61°F
weather icon Mostly Cloudy

Recordamos a las 60 víctimas del tiroteo de Las Vegas

ActualizadoOctober 3, 2022 - 5:51 pm

El sábado por la noche concluyó una jornada de remembranza en el quinto aniversario del tiroteo del festival Route 91 Harvest con una solemne lectura de los nombres de las víctimas en el Las Vegas Community Healing Garden.

La alcaldesa Carolyn Goodman y David Riggleman, director de comunicaciones de la ciudad de Las Vegas, se alternaron en la lectura del nombre, la edad y la ciudad natal de cada persona asesinada el 1º de octubre de 2017. Cuando se dijo cada nombre en voz alta, se encendió una vela en su honor y se hizo sonar una campana.

La sobreviviente Elaina Maldonado, del Condado Orange, California, asistió al festival Route 91 Harvest con su prometido, su hermano y sus amigos. Su amiga Carrie Barnette, de 34 años, de Riverside, California, fue asesinada esa noche.

“No estábamos todos juntos. Estábamos divididos en diferentes grupos y, cuando ocurrió todo, intentamos encontrarnos y llamarnos”, dijo Maldonado.

Era la primera vez que Maldonado conmemoraba el aniversario del tiroteo en Las Vegas. Llamó a la ceremonia “súper emotiva”.

“No es algo que se haga más fácil. Es algo que aprendes a afrontar un poco mejor cada día”, dijo Maldonado.

En los años transcurridos desde la tragedia, Maldonado ha conocido a otros sobrevivientes y a las familias afectadas.

“Hemos construido una gran comunidad y una familia a partir de lo sucedido, y fue algo horrible lo que ocurrió… También hemos llegado a conocer a mucha gente y a entablar muchas relaciones estupendas”, dijo.

Esa comunidad empezó a reunirse para la ceremonia más de una hora antes de que empezara. La gente se agrupó en torno a los monumentos conmemorativos de sus seres queridos. Algunos llevaban camisetas con el rostro y el nombre de alguien que había muerto.

Jasmine Decoste condujo desde Arizona para asistir a la ceremonia. Su prima Melissa Ramírez, de 26 años, de Littlerock, California, murió en el tiroteo. Decoste se paró frente a un monumento conmemorativo de Ramírez.

“Solo quería venir aquí esta noche para presentar mis respetos y estar aquí con Melissa en espíritu”, dijo Decoste. “Era una mujer increíble y fuerte”.

Decoste no había vuelto a Las Vegas desde la noche del tiroteo, cuando vino con su familia tras escuchar lo ocurrido.

“Intenté llamarla al teléfono y no contestó. Saltó el buzón de voz”, dijo Decoste.

Ramírez y Decoste crecieron una al lado de la otra en Littlerock.

“Se siente como si hubiera sucedido ayer. Parece muy surrealista”, dijo Decoste. “A veces sigue siendo difícil creer que esto sea de verdad real”.

El tumulto en torno al jardín se detuvo en torno a las 10 p.m. Mientras se leían los nombres, algunos inclinaban la cabeza, otros abrazaban a alguien que estaba a su lado y muchos se secaban las lágrimas.

Durante la lectura sopló una brisa en el jardín, que hizo que las campanas de viento que colgaban de un árbol cercano a la entrada del parque tintinearan al unísono con la campana que se hacía sonar después de cada nombre.

Tras la lectura del último nombre, se tocó “Taps” con una trompeta para cerrar la ceremonia.

Nunca olvidaremos su luz

Las conmemoraciones comenzaron el sábado por la mañana con una ceremonia de remembranza al amanecer en el anfiteatro del Centro de Gobierno del Condado Clark.

“Nos levantamos de las cenizas de nuestra tragedia”, dijo el presidente de la Comisión del Condado Clark, Jim Gibson. “Nos enfrentamos al odio con amor, a la oscuridad con luz. Esa luz brilla hoy con la misma intensidad que cuando salimos de Vegas Strong”.

Gibson estaba sentado entre los comisionados Justin Jones, Tick Segerblom, Marilyn Kirkpatrick y Michael Naft en la ceremonia anual, que conmemora a las 60 personas fallecidas y los cientos de heridos en el tiroteo masivo más mortífero de la historia de Estados Unidos. La masacre se produjo en Las Vegas la última noche del festival Route 91 Harvest, frente a Mandalay Bay.

