85°F
weather icon Clear

Jueces conservadores señalan cambios en los históricos argumentos sobre el aborto

ActualizadoDecember 1, 2021 - 10:38 am

WASHINGTON — Los miembros de la mayoría conservadora del Tribunal Supremo están sugiriendo que podrían hacer cambios radicales para limitar el derecho al aborto en Estados Unidos.

El miércoles, el Tribunal Supremo escuchará los argumentos en los que se pide a los jueces que anulen la histórica decisión de 1973 en el caso Roe v. Wade, que legalizó el aborto, y la sentencia de 1992 en el caso Planned Parenthood v. Casey, que reafirmó el caso Roe. En virtud de estas decisiones, los estados pueden regular, pero no prohibir, el aborto hasta el punto de viabilidad, aproximadamente a las 24 semanas.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y el juez Samuel Alito fueron algunos de los que cuestionaron la línea de viabilidad, y Alito se refirió a los que han dicho que la línea “realmente no tiene ningún sentido”.

El tribunal está viendo un caso sobre la prohibición del aborto en Mississippi después de las 15 semanas. El estado de Mississippi está diciendo a los jueces que Roe y Casey deben ser revocados y su ley que prohíbe el aborto después de 15 semanas se mantenga.

“¿Por qué 15 semanas no es tiempo suficiente?” preguntó Roberts en un momento de los argumentos, que se prolongaron durante más de hora y media.

El juez Brett Kavanaugh, uno de los conservadores, sugirió que el tribunal debería dejar la cuestión del aborto en manos del Congreso y los estados y “volver a la posición de neutralidad”.

Anteriormente en los argumentos, los tres jueces liberales del Tribunal Supremo dijeron que revertir Roe y Casey dañaría gravemente la legitimidad del tribunal.

La jueza Elena Kagan dijo que el tribunal no revoca fácilmente las decisiones pasadas. Eso evita que la gente piense que “este tribunal es una institución política” y que “irá de un lado a otro dependiendo de los cambios en la composición del tribunal”.

Los jueces Sonia Sotomayor y Stephen Breyer también sugirieron que anular los precedentes sobre el aborto del tribunal podría dañarlo.

“¿Sobrevivirá esta institución al hedor que esto crea en la percepción pública de que la Constitución y su lectura son solo actos políticos?” preguntó Sotomayor. Luego añadió: “Si la gente realmente cree que todo es político, ¿cómo sobreviviremos? ¿Cómo sobrevivirá el tribunal?”.

Es posible que los jueces se limiten a confirmar la ley de Mississippi y no digan nada más, pero los activistas del derecho al aborto dicen que eso seguiría anulando efectivamente a Roe.

Los activistas de ambos bandos en el debate sobre el aborto llenaron la acera y la calle frente al tribunal, sus mítines de duelo eran audibles incluso desde el interior del edificio. Algunos llevaban pancartas que decían “Her Body Her Choice” y “Dios odia el derroche de sangre inocente”. El tribunal intensificó las medidas de seguridad, incluyendo el cierre de algunas calles alrededor del edificio.

El caso llega a un tribunal con una mayoría conservadora de 6-3 que ha sido transformada por tres designados del presidente Donald Trump, quien había prometido nombrar jueces que, según dijo, se opondrían al derecho al aborto.

El tribunal nunca había accedido a escuchar un caso sobre la prohibición del aborto en una etapa tan temprana del embarazo hasta que los tres designados por Trump (los jueces Kavanaugh, Neil Gorsuch y Amy Coney Barrett) estuvieron a bordo.

Hace un mes, los jueces también escucharon los argumentos sobre una ley de Texas de diseño único que logró sortear las decisiones de Roe y Casey y prohibir los abortos en el segundo estado más grande de la nación después de unas seis semanas de embarazo. La disputa sobre la ley de Texas gira en torno a la posibilidad de impugnar la ley en los tribunales federales, más que al derecho al aborto.

Pese a su inusual rapidez en el examen de la cuestión, el tribunal aún no se ha pronunciado sobre la ley de Texas, y los magistrados se han negado a dejar la ley en suspenso mientras el asunto se encuentra bajo revisión legal.

El caso de Mississippi plantea cuestiones fundamentales para el derecho al aborto. Mississippi argumenta que la viabilidad es un criterio arbitrario que no tiene suficientemente en cuenta el interés del Estado en regular el aborto. También sostiene que los avances científicos han permitido que algunos bebés que nacieron antes de las 24 semanas sobrevivan, aunque no argumenta que la línea esté cerca de las 15 semanas.

Más del 90 por ciento de los abortos se realizan en las primeras 13 semanas de embarazo, mucho antes de la viabilidad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Solo unas 100 pacientes al año abortan después de las 15 semanas en Jackson Women’s Health Organization, la única clínica abortiva de Mississippi. El centro no ofrece abortos después de las 16 semanas.

