91°F
weather icon Cloudy

Emprendedores de LV: Las empanadas que llevaron al éxito a una pareja hispana

Actualizado July 2, 2024 - 10:04 am

Gabriella Collantes, oriunda de Ecuador, y su esposo Emiliano Bernasconi, nacido en Argentina, se conocieron en un contexto tan común como inspirador: trabajando en el área de servicio en Las Vegas. Su encuentro fue el primer paso en una travesía que los llevaría a crear Empanada Factory, un restaurante en Spring Valley Ranch especializado en empanadas que se ha convertido en un éxito en la vibrante ciudad.

Todo comenzó en 2020 con pequeños encargos que recibían de amigos y conocidos, quienes quedaban fascinados con el sabor auténtico de las empanadas que Collantes y Bernasconi preparaban con esmero. “Fue una corazonada sin duda encontrar el nicho para nuestro emprendimiento y adaptarlo a otras culturas, también veíamos la necesidad que nosotros como clientes podíamos pensar, ha sido mucho trabajo a mucho pulmón, el alejarse de la familia tiene que hacer que valga la pena” dijo Collantes.

Muy pronto, el gusto de sus clientes los hizo crecer de manera exponencial. Ella abogada de profesión graduada en su país, siempre ha sido una apasionada de los negocios y del marketing, y él con determinación y pasión por su cocina, la pareja decidió llevar su negocio al siguiente nivel. Comenzaron participando en bazares y eventos locales, donde las empanadas de “Empanada Factory” se convirtieron en el centro de atención, ganándose el corazón de los que probaban cada bocado del aperitivo tradicional de latinoamérica.

“Llevamos en EE.UU. 8 años”, dijo Collantes. “Mi esposo es el chef de las empanadas argentinas y yo me encargo de la publicidad y administración. Empezamos trabajando en la industria del servicio y turismo acá en la ciudad y tuvimos esta idea y luego comenzamos a ir a pequeños farmers market poco a poco, cada vez vendíamos más hasta lograr tener nuestro food truck”, dijo.

Con visión y valentía, decidieron invertir en un camión de comida, mejor conocido en inglés como un “food truck”, llevando sus empanadas a diferentes puntos de la ciudad y ganando una base de clientes aún más amplia. Su dedicación y calidad se convirtieron en su mejor carta de presentación.

“La venta ambulante te hace sentir que la gente como clientes es muy receptiva aquí en Las Vegas; sin embargo creemos que las regulaciones son muy estrictas pero que es algo necesario, porque el objetivo es cuidar la salud del consumidor. No obstante tanto como ciudadanos y dueños de un small business observamos que hay muchísimos puestos ambulantes que no cumplen las reglas, no tienen permisos y evidentemente no cumplen con las normas de salubridad en lo absoluto”, dijo Collantes.

“Nos gustaría que sea una regla pareja con la que se mide a todos ya que esto hace más difícil las cosas para los que si tratamos de cumplir con todas las reglas al tener tantos permisos, licencias e impuestos que pagar. Nosotros en su momento sin tener mucha experiencia hemos conseguidos todos los permisos y hemos tenido siempre respuesta oportuna de parte de los organismos regulatorios, son parte del proceso para seguir con el enfoque de tu negocio” agregó.

Finalmente, el sueño se materializó cuando abrieron las puertas de su propio restaurante. Con un ambiente acogedor y un menú repleto de variedades de empanadas hechas a base de harina de trigo, y sus rellenos que son una mezcla creativa de sabores como la empanada “Hawaiian adobo” con trozos de piña, o la “Truffle Mushroom” con ese sabor único del hongo trufado, las originales “breakfast” y “bacon cheeseburger” con estilo norteamericano en forma de empanada, o la curry chicken con un relleno al estilo thai, así como una variedad de más de 10 sabores de estas increíbles empanadas gourmet horneadas.

Su negocio se ha convertido en un punto de referencia gastronómico en Las Vegas. La fusión de sabores auténticos de Ecuador y Argentina, combinada con la historia de esfuerzo y perseverancia de la pareja, ha hecho que su restaurante sea un éxito rotundo.

Dicen que como inmigrantes hay muchos retos, pero también mucha satisfacción. “Esto del poder materializar los sueños, que ni lo pensábamos, pasar de vender empanadas el primer día entre amigos, superando las barreras, la diferencia cultural entre nosotros y en la comunidad, en un país nuevo, y ahora poder llegar un día y mirar todo lo que hemos logrado, ha sido la confirmación de lo que siempre se hace con empeño se puede lograr”, dijo Collantes.

Para esta pareja de emprendedores latinos ya con la experiencia que los ha llevado al lugar tiene la suficiente experiencia para poder aconsejar a los nuevos emprendedores y concluyen que lo mejor es, “escuchar la corazonada, más que los ruidos de afuera. Generalmente la gente tiene miedo, pero si uno ve la posibilidad de que pueda funcionar y cree en lo que hace vale la pena intentar; con trabajo duro, constancia y dedicación se puede” afirmó Collantes.

Hoy en día, Empanada Factory no solo es un lugar donde se disfrutan deliciosas empanadas, sino también un símbolo de cómo el trabajo arduo y la pasión pueden convertir un sueño en realidad. Collantes y Bernasconi son un ejemplo de emprendimiento y dedicación que inspira a muchos a seguir adelante con sus propios proyectos, recordándonos que el sabor del éxito sabe aún mejor cuando se ha luchado por él.

Empanada Factory está ubicado en 9320 West Flamingo Rd. Suite 2 y pueden ver todo su trabajo en su cuenta de Instagram @empanada.factorylv.

LO ÚLTIMO
Cómo financió Steve Wynn el primer megaresort de Las Vegas

El Mirage, que cerrará sus puertas el 17 de julio, reajustó los estándares de la industria en cuanto a la forma de hacer realidad los conceptos de casinos de ensueño.