41°F
weather icon Clear

Biden insinúa el traslado de “no mucho” número de tropas de Estados Unidos a Europa del Este

WASHINGTON – El presidente Joe Biden indicó que podría trasladar un número limitado de tropas estadounidenses al este de Europa en respuesta a la acumulación de tropas rusas en la frontera con Ucrania.

Estados Unidos ha puesto a 8,500 soldados en alerta máxima para un posible despliegue con el fin de apoyar y tranquilizar a los aliados de la OTAN.

De regreso a Washington tras un viaje el viernes a Pensilvania, se le preguntó a Biden si había decidido cuándo trasladaría las tropas de Estados Unidos al este de Europa.

“Trasladaré las tropas de Estados Unidos al este de Europa y a los países de la OTAN a corto plazo. No mucho”, dijo Biden. A principios de esta semana, Biden dijo que podría trasladarlas a corto plazo, “solo porque lleva tiempo”.

El secretario de defensa, Lloyd Austin, dijo el viernes que la acumulación de fuerzas rusas a lo largo de la frontera de Ucrania llegó a un punto en el que el presidente Vladimir Putin dispone ahora de una gama completa de opciones militares, incluidas acciones que no son una invasión a gran escala.

“Aunque no creemos que el presidente Putin haya tomado la decisión final de usar estas fuerzas contra Ucrania, está claro que ahora tiene la capacidad”, dijo Austin en una conferencia de prensa del Pentágono.

En Moscú, el Kremlin afirmó que Putin le dijo al presidente francés Emmanuel Macron que Occidente no ha tenido en cuenta las preocupaciones rusas en materia de seguridad, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo en una entrevista radiofónica que Rusia no quiere la guerra, pero que no ve margen para transigir en sus demandas.

Austin dijo que Putin podría usar cualquier parte de su fuerza, estimada en 100 mil soldados, para tomar ciudades ucranianas y “territorios significativos” o para llevar a cabo “actos coercitivos o actos políticos provocativos”, como el reconocimiento de territorios escindidos dentro de Ucrania. Instó a Putin a rebajar las tensiones, y pareció advertir a Moscú contra lo que la Casa Blanca dijo recientemente que era la intención de Rusia de pintar a Ucrania como el agresor usando una “operación de bandera falsa” para justificar un ataque.

“Seguimos centrados en la desinformación rusa, incluida la posible creación de pretextos para una nueva invasión o ataques en Donbás”, dijo Austin. “Esto está sacado directamente del libro de jugadas ruso. No nos engañan”.

Cambio en el discurso de Estados Unidos

Austin habló junto con el general del ejército Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, en lo que fueron sus primeros comentarios públicos extensos sobre la crisis, marcando un sutil cambio en el enfoque de la administración sobre las comunicaciones públicas acerca de la escalada de la situación. Aunque ambos han consultado regularmente con sus homólogos de la OTAN y de Ucrania, el discurso público se ha centrado en los esfuerzos diplomáticos.

Austin y Milley dijeron que Estados Unidos ha tenido en cuenta el riesgo de que cualquier movimiento de tropas pueda inflamar la situación, pero subrayaron la necesidad de que Estados Unidos tranquilice a sus aliados. El desplazamiento de grandes unidades con equipo pesado y armas suele requerir más tiempo debido a los desplazamientos y los problemas logísticos.

Milley pintó un panorama sombrío de las capacidades militares rusas en torno a Ucrania, diciendo que no solo hay tropas terrestres y fuerzas navales y aéreas, sino también capacidades de guerra cibernética y electrónica, así como fuerzas de operaciones especiales. Dijo que la acumulación es la mayor que ha visto en los últimos tiempos, e instó a Putin a elegir una vía diplomática en lugar de un conflicto.

“Si Rusia opta por invadir Ucrania, no será sin los costos, en términos de bajas y otros efectos significativos”, dijo Milley. Se refería a los costos rusos, al tiempo que señalaba que las fuerzas armadas de Ucrania son más capaces hoy que en 2014, cuando Rusia se apoderó de la península ucraniana de Crimea e intervino en apoyo de los separatistas prorrusos en el corazón industrial del este.

Putin habla con Macron

Anteriormente, el viernes, el Kremlin dijo que Putin le dijo a Macron que Occidente no ha tenido en cuenta las condiciones clave de Rusia de detener la expansión de la OTAN, detener el despliegue de armas de la alianza cerca de las fronteras rusas y retirar sus fuerzas de Europa del Este.

Estados Unidos y la OTAN rechazaron formalmente esas exigencias esta semana, aunque Washington esbozó las áreas en las que es posible entablar conversaciones, ofreciendo la esperanza de que podría haber una forma de evitar la guerra.

A pesar de ello, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió el jueves al presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, de que existe una “clara posibilidad” de que Rusia emprenda una acción militar contra el antiguo Estado soviético en febrero. Rusia ha negado repetidamente que tenga tales planes.

Zelenskyy trató de restar importancia a los temores de guerra, afirmando que la alarma occidental sobre una inminente invasión ha hecho que muchos inversores en los mercados financieros del país se retiren.

“No necesitamos este pánico”, dijo en una conferencia de prensa. “Les ha costado caro a los ucranianos”.

Putin dijo a Macron que Moscú estudiará la respuesta de Estados Unidos y de la OTAN antes de decidir su próximo movimiento, según un relato del Kremlin sobre su llamada. El presidente ruso no ha hecho ningún comentario público sobre la respuesta occidental, pero Lavrov dijo que deja pocas posibilidades de llegar a un acuerdo.

