61°F
weather icon Mostly Cloudy

La inmigración vuelve a ser un tema político al acercarse las elecciones

WASHINGTON – Los agentes estadounidenses han arrestado este año la cifra récord de dos millones de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México, y un millón han entrado legalmente para solicitar asilo, lo que ha convertido la política de inmigración y la aplicación de la ley en un punto de tensión política antes de las elecciones de mitad de mandato.

Las encuestas públicas muestran que el público está dividido por filas partidistas: los ciudadanos de tendencia republicana están a favor de la aplicación de la ley y la deportación, y los que votan a los demócratas apoyan a los solicitantes de asilo y la ciudadanía para los llamados “Dreamers”, los que fueron traídos aquí ilegalmente cuando eran niños.

Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses quiere una aplicación más estricta de la ley, según una encuesta del Pew Research Center.

Con las elecciones como telón de fondo, los gobernadores republicanos de Florida, Texas y Arizona han enviado a los solicitantes de asilo a ciudades demócratas de Nueva York, Massachusetts y a Washington, una táctica que ha encantado a los partidarios del Partido Republicano y ha provocado el desprecio de los demócratas.

El presidente Joe Biden condenó la táctica política de los republicanos como “jugar a la política con seres humanos, usándolos como utilería”. Hizo estos comentarios en la gala anual del Instituto del Caucus Hispano del Congreso.

En Florida, Jared Kushner, el yerno del expresidente, cuestionó el hecho de usar a los solicitantes de asilo como “peones políticos” por parte del gobernador republicano Ron DeSantis, que junto con Donald Trump aspira a la carrera presidencial de 2024.

DeSantis defendió la táctica y la ramificación política de destacar el asunto ante los votantes.

“Este es un tema en el que los republicanos tienen ventaja”, le dijo DeSantis al presentador Sean Hannity en Fox News.

Tensión en la frontera sur

No cabe duda de que la frontera del suroeste y los agentes federales están bajo presión.

Este año se han producido 2.4 millones de arrestos de personas que entraban en el país, de los cuales 2.1 millones se produjeron a lo largo de las dos mil millas de la frontera entre Estados Unidos y México, según la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos.

Se trata de una cifra récord, según el comisionado de aduanas Chris Magnus. Ha habido 1.3 millones de deportaciones.

El aumento de migrantes se debe en parte a los refugiados latinoamericanos que huyen de la persecución de los regímenes comunistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua, que han entrado en Estados Unidos y han solicitado legalmente asilo o protección contra la deportación, y están esperando sus audiencias judiciales.

Debido a la acumulación de casos, el proceso puede durar hasta siete años.

Magnus dijo que las personas que “huyen de regímenes represivos plantean importantes problemas de tramitación y expulsión”.

También señaló una disminución de los inmigrantes económicos en la frontera suroeste. Magnus lo atribuyó a los esfuerzos de la administración Biden.

“El número de inmigrantes que entran desde México y el norte de Centroamérica ha disminuido por tercer mes consecutivo, ya que la administración Biden-Harris trabaja con nuestros socios en la región para abordar las causas fundamentales de la migración”, dijo Magnus en una declaración que acompañaba a las cifras recién publicadas.

Ataques a la “frontera abierta”

Los republicanos han criticado rotundamente los esfuerzos de Biden como políticas de “fronteras abiertas” fracasadas.

“Su programa de amnistía y sus políticas de fronteras abiertas han provocado una inmigración ilegal sin precedentes y, con ella, una avalancha incontrolada de drogas que entra en Estados Unidos”, escribió el senador republicano por Florida Rick Scott, presidente del Comité Senatorial Republicano Nacional, en un artículo de opinión publicado en el Washington Times.

Los ataques a las políticas de la administración Biden por parte de los líderes republicanos han llevado a los candidatos del Partido Republicano, incluido Adam Laxalt en Nevada, a adoptar esas tácticas en una carrera que hasta ahora se ha definido por los problemas económicos, la inflación y la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de anular el derecho al aborto.

Los republicanos destacaron el tema para espolear a los votantes de base en 2018, cuando perdieron el control de la Cámara de Representantes y el Senado, y en 2020, cuando perdieron la presidencia.

“Ya hemos visto esta película. Como un reloj, en cada elección el Partido Republicano intenta politizar la inmigración y la presentación de su más reciente programa antiinmigrante no es diferente”, dijo Sergio Gonzales, director ejecutivo de Immigration Hub, un grupo activista.

Los funcionarios del gobierno de Biden dicen que el número récord de detenciones demuestra que la frontera no está abierta, como afirman los republicanos.

Demócratas descontentos

Sin embargo, los demócratas que compiten en las elecciones se han visto obstaculizados por la forma en que el gobierno de Biden ha tratado el tema de la inmigración.

Algunos estaban descontentos con la lenta respuesta de la administración al principio del mandato del presidente, cuando los inmigrantes y los refugiados se amontonaban a lo largo de la frontera y abarrotaban los centros de detención en los estados fronterizos.

Durante la pandemia de coronavirus, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades invocaron el Título 42, una ley de Estados Unidos para combatir las pandemias de enfermedades que exige que los solicitantes de asilo permanezcan en México hasta que sus casos sean llamados.