La representante Susie Lee, la senadora Jackie Rosen, el fiscal general Aaron Ford y la vicegobernadora Lisa Cano Burkhead también se encontraban entre los invitados que se sentaron en silencio en el escenario.

“Hoy hace cinco años, un atroz acto de violencia se abatió sobre nuestra ciudad, nuestro estado y nuestro país”, dijo el gobernador Steve Sisolak. “Esa noche murieron 58 personas más dos, pero cinco años después nunca olvidaremos su luz”.

Sisolak, Gibson y el alguacil del Condado Clark, Joe Lombardo, recordaron a los desconocidos que se preocuparon por sus vecinos y el apoyo mundial a Las Vegas en medio de la tragedia. Gibson recordó las cartas que recibió de todo el mundo y la forma en que los residentes de Las Vegas surgieron tras la tragedia: resistentes, desinteresados y fuertes.

“Los que se ocuparon de la persona que tenían al lado a pesar de no saber ni su nombre, los que se unieron para escapar de la lluvia de balas, ellos también fueron héroes frente al mal”, dijo Lombardo. “Juntos, como comunidad, podemos seguir siendo resistentes. Juntos, como comunidad, seguiremos siendo fuertes en Las Vegas”.

Recordando a los ayudantes

Angela McIldoon contó la historia de su hijo, Jordan McIldoon, que se encontraba entre los cuatro canadienses fallecidos. Había asistido al festival con su novia de dos años, y estaba a días de cumplir 24 años cuando murió. El mecánico de gran tonelaje fue homenajeado por los Vegas Golden Knights, los Raiders de Las Vegas y en una carrera de la NASCAR de 2018 en Las Vegas.

El sábado por la mañana, Angela McIldoon recordó a quienes ayudaron a su familia en los días posteriores a la muerte de su hijo. Cientos de personas sorbieron lágrimas en silencio mientras ella contaba la historia de cómo trajo a su hijo de vuelta a Canadá a través del antiguo Aeropuerto Internacional McCarran sin un certificado de defunción.

“A estas alturas, llevo la bolsa transparente de Jordan con sus pertenencias dentro”, dijo entre lágrimas. “Me horroriza la idea de abrirla. Los agentes de la TSA no solo nos abrieron un carril privado, sino que no nos hicieron abrir nada. También lloraron y nos abrazaron”.

‘Todavía lo busco’

El difunto emprendedor Tony Hsieh ayudó a pagar el servicio de entierro de Jordan McIldoon, y el Centro de Resiliencia de Las Vegas Strong pagó la terapia de Angela McIldoon, dijo. Su familia ha establecido una beca en la preparatoria y la escuela de oficios de Jordan McIldoon, y el Jordan McIldoon Legacy Bike Park abrió recientemente cerca de su casa.

“Sigo buscándolo, y a veces lo veo en la desaliñada barba roja de un joven en la fila, o en un par de botas y jeans bien gastados de alguien”, dijo. “Busco sus ojos azules brillantes y la forma de su barbilla y su gran sonrisa. Nunca es él, pero nunca dejaré de buscarlo y de anhelar que vuelva a casa”.

El anfiteatro acogió el Remember Music Festival más tarde, el sábado, con presentaciones hasta las 10 p.m.

El festival contó con una alineación de artistas como Midland, Dylan Schneider y Meghan Patrick.

El evento fue organizado por el Country Strong Project, una organización benéfica creada tras el tiroteo del festival Route 91 Harvest para apoyar a los supervivientes. La organización benéfica colaboró con el Condado Clark, Stoney’s Rockin’ Country, Ghost Energy y la emisora de radio 95.5. La recaudación del evento se donará al 1 October Memorial Committee, según Connie Long, cofundadora del Proyecto Country Strong.

La música es simplemente curativa

Shawna Bartlett, cofundadora de Country Strong, dijo que el hecho de que los artistas se unan con ellos tiene un significado múltiple.