“Mientras ellos digan que no van a cambiar sus posiciones, nosotros no cambiaremos las nuestras”, dijo Lavrov a las emisoras de radio rusas en una entrevista en vivo. “No veo ninguna posibilidad de compromiso en este sentido”.

“No habrá una guerra en la medida en que dependa de la Federación Rusa, no queremos una guerra”, añadió. “Pero no dejaremos que se pisoteen e ignoren groseramente nuestros intereses”.

Las palabras deben estar respaldadas por la acción, dice Estados Unidos

Un alto funcionario de la administración Biden dijo que Estados Unidos recibió con satisfacción los comentarios de Lavrov de que Rusia no quiere la guerra, “pero esto tiene que estar respaldado por la acción. Necesitamos ver que Rusia retira algunas de las tropas que ha desplegado lejos de la frontera ucraniana y toma otras medidas de desescalada”. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar públicamente.

Lavrov dijo que Estados Unidos sugirió que ambas partes podrían hablar sobre los límites del despliegue de misiles de alcance intermedio, las restricciones a las maniobras militares y las reglas para evitar accidentes entre buques y aviones de guerra. Dijo que los rusos propusieron discutir esos temas hace años, pero que Washington y sus aliados nunca los aceptaron hasta ahora.

También dijo que esas cuestiones son secundarias respecto a las principales preocupaciones de Rusia sobre la OTAN. Afirmó que los acuerdos internacionales dicen que la seguridad de una nación no debe producirse a expensas de otras, y dijo que enviaría cartas para pedir a sus homólogos occidentales que expliquen su incumplimiento de ese compromiso.

Washington ha advertido a Moscú de la imposición de sanciones devastadoras si invade Ucrania, incluidas las dirigidas a altos funcionarios rusos y a sectores económicos clave. Lavrov dijo que Moscú había advertido a Washington de que las sanciones equivaldrían a una ruptura total de los vínculos.

La OTAN, por su parte, dijo que estaba reforzando su capacidad de disuasión en la región del Mar Báltico.

Más simulacros rusos

Rusia ha iniciado simulacros militares con unidades de infantería y artillería motorizadas en el suroeste de Rusia, aviones de guerra en Kaliningrado, en el mar Báltico, y docenas de buques de guerra en el mar Negro y el Ártico. Las tropas rusas también se encuentran en Bielorrusia para realizar ejercicios conjuntos, lo que hace temer a Occidente que Moscú pueda organizar un ataque contra Ucrania desde el norte. La capital ucraniana está a solo 75 kilómetros (50 millas) de la frontera con Bielorrusia.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo que no habrá guerra a menos que Bielorrusia o Rusia sean atacadas y acusó a Occidente de intentar “ahogar en sangre nuestra hermandad eslava”.

A pesar de la alarmante retórica, los funcionarios ucranianos han intentado repetidamente proyectar calma.

Zelenskyy dijo que la decisión de Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Alemania y Canadá de retirar a algunos de sus diplomáticos y dependientes de Kiev era un “error”, y afirmó que la desestabilización interna supone el mayor riesgo para su país.

También lamentó que la OTAN no ofrezca a Ucrania una guía de ruta para su adhesión, y dijo que la alianza debería decir claramente si no piensa acoger a Ucrania y no ofrecer vagas promesas.

Zelenskyy también cuestionó las advertencias de Estados Unidos sobre un inminente ataque ruso, insistiendo en que “no estamos viendo ninguna escalada mayor que la anterior”. Dijo que la acumulación rusa podría formar parte de los intentos de Moscú de ejercer “presión psicológica” y sembrar pánico.

El ministro de defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, le dijo al parlamento que el número de tropas rusas cerca de Ucrania -alrededor de 130 mil- es comparable a la concentración militar de Moscú de la primavera pasada, cuando Moscú acabó retirando sus fuerzas tras unas grandes maniobras.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Testigo: Empleado de Walmart abrió fuego en sala de descanso; seis muertos

El gerente de un Walmart abrió fuego contra sus compañeros de trabajo reunidos en la sala de descanso de una tienda de Virginia, dijo un testigo el miércoles. Seis personas murieron en el segundo tiroteo masivo de alto perfil en el país en pocos días.

Renunció Chris Magnus

WASHINGTON (AP) — El jefe de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. renunció a su trabajo al frente de la agencia de aplicación de la ley más grande del país, ya que los agentes se encuentran con un número récord de inmigrantes que ingresan a EE.UU. desde México.

No se necesitará reservar para las visitas de un día a Yosemite en 2023

Poniendo fin a un requisito que ha estado en vigor durante los últimos tres años, el Parque Nacional de Yosemite no requerirá que la gente haga reservaciones el próximo año para las visitas de un día al famoso sitio de la Sierra.

Despega el nuevo cohete lunar de la NASA 50 años después de Apollo – FOTOS

El nuevo cohete lunar de la NASA despegó el miércoles en su primer vuelo con tres maniquíes de prueba a bordo, lo que acerca a Estados Unidos a volver a poner astronautas en la superficie lunar por primera vez desde el fin del programa Apollo hace 50 años.

El Tribunal Supremo rechaza otro caso de prohibición de bump stocks

El Tribunal Supremo volvió a rechazar el lunes escuchar una demanda que involucra una prohibición de la era Trump sobre los bump stocks, los aditamentos para armas que permiten que las armas semiautomáticas disparen rápidamente como ametralladoras y que fueron usados en el tiroteo masivo en el Strip de Las Vegas.