75°F
weather icon Cloudy

‘Momento histórico’: Brightline West inicia obras del tren de alta velocidad de LV a Los Ángeles

Actualizado April 23, 2024 - 10:27 am

Brightline West puso el lunes la primera piedra de su proyecto de tren de alta velocidad de Las Vegas al sur de California con grandes esperanzas de que este proyecto de 12 mil millones de dólares escriba un nuevo capítulo en la historia del ferrocarril estadounidense.

“Estoy convencido de que la primera vez que ese primer pasajero compre un boleto y se siente en un asiento en ese primer viaje de alta velocidad en suelo estadounidense, todo cambiará”, declaró el secretario del Departamento de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, al Las Vegas Review-Journal. “Todo el país esperará y exigirá ese tipo de calidad y velocidad de servicio”.

Buttigieg estuvo acompañado en la ceremonia por el fundador de Brightline, Wes Edens, que calificó la inauguración de “momento histórico”, así como por el gobernador Joe Lombardo y funcionarios estatales y federales de Nevada y California.

Los beneficios turísticos y de transporte de la línea ferroviaria de 218 millas, que se construirá en la mediana de la carretera interestatal 15, no fueron suficientes para que el proyecto llegara a la ceremonia de colocación de la primera piedra. Los miles de puestos de trabajo que se espera crear entre la construcción y el funcionamiento del sistema le dieron ese empujón final, dijo Lombardo.

“Obviamente, estamos aquí por el impacto económico, el turismo y lo que va a suponer para nuestra economía. Pero lo más importante es que estamos salvando vidas y poniendo a trabajar a la gente”, dijo Lombardo. “A través de este proyecto visionario y de la colaboración público-privada, vamos a crear miles de puestos de trabajo… aportaremos una infraestructura de transporte increíble al Oeste y crearemos una solución de transporte innovadora, rápida y sostenible”.

Buttigieg afirma que muchos estadounidenses que han viajado al extranjero le han preguntado por qué el tren de alta velocidad y otras opciones de transporte populares en otros países no han llegado a Estados Unidos.

“Hay muchas razones por las que históricamente ha sido así, pero eso se acaba a partir de hoy”, dijo Buttigieg. “Lo que estamos haciendo en colaboración con Brightline está cambiando la historia del ferrocarril de pasajeros estadounidense”.

Construcción

El plazo de construcción es de unos cuatro años, con planes para tener el sistema en funcionamiento antes de los Juegos Olímpicos de 2028 en Los Ángeles, dijo Edens. Brightline cuenta con una plantilla de unas 70 personas que han estado coordinando la línea Brightline de Florida y la línea Brightline West, dijo Edens.

“Parece un calendario muy agresivo, pero es algo a lo que hemos dedicado muchísimo tiempo”, declaró Edens al Review-Journal. “Tomamos el tramo entre Las Vegas y Los Ángeles y lo dividimos en segmentos (más pequeños). Así que los pondremos en marcha simultáneamente. No es como en los viejos tiempos, en los que se empezaba por un extremo y se iba al otro para reunirse en la estación de ferrocarril”.

La construcción de material notable en el proyecto comenzará probablemente a finales de este verano o principios de otoño, dijo Edens.

Hasta entonces, Brightline contratará personal y pondrá las cosas en marcha, dijo Edens: “Dentro de seis meses, será un sitio de construcción completo de punta a punta”.

El proyecto recibió recientemente tres mil millones de dólares de la ley bipartidista de infraestructuras del presidente Joe Biden y 3,500 millones en bonos de actividad privada del Departamento de Transportes de Estados Unidos. El resto del costo del proyecto se financiará con fondos privados.

Durante la construcción se usarán 700 mil traviesas de cemento, 2.2 millones de toneladas de balasto y 63 mil toneladas de raíles de acero estadounidenses. Para alimentar los trenes eléctricos se utilizarán 322 millas de líneas aéreas. El gigantesco proyecto afectará a más de 160 estructuras, incluidos viaductos y puentes, y cumplirá plenamente la normativa Buy America, que establece la preferencia de que los proyectos de infraestructuras que reciban financiación federal usen materiales fabricados en Estados Unidos.

Estaciones e instalaciones

Está previsto que la línea tenga estaciones en Las Vegas y en Victor Valley, Hesperia y Rancho Cucamonga, California. En Rancho Cucamonga, los viajeros podrán hacer transbordo con el Metrolink hacia y desde Los Ángeles.