“Para nosotros, creo que dice dos cosas”, dijo Bartlett. “Una, nos dice que no solo los artistas nos apoyan, que seguimos saliendo a apoyarlos, sino que siguen queriendo hacer esto por nosotros. No tienen miedo de venir a Las Vegas, no tienen miedo de hacer este show, no tienen miedo de hacer todo eso. Quieren estar cerca de nosotros. Quieren ser capaces de hacer todo eso. Y eso es lo que me alegra la vida”.

Los propios clientes, muchos de los cuales son supervivientes del tiroteo, aportaron una mezcla de lágrimas, abrazos, sonrisas y risas. Algunos de los sobrevivientes dijeron que eventos como el festival les ayudan a sanar.

“Afrontar el dolor y todo lo demás y conocer a otros supervivientes”, dijo Adrian Pitts, de 45 años, que trabajaba en el escenario del festival Route 91 Harvest cuando se produjo el tiroteo. “Aprendí a través de la terapia durante cinco años que hablar de ello con otras personas ayuda a sobrellevar las cosas, a lidiar con ellas. Ya sabes, cuando la pasas mal puedes llamar a un sobreviviente y hablar de las cosas y estar ahí con la gente. Es realmente terapéutico”.

Pitts habló de un agente de policía con el que trabajó para ayudar a salvar gente en 2017 y del que se separó la noche del tiroteo. Se reunieron un año después en otro evento en el que ambos trabajaron y desde entonces son amigos.

Como veterano del ejército, Pitts recibió terapia a través de Asuntos de Veteranos. Dijo que este es el primer año desde el tiroteo que pasa el aniversario sobrio.

Tracy Samanszy, de 55 años, estaba en el festival Route 91 Harvest durante el tiroteo y ayudó a facilitar el apoyo a las víctimas y sus familias en su trabajo como directora del servicio de apoyo del Hospital Sunrise. Ahora también dirige un programa de voluntariado para proporcionar música y perros de terapia a quienes los necesitan.

“La música es simplemente curativa, no importa lo que sea”, dijo Samanszy. “Sí, solo la música en general, y la escena de la música country, la gente, las edades, los géneros”.

El Remember Music Festival también tenía puestos de vendedores, comida y recursos de apoyo para los sobrevivientes.

Uno de esos puestos era de Countryfied, un vendedor de artículos dirigido por Julie Craig, de 61 años, que vende en conciertos de música country y rodeos. Craig dijo que ella es la última vendedora que estuvo en el tiroteo del festival Route 91 Harvest que sigue asistiendo a todos los actos conmemorativos. Dijo que su esposo no estaba con ella cuando ocurrió el tiroteo, pero que ahora la acompaña a todos los actos a los que asiste Countryfied.

“La familia y el apoyo son increíbles”, dijo Craig entre lágrimas. “Tal vez sea, es tan difícil de explicar. Es decir, cuando vemos a los sobrevivientes, es casi como si tú, lo sintieras. Es una locura”.

Uno de los recursos de apoyo a los sobrevivientes en el festival fue el Heart Peer Support Program, que forma parte del Vegas Strong Resiliency Center. El programa capacita a los sobrevivientes y a cualquier persona afectada por el tiroteo para que puedan apoyar adecuadamente a sus compañeros sobrevivientes.

Muchos sobrevivientes dijeron que aprecian el festival y eventos como este. Un sobreviviente llamó a Long y Bartlett “héroes anónimos” por organizarlos.

“Cada año recibimos a personas que no fueron lo suficientemente fuertes el año pasado, y esto es lo que les hace más fuertes. Cada año”, dijo Long entre lágrimas.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Avi Kwa Ame será el próximo monumento nacional de Nevada, promete Biden

Avi Kwa Ame de Nevada, que significa “Montaña Espiritual” (Spirit Mountain) en Mojave, se convertirá en un monumento nacional, según anunció el presidente Joe Biden el miércoles en su Cumbre de Naciones Tribales en la Casa Blanca.

 
Facturas de servicios públicos aumentará en todo Nevada el 2023

Los clientes de residenciales unifamiliares en el sur de Nevada verán aumentar sus costos promedio para el gas y la electricidad en un combinado de 26 dólares al mes a partir de enero.