86°F
weather icon Clear

Empresas y consumidores de cannabis de Nevada podrían ver reducidos sus costos

Los negocios y los consumidores de cannabis de Nevada probablemente podrían disfrutar de menores costos bajo una propuesta federal para reclasificar la marihuana como una droga menos peligrosa, según expertos en cannabis del estado.

La Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos se moverá para cambiar la marihuana de la Lista I - una categoría reservada para las drogas sin uso médico aceptado - a la Lista III, una categoría de medicamentos con usos médicos reconocidos y un menor potencial de dependencia y abuso, según un reporte del martes por The Associated Press.

Sin embargo, el cambio no legalizaría el cannabis a nivel federal.

La probable reclasificación, que debe pasar primero por un largo proceso de reglamentación federal antes de convertirse en una regla final, es un “gran negocio” para la industria, dijo la directora ejecutiva de la Asociación de Cannabis de Nevada, Layke Martin.

El mayor impacto de la reprogramación vendría en forma de desgravación fiscal.

Actualmente, las empresas estatales de cannabis pagan una tarifa impositiva de aproximadamente el 80 por ciento debido a un código fiscal federal específico. La reprogramación haría que esa estipulación dejara de aplicarse a esos negocios, lo que podría tener un impacto económico “enorme” en las empresas cannábicas, según Martin.

“A largo plazo, también repercutirá en los precios de los productos”, dijo Martin. “Un menor costo del negocio se traduce en precios más bajos para el cannabis”.

Según Riana Durrett, directora del Instituto de Política Cannábica de la Universidad de Nevada en Las Vegas, ese cambio podría salvar “muchas” de las empresas locales de cannabis.

La reprogramación, sin embargo, probablemente no tendrá otros efectos aparte del aumento de la rentabilidad para las empresas, dijo Durrett, quien también se desempeña como vicepresidente de la Junta de Cumplimiento de Cannabis (CCB).

Y el estado probablemente no verá ningún cambio operativo inmediato, en parte porque el cannabis seguirá siendo una sustancia controlada a nivel federal, dijo Martin.

En febrero, un subcomité estatal centrado en el estudio de los posibles efectos de la reprogramación federal en la industria del cannabis de Nevada concluyó en un reporte que la medida no haría cambios significativos en la forma en que el cannabis se regula en Nevada, ya que seguiría siendo clasificado como una sustancia controlada, de acuerdo con la CCB.

La presidenta de la CCB, Adriana Guzmán Fralick, y el director ejecutivo, James Humm, dijeron en un comunicado el miércoles que la agencia está monitoreando los posibles cambios de la DEA.

“La Junta y la agencia están preparadas para trabajar con la industria y la Legislatura para navegar cualquier cambio de política que pueda impactar el mercado estatal. La CCB continuará asegurando la regulación en la concesión de licencias y en las operaciones para proteger la salud y la seguridad públicas”, dijeron Guzmán Fralick y Humm en el comunicado.

El cambio en la política federal puede no significar mucho para el consumidor cotidiano de cannabis, pero es un paso en la dirección correcta, dijo Martin.

“Creo que lo que esto significa es que nos estamos moviendo en la dirección correcta con respecto a la visión del gobierno federal sobre el cannabis”, dijo Martin. “Todo esto es un cambio incremental, pero sigue siendo un cambio que es un paso en la dirección correcta”.

La medida de la DEA sigue a una recomendación del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos de reclasificar la marihuana y después de que el presidente Joe Biden pidiera al departamento y al fiscal general Merrick Garland que evaluaran cómo se clasifica la droga.

LO ÚLTIMO