61°F
weather icon Mostly Cloudy

La ciudad de Las Vegas pierde otro caso de Badlands

La ciudad de Las Vegas perdió otro caso en la disputa legal de años con el posible promotor del extinto campo de golf Badlands.

El miércoles, un juez del Tribunal de Distrito reglamentó que la ciudad se apropió indebidamente de 17 acres que había aprobado previamente para cientos de condominios de lujo, según documentos judiciales.

La abogada Elizabeth Ghanem, que representa a 180 Land Company LLC, filial de EHB Cos, no quiso establecer una estimación de la cantidad que probablemente tendría que pagar la ciudad, pero le dijo al Review-Journal el jueves que podría ser de más de 50 millones de dólares.

A diferencia de lo que ocurre con el dominio eminente -en el que el gobierno puede embargar legalmente terrenos privados para uso público, pero a un precio justo-, dijo que la ciudad condenó el antiguo campo de golf no comprándolo, sino simplemente negando los esfuerzos para desarrollar la propiedad.

Las acciones de la ciudad fueron “mucho más atroces”, dijo Ghanem.

“Afortunadamente”, dijo, los promotores -dirigidos por el director ejecutivo de EHB, Yohan Lowie- tuvieron los “medios, la fortaleza y la capacidad” para defenderse.

No está claro cuánto puede tener que pagar la ciudad al promotor en este caso, aunque el total podría alcanzar los 100 millones de dólares o más. En 2021, la ciudad fue condenada a pagar 34 millones de dólares al promotor tras perder un caso distinto por motivos similares. La ciudad está apelando ese veredicto. En agosto se colapsó un intento de resolver todos los litigios de Badlands -cuatro pleitos en total que cubren la totalidad de la propiedad de 250 acres- por 64 millones de dólares, al parecer porque la ciudad introdujo cambios de última hora en el acuerdo propuesto.

Una victoria para los dueños

“Esta es una victoria para todos los propietarios privados, porque permitir que el gobierno se apropie de tu terreno por razones equivocadas… es algo contra lo que hay que luchar”, dijo Ghanem en una entrevista telefónica.

Tras la sentencia del miércoles, Vickie DeHart, socia de EHB, dijo que el litigio nunca debió haber llegado a este punto.

“Estamos contentos con la sentencia, pero en primer lugar no debimos haber estado aquí”, escribió en un comunicado. “Se trata de una lucha de siete años por unos derechos que siempre hemos tenido”.

Como hace con todas las cuestiones relativas a los litigios, la ciudad declinó hacer comentarios.

Pero en una declaración, la concejala de Las Vegas Victoria Seaman, que ha sido partidaria de llegar a un acuerdo con los promotores, llamó a las negociaciones.

“He presionado repetidamente para resolver el litigio de Badlands y detener esta locura”, escribió. “Ahora, con una tercera sentencia en contra de la ciudad de Las Vegas y una tercera decisión desfavorable del juez, espero que otros miembros del Ayuntamiento se enfrenten a este asunto y vuelvan a la mesa para encontrar una solución”.

Una larga historia

La disputa entre la ciudad y los promotores surgió después de que 180 Land Company comprara en 2015 un terreno de 250 acres con la intención de desarrollar proyectos de viviendas.

Los residentes del exclusivo vecindario de Queensridge, que rodea el antiguo campo de golf, se manifestaron rápidamente en contra de la propuesta de desarrollo, señalando que temían la alta densidad y la pérdida de valor de la propiedad.

La ciudad había concedido permisos para el terreno, pero los planes de construcción se estancaron en el Ayuntamiento sobre si la zonificación permitía el desarrollo de viviendas.

El exconcejal Steve Seroka hizo campaña contra la autorización de la urbanización y desbancó al exconcejal Bob Beers, antes de que el propio Seroka dimitiera en 2019 en medio de un intento de destitución. Beers, que ha sido crítico con los esfuerzos de litigación de la ciudad y ha apoyado el derecho del promotor a solicitar la construcción, se postula de nuevo al concejo este año, aunque desde el Distrito 4 y no desde el Distrito 2.

Ghanem dijo que el terreno de 17 acres “vale mucho más” que los 35 acres de ese pleito.

En total, tres sentencias distintas han ido en contra de la ciudad en el caso.

Lowie dijo en diciembre que los funcionarios municipales habían tratado de llegar a un acuerdo en los pleitos, y habían invitado a la empresa a presentar solicitudes para construir en el terreno, ofreciendo descuentos en las tasas con la advertencia de que se cumplieran ciertas condiciones, que incluían la celebración de una reunión pública para cada proyecto previsto.

Otro juez del Tribunal de Distrito reglamentó en julio que el rechazo de la ciudad a los planes de desarrollo de una parcela de 65 acres era ilegal en virtud de la Quinta Enmienda. Al igual que en la sentencia del miércoles, la indemnización por daños y perjuicios se determinará más adelante.

Los promotores dijeron que creían que el caso estaba llegando a su fin, y el asunto estaba en la agenda del Ayuntamiento para su aprobación antes de que las conversaciones colapsaran en agosto. “Estábamos seguros de que se estaba llegando a una resolución”, dijo Lowie en aquel momento.

Lowie dijo que ningún acuerdo podría hacer que la empresa volviera a ser completa, porque la economía está ahora en un lugar muy diferente al que tenía cuando empezó a intentar desarrollar el terreno. “No pudieron salir de su camino. Esta es la ciudad que nunca pierde una oportunidad de perder una oportunidad”, dijo.

Ghanem lo comparó con los juegos de azar, en los que los funcionarios de la ciudad doblan la apuesta mientras juegan con el dinero de los contribuyentes.

“Tienen la obligación de resolverlo”, dijo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Avi Kwa Ame será el próximo monumento nacional de Nevada, promete Biden

Avi Kwa Ame de Nevada, que significa “Montaña Espiritual” (Spirit Mountain) en Mojave, se convertirá en un monumento nacional, según anunció el presidente Joe Biden el miércoles en su Cumbre de Naciones Tribales en la Casa Blanca.

Facturas de servicios públicos aumentará en todo Nevada el 2023

Los clientes de residenciales unifamiliares en el sur de Nevada verán aumentar sus costos promedio para el gas y la electricidad en un combinado de 26 dólares al mes a partir de enero.