Pero la clínica argumenta que el tribunal no suele evaluar los derechos constitucionales en función del número de personas afectadas, y que los jueces no deberían hacerlo en este caso.

Unida a la administración Biden, la clínica también dice que desde Roe, el Tribunal Supremo ha sostenido sistemáticamente que la “Constitución garantiza ‘el derecho de la mujer a elegir abortar antes de la viabilidad’”.

Borrar la viabilidad como línea divisoria entre el momento en que se pueden prohibir los abortos y el momento en que no se pueden prohibir, anularía efectivamente Roe y Casey, aunque los jueces no lo hagan explícitamente, dice la clínica.

El juez Clarence Thomas es el único miembro del tribunal que ha pedido abiertamente la anulación de Roe y Casey. Una cuestión es cuántos de sus colegas conservadores están dispuestos a unirse a él.

Una de las preguntas que se hacen los jueces cuando consideran la posibilidad de desechar un fallo anterior no es solo si es incorrecto, sino si es atroz.

Esa es la formulación que Kavanaugh usó en una opinión reciente, y Mississippi y muchos de sus aliados han dedicado un espacio considerable en sus presentaciones ante el tribunal para argumentar que Roe y Casey se ajustan a la descripción de ser atrozmente erróneos.

“La conclusión de que el aborto es un derecho constitucional no tiene ninguna base en el texto, la estructura, la historia o la tradición”, dice Mississippi.

La clínica responde señalando que los mismos argumentos fueron considerados y rechazados por el tribunal hace casi 30 años en Casey. Solo cambió la composición del tribunal desde entonces, argumentan la clínica y sus aliados.

En sus sentencias anteriores, el tribunal arraigó el derecho al aborto en la sección de la 14ª Enmienda que dice que los estados no pueden “privar a ninguna persona de la vida, la libertad o la propiedad, sin el debido proceso legal”.

El matrimonio entre personas del mismo sexo y otros derechos, basados en la misma disposición pero que tampoco se mencionan explícitamente en la Constitución, podrían verse amenazados si Roe y Casey caen, argumenta la administración. Mississippi y sus partidarios discuten que esas otras decisiones estén en peligro.

Los argumentos sobre el aborto normalmente hacen que la gente acampe frente al tribunal durante días con la esperanza de conseguir alguno de los pocos asientos disponibles para el público. Pero con el tribunal cerrado debido al COVID-19, solo habrá una escasa audiencia de periodistas, secretarios de justicia y un puñado de abogados dentro de la sala.

Se espera una decisión para finales de junio, poco más de cuatro meses antes de las elecciones al Congreso del año que viene, y podría convertirse en un grito de guerra de la temporada electoral.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
 
Biden busca reforzar protecciones a beneficiarios del DACA

El gobierno del presidente Joe Biden presentó el miércoles una disposición para defender de las impugnaciones jurídicas a un programa que protege de la deportación a los inmigrantes que fueron traídos a Estados Unidos durante su infancia.

Demócratas del Senado aprueban paquete económico de Biden

WASHINGTON.- Los demócratas impulsaron la aprobación en el Senado de su paquete económico en un año electoral, un disputado acuerdo que resulta menos ambicioso que la visión original del presidente Joe Biden, pero que de igual forma cumple con los objetivos del partido de desacelerar el calentamiento global, moderar los costos farmacéuticos y gravar a las enormes compañías

Estudian tarjetas para migrantes en proceso de expulsión

Las autoridades migratorias de Estados Unidos planean emitir tarjetas de identificación con foto para los migrantes en proceso de deportación en un intento por reducir el uso de papel y ayudarles a mantenerse al día con sus reuniones y vistas judiciales, según funcionarios.

Trump invoca la Quinta Enmienda en investigación civil de NY

Donald Trump invocó a la Quinta Enmienda y no quiso responder a preguntas bajo juramento en la larga investigación civil del fiscal general de Nueva York sobre sus negocios, dijo el expresidente en un comunicado el miércoles.

El controversial programa “Permanecer en México” se acerca a su fin

La administración Biden dejará de usar una política de la era Trump que obligaba a los migrantes que buscaban asilo a permanecer en México, después de que una sentencia del Tribunal Supremo dijera que el gobierno podía deshacer el programa, según funcionarios.

Trump dice que el FBI invadió Mar-a-Lago

El FBI hizo una redada en la propiedad de Donald Trump en Mar-a-Lago como parte de una investigación sobre si se llevó registros clasificados de la Casa Blanca a su residencia en Florida, dijeron el lunes personas familiarizadas con el asunto.