107°F
weather icon Mostly Cloudy

La razón por la que la última central eléctrica de carbón de Nevada puede sobrevivir un poco más

Nevada puede tener que depender de la energía del carbón más tiempo de lo previsto después de que la Comisión de Servicios Públicos (PUC) negó el permiso para poner en práctica un sistema de almacenamiento de energía de la batería de 466 millones de dólares que habría ayudado a las autoridades a cerrar la última planta de energía generada por carbón en el estado.

El viernes, la PUC dictaminó una enmienda al “Plan de Recursos Integrados” trienal de NV Energy que solicitaba la aprobación de dos proyectos geotérmicos en el norte de Nevada, varios pequeños proyectos de transmisión y el sistema de almacenamiento de energía en baterías (BESS) de la central eléctrica de Valmy, que albergaría 200 megavatios de energía.

La PUC aprobó por unanimidad los dos proyectos geotérmicos, que necesitan 33.5 millones de dólares en nuevas infraestructuras de transmisión, y otros seis proyectos de transmisión cuya construcción costará 11.02 millones de dólares. Pero rechazó el sistema de almacenamiento en baterías debido al futuro incierto de las operaciones con carbón y energía solar de la central de Valmy.

El futuro incierto de Valmy

NV Energy había planeado añadir dos proyectos solares -llamados Hot Pot y Iron Point- a la planta de Valmy que habrían permitido a la empresa dejar de usar carbón allí. La central del Condado Humboldt, la última de carbón del Estado, se retirará en 2025.

Pero ese plan -que añadiría 600 megavatios de energía y 480 megavatios de almacenamiento de energía- parece estar encontrando obstáculos, según el testimonio presentado ante la PUC. Como resultado, NV Energy podría tener que seguir usando carbón en Valmy más tiempo del previsto.

“En la actualidad, parece poco probable que los proyectos (Hot Pot y Iron Point) puedan seguir adelante tal y como aprobó la Comisión”, declaró Shane Pritchard, director de energías renovables y generación de NV Energy, en el testimonio presentado.

El proyecto solar de Iron Point iba a contar con 250 megavatios de energía y 200 megavatios de almacenamiento, y estaba previsto que entrara en funcionamiento en diciembre de 2023. El proyecto Hot Pot debía estar operativo un año después y aportar 350 megavatios de energía y 280 megavatios de almacenamiento.

“NV Energy ha trabajado arduamente con los urbanizadores de Hot Pot y Iron Point para encontrar una vía que permita llevar a cabo los proyectos tal y como fueron aprobados”, ha declarado Katie Nannini, portavoz de NV Energy. “Sin embargo, según los urbanizadores, estos proyectos ya no seguirán adelante tal y como fueron aprobados”.

Ambos proyectos están siendo desarrollados por Primergy Solar, que se mostró optimista sobre la finalización de ambos.

“Primergy Solar está entusiasmada con la idea de seguir desarrollando proyectos a escala de servicios públicos en Nevada y está avanzando con éxito en los proyectos Hot Pot y Iron Point Solar”, dijo Jen Fletcher, portavoz de Primergy Solar, en un comunicado enviado por correo electrónico.

Primergy Solar no respondió a la declaración de NV Energy de que tiene dudas sobre el desarrollo de los dos proyectos ni dio razones por las que podría producirse un retraso. La orden de la PUC indica que los problemas de desarrollo se deben a cuestiones de contratación.

“En cuanto a los proyectos Hot Pot y Iron Point… NV Energy sigue manteniendo conversaciones con el urbanizador que, debido a los recientes aumentos de precios por la volatilidad del mercado solar y de almacenamiento de energía, no ha podido completar la adquisición en el plazo previsto y a un precio compatible con el aprobado por la Comisión”, dice la orden de la PUC.

El futuro

NV Energy argumentó en sus alegaciones que, dado que es improbable que Hot Pot e Iron Point sigan adelante, BESS de Valmy es fundamental, ya que puede proporcionar flexibilidad energética mientras la empresa estudia el futuro de la generación de energía en la central.

BESS de Valmy “es capaz de proporcionar una capacidad muy necesaria y servicios de fiabilidad local, así como de ayudar a integrar recursos renovables intermitentes, independientemente del futuro de Iron Point, Hot Pot o las unidades existentes de Valmy”, afirmó Pritchard en el testimonio presentado.

Los detractores del proyecto afirmaron que era una solución incompleta a los retos energéticos planteados por el posible retraso o cancelación de los dos proyectos solares.

“NV Energy parece solo haber añadido el BESS de 200 MW en la mezcla en el último minuto como medida provisional porque sus dos grandes proyectos solares propuestos, Hot Pot y Iron Point, están en peligro o han fracasado”, dijo Paul Maguire, director de ingeniería del personal regulador de la PUC, en el testimonio presentado.

En su orden, la PUC rechazó el sistema de almacenamiento de energía en baterías porque no proporcionaría una solución completa a la falta de despliegue de los dos proyectos solares a tiempo para sustituir la generación de carbón de Valmy.

La orden afirmaba que sería “prematuro y poco razonable” aprobar el proyecto BESS de Valmy.

La comisión declaró que quiere más información sobre el futuro de la central de Valmy antes de reglamentar futuros proyectos para la central. Le ha pedido a NV Energy que presente un plan en el que se esboce una “solución completa” para el retiro del carbón de la central de Valmy y una actualización de los proyectos solares de Hot Pot y Iron Point.

Nannini dijo que la empresa “seguirá evaluando todas las opciones para garantizar el retiro oportuno de la planta de carbón de Valmy que ofrecerá una solución para satisfacer las necesidades energéticas de nuestros clientes del norte de Nevada”.

LO ÚLTIMO
 
Multan a cadena de pizzerías de LV, acusada de emplear ilegalmente a niños

El Departamento de Trabajo dijo que el franquiciado – Bryz Guyz Inc. en Henderson – debe pagar más de 270 mil dólares en multas civiles después de violar las regulaciones federales en 10 pizzerías en Las Vegas y Henderson.