49°F
weather icon Clear

El Lago Mead recibe ligero aumento, pero se avecinan tiempos más secos

ActualizadoSeptember 16, 2022 - 10:45 am

Después de descender más de 27 pies desde el comienzo del año, el Lago Mead se recuperó un poco en parte gracias a la temporada de monzones de agosto.

Pero frente a la megasequía que se ha apoderado del suroeste durante más de dos décadas, el pequeño aumento es una gota en la cubeta de agua más grande del país. Esto se debe a que los monzones de finales de verano, incluso en años húmedos, contribuyen mucho menos al suministro de agua de la región que el importantísimo deshielo de primavera en las montañas rocosas occidentales.

“En comparación con el tamaño de los embalses, la contribución de las lluvias es relativamente pequeña. Esta temporada de monzones no supondrá ningún cambio significativo en la tendencia a largo plazo de descenso de los niveles de agua del Lago Mead”, afirmó Sajjad Ahmad, director del departamento de ingeniería civil y medioambiental de la UNLV.

Ahmad señaló que hay varios factores que han contribuido a ese aumento, como las precipitaciones en la cuenca superior del río Colorado, la reducción de la evaporación gracias a una humedad relativamente mayor y el menor uso de agua en Arizona y California debido a que las lluvias han reducido la necesidad de regar. También señaló los datos que muestran que en agosto se liberó más agua aguas abajo del Lago Powell al Lago Mead que la liberada en julio.

Superar las proyecciones

En total, el Lago Mead aumentó más de tres pies en agosto hasta alcanzar los 1,044.28 pies de altura, según los datos de la Oficina de Recuperación. Eso es alrededor de 2.5 pies más alto que lo que la oficina había proyectado en su más reciente proyección de dos años. En el valle de Las Vegas llovió en agosto unas 0.61 pulgadas en el Aeropuerto Internacional Harry Reid, aproximadamente el doble del promedio anual de los últimos 30 años.

La Oficina de Recuperación liberó 67 mil acres-pies menos de agua de la Presa Hoover de lo que se había previsto originalmente para agosto gracias a la reducción de la demanda de agua en Arizona y California, lo que equivale a unos 0.9 pies del aumento del lago, escribió la portavoz de recuperaciones Michelle Helms en un correo electrónico. La escorrentía de la lluvia en los afluentes que eventualmente alimentan el Lago Mead contribuyó con unos 112 mil acres-pies más de agua que lo proyectado por la oficina, lo que representó unos 1.6 pies del aumento del embalse, dijo Helms.

Históricamente, el mes de agosto ha proporcionado pequeños aumentos al embalse con más frecuencia que lo que en últimas dos décadas, según los datos de la Oficina de Recuperación. Los niveles del Lago Mead aumentaron en el mes de agosto en 16 de los 23 años transcurridos. Algunos años el aumento fue de tan solo 1.4 pulgadas, mientras que en otros el nivel del lago subió hasta seis pies.

Pero esos aumentos no han servido para frenar el descenso general del embalse desde que comenzó la sequía hace dos décadas, debido a la sobreexplotación crónica y a que la cuenca del río Colorado sigue siendo cada vez más cálida y seca.

“Las lluvias de verano no suelen contribuir de forma importante a nuestro suministro de agua”, dijo la climatóloga del Estado de Nevada y profesora de la Universidad de Nevada, Steph McAfee. “La mayor parte de las precipitaciones que impulsan el caudal del río Colorado es realmente nieve de invierno”.

Se avecina un clima caluroso y seco

El mes de agosto fue un buen respiro tanto para el valle como para el Lago Mead, pero es más probable que los próximos meses traigan consigo el clima más cálido y seco al que se ha acostumbrado la cuenca del río Colorado en los últimos 20 años. Pero McAfee dijo que aún se puede esperar lo mejor.

El pronóstico de otoño de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica muestra que la mayor parte de la cuenca superior, que incluye Utah, Colorado, Wyoming y Nuevo México, se espera que sea más seca y calurosa de lo normal, con un 40 a 50 por ciento de probabilidad de precipitaciones por debajo del promedio.

El pronóstico de calor es más preocupante para McAfee. Con temperaturas más altas de lo normal, las tormentas de finales de otoño que normalmente dejarían caer la nieve que forma el manto de nieve temprano probablemente traerán lluvia en su lugar, gran parte de la cual probablemente se evaporará en lugar de añadirse al tan necesario manto de nieve.

“Me preocuparía mucho que la cuenca superior del río Colorado tuviera otro invierno muy seco”, dijo McAfee.

La superficie del Lago Mead se encuentra ahora unos 170 pies más baja que a principios del año 2000. Las proyecciones más recientes de la Oficina de Recuperación indican que el lago descenderá otros 30 pies, hasta los 1,013.7 pies, en julio de 2024. Estas proyecciones han provocado otra serie de recortes en el suministro de agua en Nevada y Arizona.

El gobierno federal le encargó a Nevada y a los otros seis estados de la cuenca del río Colorado que presenten planes para reducir aún más el uso del agua en la cuenca hasta en un 30 por ciento a partir del año próximo, además de los recortes obligatorios, pero hasta ahora esas conversaciones no han producido ningún acuerdo concreto.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.