98°F
weather icon Clear

Los trabajadores de la hostelería del Strip y del centro votan para autorizar la huelga

Actualizado September 28, 2023 - 12:19 pm

Los miembros de del Sindicato de la Culinaria Local 226 y Bartenders Local 165 votaron abrumadoramente para autorizar una huelga en toda la ciudad, anunció el sindicato, aumentando la presión sobre las empresas de hotel-casino de Las Vegas para llegar a acuerdos contractuales.

Miles de trabajadores acudieron al Thomas & Mack Center, en el campus de la UNLV, y el 95 por ciento votó afirmativamente, según informaron los responsables sindicales a última hora del martes, tras dos rondas de votación.

En declaraciones a los reporteros tras la primera ronda de votaciones, el secretario-tesorero del sindicato, Ted Pappageorge, dijo que la próxima semana se celebrará otra ronda de negociaciones. Si entonces no se llega a un acuerdo, “se acabaron las apuestas” sobre la fijación de un plazo para la huelga.

“Nos encantaría poder decir que hemos llegado a un acuerdo”, declaró Pappageorge, principal negociador del sindicato. “No lo esperamos en este momento”.

Si se produce una huelga, no tendría fecha de finalización, dijo Pappageorge. Los paros comenzarían en MGM Resorts International, Caesars Entertainment y Wynn Resorts, donde ya han expirado los contratos de unos 40 mil miembros del sindicato.

“Somos optimistas, pero después de cinco meses no hemos conseguido nada con ninguna de las grandes empresas”, declaró Pappageorge. “Esto va a enviar un mensaje contundente a estas empresas”.

Caesars no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios. Wynn Resorts declinó hacer comentarios sobre la votación y las negociaciones contractuales.

“MGM Resorts lleva décadas negociando con éxito con los sindicatos culinarios y de meseros de Las Vegas”, afirma la empresa en un comunicado. “Seguimos teniendo reuniones productivas con el sindicato y creemos que ambas partes están comprometidas a negociar un contrato que sea bueno para todos”.

Los trabajadores que acudieron a la votación del martes por la mañana se declararon dispuestos a ir a la huelga para reclamar salarios justos, mejoras en la seguridad en el lugar de trabajo y protección laboral frente a los avances tecnológicos. Los trabajadores tuvieron otra oportunidad de votar el martes por la tarde.

María Espino, portera de casino en el Caesars Palace desde hace 10 años, dijo que quería un aumento significativo para hacer frente al aumento de los costos desde la pandemia. Dijo que su factura de energía antes de la pandemia era de unos 90 dólares al mes y que desde entonces ha aumentado a unos 470 dólares.

“Necesito el aumento por los elevados (crecientes costos) de la ciudad”, dijo Espino. “Con mi sueldo ahora mismo no me alcanza. Si pago el auto, no puedo pagar la hipoteca”.

Glen Wilson, mesero del servicio de habitaciones del Caesars Palace desde hace 23 años, dijo que él y otros querían “una parte justa del pastel”. Dijo que espera que la votación de autorización de huelga presione a los empleadores para llegar a un acuerdo, especialmente teniendo en cuenta los desafíos de organizar una huelga durante el ajetreado calendario de eventos en otoño.

“No querrían a 50 mil personas en huelga, bloqueando Tropicana y Spring Mountain (durante el Grand Prix de Fórmula Uno)”, dijo Wilson. “Solo intentamos demostrarles que no se trata de parar una carrera ni de impedir que nadie venga a Las Vegas. Se trata de que solo nos paguen lo que nos corresponde. Un puesto de trabajo debería ser suficiente”.

Los responsables culinarios afirman que están negociando aumentos salariales, la reducción de las cuotas de limpieza y la obligación de limpiar las habitaciones a diario, el refuerzo de los programas de seguridad en el trabajo, la ampliación de los derechos de reincorporación y otras medidas.

Los contratos sindicales cubren a los empleados que no juegan, incluidos los asistentes de habitaciones de huéspedes, servidores, porteros, botones, cocineros, meseros, trabajadores de lavandería y trabajadores de cocina en alrededor de 50 propiedades del Strip y del centro.

Durante las últimas negociaciones contractuales en 2018, una abrumadora mayoría de los 25 mil miembros del sindicato votó en ese momento a favor de ir a la huelga si no se llegaba a un acuerdo a tiempo, pero finalmente se evitó una huelga.

LO ÚLTIMO