94°F
weather icon Clear

Constructores de Las Vegas venden menos viviendas por el aumento de intereses

A nivel local, los constructores registraron 911 ventas netas -contratos de compra nuevos menos cancelaciones- en el sur de Nevada en abril, lo que supone un descenso de casi el 30 por ciento respecto a marzo, según un nuevo reporte de Home Builders Research, con sede en Las Vegas.

El recuento de ventas del mes pasado -alcanzado en medio de la normalmente ajetreada temporada de compras de primavera- fue el más bajo de 2022, dejando los totales de ventas de los constructores de este año hasta abril en un 18 por ciento menos que en el mismo cuatrimestre del año pasado, reportó la firma.

En conjunto, “esta tendencia puede continuar a medida que los intereses hipotecarios sigan aumentando”, escribió en el reporte el presidente de Home Builders Research, Andrew Smith.

Las ventas de viviendas de nueva construcción y de segunda mano en el valle de Las Vegas se han desplomado últimamente a medida que los intereses hipotecarios, que antes eran mínimos, suben y los precios de venta siguen alcanzando nuevos máximos históricos.

A nivel nacional, el índice promedio de un préstamo hipotecario a 30 años era del 5.25 por ciento la semana pasada, frente al tres por ciento del año anterior, según el gigante de la financiación hipotecaria Freddie Mac.

A nivel local, el promedio del precio de cierre de una vivienda nueva en el sur de Nevada fue un récord de 473,673 dólares en abril, un 19.7 por ciento más que un año antes, según informó Home Builders Research.

Además, el precio promedio de venta de las viviendas unifamiliares de segunda mano en el sur de Nevada fue un récord de 475 mil dólares el mes pasado, un 26.7 por ciento más, o 100 mil dólares, que en abril de 2021, según informó la asociación de agentes inmobiliarios de Las Vegas.

Impulsado en gran medida por los bajos costos de los préstamos que permitieron a los compradores estirar sus presupuestos, el mercado inmobiliario del sur de Nevada se aceleró el año pasado. Las casas se vendieron rápidamente, los compradores pagaron por encima del precio de venta, la oferta fue escasa y los precios, en rápido aumento, alcanzaron nuevos máximos históricos prácticamente todos los meses.

En general, se hizo cada vez más difícil comprar una vivienda en la zona de Las Vegas, más cara y, según algunos, cada vez más inasequible, incluso cuando el sur de Nevada registró un número récord de reventas el año pasado.

Sin embargo, el principal combustible del frenesí -el dinero barato- se ha esfumado, y el volumen de ventas ha descendido a nivel local y nacional. En todo Estados Unidos, las reventas cayeron por tercer mes consecutivo en abril, según informó recientemente la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

Lawrence Yun, economista jefe del grupo, dijo que los precios más altos y los intereses hipotecarios “marcadamente más altos” han “reducido la actividad de los compradores”.

La agente de Las Vegas Bobbie Starr Dust dijo el lunes que el mercado de la vivienda del valle se está “nivelando”, pero “ciertamente no está ni mucho menos muerto”.

Dust, agente de Berkshire Hathaway HomeServices Nevada Properties, dijo que la semana pasada puso en venta una vivienda que ya ha recibido ofertas después de estar cinco días en el mercado, en comparación con los “cinco minutos” que solía tardar en recibir varias ofertas.

La agente de Realty One Group, Judi Hirsh, dijo que Las Vegas sigue siendo un mercado de vendedores en general, dado que el inventario de viviendas sigue siendo escaso, pero que el mercado se está “suavizando” y no está experimentando la “locura” de hace unos meses.

En marzo, un cliente suyo fue uno de los 11 postores de una propiedad y tuvo que superar con creces el precio de venta, dijo. Hoy, a menos que una casa tenga un precio muy bajo, Hirsh no esperaría ver tantas ofertas por un lugar.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Circus Circus añade más máquinas tragamonedas de la vieja escuela

El Circus Circus ha ampliado su condición de único casino del Strip que sigue ofreciendo máquinas tragamonedas que funcionan con monedas, instalando máquinas de monedas de cinco dólares junto a sus máquinas de un dólar.