La estación de Las Vegas está prevista en una superficie de 110 acres a lo largo de Las Vegas Boulevard, cerca de Blue Diamond Road, al sureste del enlace de las interestatales 15 y 215. La estación, de 80 mil pies cuadrados, contará con un estacionamiento y estará a poca distancia del Aeropuerto Internacional Harry Reid, el Allegiant Stadium, el Strip y Las Vegas Convention Center. La estación solo ocupará unos 20 acres; el resto se destinará a desarrollo comercial, según Edens.

“El sitio en el que estamos ahora (la ubicación de la estación de Las Vegas) es realmente increíble, y animo a la gente a que tome una foto de esto porque no se parecerá en nada a esto dentro de cuatro años”, dijo Edens. “Verán millones de pies cuadrados de desarrollo aquí. … Podrían ser casinos, apartamentos, edificios de oficinas; un montón de cosas podrían realmente suceder aquí”.

Brightline también planea construir un centro de mantenimiento de vehículos de 200 mil pies cuadrados en Sloan. Será uno de los dos centros de mantenimiento y el centro de control operativo de la fila. Brightline calcula que más de 100 empleados fijos trabajarán a diario en las instalaciones de Nevada.

La estación de Victor Valley se construirá en 300 acres al sureste de Dale Evans Parkway y del enlace de la Interestatal 15. Las instalaciones, de 20 mil pies cuadrados, servirán de anclaje para las futuras conexiones con el High Desert Corridor y el tren de alta velocidad de California. Está previsto construir una segunda instalación de mantenimiento junto a la estación.

La estación de Hesperia se construirá en la mediana de la I-15 y se usará principalmente para el servicio ferroviario de cercanías destinado a los residentes del High Desert para los trenes de la mañana en dirección sur y de la tarde en dirección norte que se elijan entre semana.

La estación de Rancho Cucamonga, de 80 mil pies cuadrados, se construirá en una superficie de 5 acres en la esquina noroeste de Milliken Avenue y Azusa Court, al norte del aeropuerto internacional de Ontario. Estará situada junto a otras opciones de transporte multimodal, como Metrolink, para acceder a Los Ángeles y a otros destinos, como los condados Orange, San Bernardino y Riverside.

“Lo único que sabemos es que la actividad comercial en un sitio ferroviario es algo seguro”, dijo Edens. “A la gente le gusta vivir y trabajar junto al lugar al que puede viajar. Lo hemos visto con creces en Florida, y creo que lo veremos aquí”.

Brightline Florida

Una de las principales razones por las que el gobierno federal estaba tan dispuesto a comprometer una inversión tan grande en el proyecto Brightline West fue el éxito de la empresa en Florida, donde Brightline ofrece ferrocarril interurbano de pasajeros con múltiples estaciones entre Miami y Orlando, con una futura expansión prevista.

“Esta decisión de inversión no se tomó a la ligera; tres mil millones de dólares de un programa muy competitivo”, dijo Buttigieg. “Lo que vimos en este proyecto Brightline West fue un socio que sabíamos que había cumplido en un contexto específico y real. Un plan para llevarlo a cabo y soluciones creativas a muchos de los problemas que han afectado a este tipo de proyectos en el pasado. Y una buena disposición por parte del Departamento de Transportes de Nevada y otros socios del proyecto para hacerlo realidad”.

Las operaciones de Brightline en Florida fueron un campo de pruebas para la empresa, pero Edens dijo que la empresa no haría mucho diferente si supieran lo que hacen ahora después de unos años de operaciones.

“Probablemente habríamos comprado más terrenos en Florida”, dijo Edens. “Si tomamos una foto del antes, cuando empezamos esa capacitación en el sur de Florida, al día de hoy, son probablemente 10 millones de pies cuadrados de espacio. … Obviamente, lo hemos ampliado (en Las Vegas) y hemos comprado una parcela más grande, que creemos que es más abordable y apropiada aquí”.

Cuando llegue 2028 y los primeros trenes lleven pasajeros entre el sur de Nevada y el sur de California, podría iniciarse una nueva era del transporte en Estados Unidos, dijo Buttigieg.

“Es algo en lo que realmente creemos”, afirmó.

LO ÚLTIMO