108°F
weather icon Mostly Clear

Mayores de 21 años: Caesars revela nuevas restricciones de juego

Actualizado March 8, 2023 - 5:55 pm

Caesars Entertainment anunció planes para reforzar sus políticas de juego responsable aumentando la restricción de edad para Caesars Rewards y ampliando su programa de autoexclusión, un lanzamiento que ocurre durante el Mes de Concienciación sobre los Problemas del Juego.

El operador de algunos de los mayores establecimientos del Strip, con sede en Reno, anunció la semana pasada que pondrá en marcha su programa de autoexclusión en toda su cartera de juegos a finales de marzo. También limitará las cuentas de Caesars Rewards a los clientes mayores de 21 años y, donde lo permita la ley, limitará todas las opciones de juego doméstico, apuestas mutuas, deportes e iGaming a los mayores de 21 años.

Según Keith Whyte, director ejecutivo de National Council on Problem Gambling, los programas de autoexclusión se usan para ayudar a tratar las adicciones al juego haciendo que la persona solicite al casino que le prohíba jugar y, a menudo, eliminándola de los programas de fidelización y de las listas de marketing. Los plazos pueden variar, pero suelen oscilar entre uno y cinco años, y algunos programas ofrecen la exclusión de por vida.

Cualquier persona que figure en una lista de autoexclusión patrocinada por un estado en el que opere Caesars será añadida a su lista universal para todas las instalaciones y plataformas de juego de Caesars, como la aplicación Caesars Sportsbook, que la excluirá de las apuestas por teléfono y en persona. Una persona también puede añadirse a sí misma a la lista.

Caesars empezó a estudiar cómo ampliar la política de autoexclusión universal a los negocios digitales y presenciales cuando adquirió William Hill en 2021.

“Ha sido algo en lo que hemos estado trabajando durante algún tiempo, y queríamos lanzar nuestro programa de autoexclusión universal tan pronto como estuviera listo”, dijo la portavoz de Caesars Kate Whiteley en un comunicado enviado por correo electrónico. “Es casualidad que coincida con el final del Mes de Concienciación sobre los Problemas del Juego, pero nos alegra tener la oportunidad de hablar de ello mientras el sector se centra en el tema crucial del Juego Responsable”.

Los expertos afirman que se trata de un paso bien recibido.

“Esto es algo que los activistas del juego responsable y la salud pública llevan mucho tiempo sugiriendo, y es un cambio increíblemente útil para la herramienta de autoexclusión, que también suele ser una gran ventaja en los entornos de tratamiento de problemas de juego”, dijo en un correo electrónico Brett Abarbanel, director ejecutivo del Instituto Internacional del Juego de la UNLV.

Sin embargo, el método no está exento de dificultades. La exclusión es voluntaria y la mayoría de los estados exigen que sea esa persona -y no un ser querido- quien se inscriba.

Y su aplicación puede resultar difícil, ya que la mayoría de los casinos no tienen acceso controlado al piso de juego, explica Whyte. En su lugar, los apostadores excluidos suelen ser descubiertos si ganan un premio mayor y tienen que mostrar su identificación, o si el casino usa herramientas de control de alta tecnología, como el reconocimiento facial.

Whiteley dijo que las prácticas de Caesars son similares, ya que algunas herramientas pueden identificar a los apostadores excluidos, mientras que a otros se les descubre cuando ganan un premio mayor u otro pago.

Se desconoce cuántas personas participan anualmente en este tipo de programas en Estados Unidos, ya que se trata de una mezcla de listas privadas y públicas, explicó Whyte.

“Pero la lección más importante es que la autoexclusión es solo una herramienta para ayudar a una persona a abordar su problema con el juego; en última instancia, el objetivo es ayudarla a obtener ayuda para su problema con el juego con un terapeuta y/o un grupo de autoayuda”, dijo. “La autoexclusión es un medio para ese fin, no un sustituto de la ayuda”.

LO ÚLTIMO