 7 p.m., cientos de casas de Laguna Niguel habían sido evacuadas. El incendio se produjo en Aliso Canyon, cerca de la planta de tratamiento de la Autoridad de Aguas Residuales del Sur del Condado Orange.

Los vehículos de los bomberos corrieron hacia el sur por la Pacific Coast Highway, entrando por Rancho, un club de campo local y un campo de golf.

Las autoridades bloquearon la calle al resto del tránsito y también bloquearon Nyes Place.

“Es muy desgarrador”, dijo la supervisora del Condado Orange, Lisa Bartlett, cuyo distrito incluye Laguna Niguel. “Empezó como tres o cinco acres y luego pasó a 40 acres en un milisegundo y se descontroló a partir de ahí”.

El viento ha sido uno de los factores de la propagación, pero el tamaño de las casas también ha dificultado la contención de las llamas, dijo Bartlett.

“Cuando observas el tamaño de las casas, hay tanto material combustible que arden rápidamente, y entonces empieza el viento y las llamas que pueden saltar de casa en casa”, dijo.

Pocas precipitaciones

Con muy pocas precipitaciones en todo el condado, la vegetación seca también puede haber alimentado la propagación del incendio, dijo Maxwell, del Servicio Meteorológico.

Entre octubre y abril (la temporada de lluvias del sur de California) cayeron menos de siete pulgadas de lluvia en el cercano Aeropuerto John Wayne, casi un 40 por ciento menos de lo normal, dijo Maxwell. El año anterior, cayeron menos de 4½ pulgadas.

“Creo que es muy desalentador que ya estemos viendo un incendio tan agresivo y solo estemos en mayo”, dijo. “Normalmente esto es algo que vemos más adelante en el verano y especialmente en otoño”.

La visibilidad en la lucha contra el fuego se ha visto dificultada por el humo impulsado por el viento, dijo Bartlett, y añadió que sabía que los bomberos estaban haciendo todo lo posible desde el suelo y el aire.

Los vientos empujaron el fuego hacia el vecindario de Coronado Pointe tan rápidamente que los residentes huyeron sin tener tiempo de tomar muchos objetos, dijo.

“La gente tiene que prestar atención a este mensaje porque es muy difícil para los bomberos cuando intentan apagar los incendios y también salvar a las personas que se han quedado en sus casas cuando debieron haberse ido”, dijo Bartlett. “Lo último que queremos es que la vida de alguien corra peligro”.

En un sitio de evacuación establecido en el Centro Comunitario de Crown Valley, la gente se reunió para ver el incendio en un televisor.

Tim White, de 54 años, huyó de su casa de Laguna Niguel con su esposa. Dijo que vive en el vecindario de Monarch Summit, al sur del incendio, y que decidió evacuar el miércoles antes de que llegara la orden.

“Mi esposa y yo estábamos en casa trabajando y escuchamos el avión sobrevolando y pensamos: ‘Es un avión bajo’”, dijo White, de pie frente al centro comunitario con su hija de 17 años.

Era un avión que lanzaba retardante de incendios.

“Caminamos por la cuadra y vimos el humo y las llamas, y nos refugiamos”, dijo White. “Intento mantener la calma. Parece que los reportes del helicóptero están a nuestro favor”.

En el centro había bocadillos y botellas de agua, y se abrió una sala aparte para los evacuados con mascotas.

Entre ellos estaba Cindy Kramer, de 55 años, que evacuó con su madre de su casa en el vecindario de Niguel Summit, cerca del incendio, pero la vivienda hasta ahora no se ha visto afectada.

Todos se van

“Nuestra casa no era de evacuación obligatoria, pero todo el mundo se estaba yendo”, dijo.

Kramer, residente en el vecindario desde hace 15 años, empacó ropa, pasaportes y teléfonos y huyó, sin saber cuándo sería seguro volver a casa o dónde pasaría la noche.

“Tenemos amigos en la zona”, dijo. “Por suerte también conseguí gasolina esta mañana”.

Cuando Ginger Stickney recibió una llamada sobre el creciente incendio alrededor de las 4:30 p.m. se apresuró a regresar a su casa desde su trabajo en Orange, llamando a un miembro de la familia mientras estaba en el camino, quien buscó a su anciano gato, Indy, y su laptop.

“Tratas de ser calculadora -decidir qué es lo más urgente que hay que hacer- y estar tranquila al mismo tiempo”, dijo la audióloga, que vive en Laguna Niguel desde 2013. “Cuando me fui a trabajar esta mañana, no había ningún incendio. Quién sabe lo que ocurrirá en las próximas horas”.

Los vecinos de Stickney de la colina de Pacific Island Drive habían evacuado, y ella no esperó a las órdenes de salida.

Tras una rápida parada para llenar su auto de artículos de primera necesidad, se refugió con su hijo y otros familiares, y empezó a monitorear las noticias.

“Vamos a tomar un vaso de vino, comer algo de pizza e intentar descomprimir. Mi hermana me estaba llamando para hablar de los viajes de verano. Le conté lo que estaba pasando y enseguida me envió una lista de la Cruz Roja sobre lo que había que hacer”, recordó, medio riendo, “medio estresada”, como lo describió.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Atacante de Buffalo buscó lugar con alta población de afroamericanos

BUFFALO, Nueva York.- El joven que mató a tiros a 10 personas en un supermercado de Buffalo había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde haya alta concurrencia de personas afroamericanas, y llegó al lugar por lo menos un día antes para hacer reconocimiento del local, informaron autoridades el domingo.

“Como un infierno”: El Oeste arde a un ritmo vertiginoso

Los incendios forestales han alcanzado un ritmo vertiginoso a principios de este año, desde una colina de California donde se han incendiado mansiones con vistas multimillonarias al Océano Pacífico, hasta las remotas montañas de Nuevo México carbonizadas por un incendio monstruoso de un mes de duración.

 
Deducciones aumentadas para dueños de negocios

Recientemente se celebró la Semana Nacional de Pequeñas Empresas y el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) ha sugerido a los contribuyentes, especialmente a los dueños de negocios, a que comiencen su planificación de gastos para poder aprovechar la deducción aumentada del 100 por ciento por costos determinados.

 
Roberts ordena investigar la “atroz” filtración de borrador sobre el aborto

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, confirmó el martes la autenticidad de un borrador de opinión filtrado que sugería que el Tribunal Supremo podría estar dispuesto a anular el histórico caso Roe v. Wade de 1973, que legalizó el aborto en todo el país.

Corte de Apelaciones de Texas retrasa ejecución de Melissa Lucio

HOUSTON.- Una corte de apelaciones de Texas retrasó la ejecución de Melissa Lucio en medio de crecientes dudas sobre si mató a golpes a su hija de dos años, en un caso que se ha ganado el apoyo de legisladores, celebridades e incluso algunos de los miembros del jurado que la sentenciaron a muerte.