Biden mantuvo la regla de la era Trump, modificada para los niños pequeños y otros, pero ha decidido levantarla a medida que la pandemia ha disminuido.

Alrededor de media docena de senadores demócratas en carreras competitivas, incluida Catherine Cortez Masto de Nevada, instaron inicialmente al gobierno de Biden a no levantar inmediatamente el Título 42, temiendo que la administración no estuviera preparada para manejar un aumento en la frontera.

Exigieron un plan detallado, que los funcionarios han elaborado, en preparación para suavizar la regla de salud pública y procesar a los migrantes.

Grupos conservadores como la Heritage Foundation se han opuesto a los planes de la administración Biden para agilizar el proceso de los solicitantes de asilo, alegando que una mayoría no cumplirá los requisitos para obtener el estatus de protección y permanecerá en Estados Unidos de forma ilegal.

Buscar asilo legalmente

Mientras tanto, una oleada de solicitantes de asilo ya han entrado legalmente en el país y están esperando que los jueces de inmigración escuchen sus casos.

Los gobernadores republicanos de Arizona, Texas y Florida han enviado a algunos a la residencia de la vicepresidenta Kamala Harris en el Distrito de Columbia, a Nueva York y a Martha’s Vineyard en Massachusetts.

En un caso, la maniobra política podría resultar contraproducente. DeSantis ha recibido la reacción de los cubano-americanos conservadores y de los venezolano-americanos del sur de Florida que simpatizan con los refugiados que huyen de dictaduras y gobiernos represivos.

Sin embargo, la avalancha de recién llegados enviada por los gobernadores republicanos a las ciudades del norte controladas por los demócratas ha llevado a la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, y a la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, ambas demócratas, a solicitar ayuda federal y a usar la Guardia Nacional.

A pesar del desacuerdo sobre las tácticas políticas, todos los gobernadores mencionan la necesidad de que el gobierno federal intervenga y aplique la ley federal de inmigración con el dinero de los impuestos.

No es de extrañar que el público esté de acuerdo con los funcionarios y que se divida según las filas partidistas en cuanto a la mejor manera de abordar el dilema de hace décadas.

En general, el 73 por ciento de los estadounidenses encuestados por el Pew Research Center el mes pasado dijeron que el aumento de la seguridad fronteriza debería ser una prioridad máxima en la política de inmigración de Estados Unidos.

Una gran mayoría, el 91 por ciento, de los republicanos y de los independientes de tendencia republicana dijeron que la seguridad fronteriza debería ser un objetivo importante, mientras que el 59 por ciento de los demócratas y de los independientes de tendencia demócrata la consideraron una prioridad máxima de la política de inmigración.

La mayoría de los encuestados de los dos principales partidos políticos, el 72 por ciento, apoyó que Estados Unidos acoja a refugiados de países en los que la gente huye de la guerra y la violencia, aunque lo dijeron más los demócratas (85 por ciento) que los republicanos (58 por ciento).

La encuesta también reveló que el 72 por ciento dijo que un objetivo importante en materia de inmigración debería ser permitir que las personas traídas al país como niños de forma ilegal soliciten y reciban la ciudadanía.

La encuesta del Pew Research Center se realizó del 1º al 14 de agosto y en ella participaron 7,647 personas, con un margen de error de más o menos 1.7 puntos porcentuales.

Aunque los líderes de ambos partidos políticos están de acuerdo en que el sistema actual de leyes de inmigración está anticuado, el Congreso no ha aprobado un proyecto de ley de reforma de la inmigración que actualice el proceso de inmigración legal, además de abordar la inmigración ilegal.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Testigo: Empleado de Walmart abrió fuego en sala de descanso; seis muertos

El gerente de un Walmart abrió fuego contra sus compañeros de trabajo reunidos en la sala de descanso de una tienda de Virginia, dijo un testigo el miércoles. Seis personas murieron en el segundo tiroteo masivo de alto perfil en el país en pocos días.

Renunció Chris Magnus

WASHINGTON (AP) — El jefe de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. renunció a su trabajo al frente de la agencia de aplicación de la ley más grande del país, ya que los agentes se encuentran con un número récord de inmigrantes que ingresan a EE.UU. desde México.

No se necesitará reservar para las visitas de un día a Yosemite en 2023

Poniendo fin a un requisito que ha estado en vigor durante los últimos tres años, el Parque Nacional de Yosemite no requerirá que la gente haga reservaciones el próximo año para las visitas de un día al famoso sitio de la Sierra.

Despega el nuevo cohete lunar de la NASA 50 años después de Apollo – FOTOS

El nuevo cohete lunar de la NASA despegó el miércoles en su primer vuelo con tres maniquíes de prueba a bordo, lo que acerca a Estados Unidos a volver a poner astronautas en la superficie lunar por primera vez desde el fin del programa Apollo hace 50 años.

El Tribunal Supremo rechaza otro caso de prohibición de bump stocks

El Tribunal Supremo volvió a rechazar el lunes escuchar una demanda que involucra una prohibición de la era Trump sobre los bump stocks, los aditamentos para armas que permiten que las armas semiautomáticas disparen rápidamente como ametralladoras y que fueron usados en el tiroteo masivo en el Strip de Las Vegas.