60°F
weather icon Clear

Cancela urbanizador chileno acuerdo de 120 mdd para construir un hotel-casino en el Strip

ActualizadoJanuary 6, 2023 - 3:28 pm

El multimillonario chileno que planeaba adquirir 10 acres donde una vez estuvo la Riviera, se retractó del acuerdo de 120 millones de dólares con la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA).

Claudio Fischer, un antiguo piloto de líneas aéreas comerciales que construyó el casino resort Monticello cerca de Santiago de Chile, el hotel-casino Park Hyatt Mendoza en Argentina y tiene propiedades inmobiliarias en Panamá, es propietario de dos aerolíneas y de la empresa de urbanización de resorts Sun Dreams.

“La venta de terrenos al urbanizador Claudio Fischer no se cerró el 15 de diciembre”, declaró Steve Hill, presidente y director ejecutivo de la LVCVA, en un comunicado enviado por correo electrónico. “Como resultado, LVCVA rescindió el acuerdo, recibió el depósito no reembolsable de siete millones de dólares y volvió a listar la propiedad”.

Una portavoz de la LVCVA dijo que la pérdida del acuerdo no afectaría a su calendario para un proyecto de renovación de dos años de 600 millones de dólares en los pabellones Norte, Central y Sur de Las Vegas Convention Center, que está previsto que comience a finales de marzo.

Hill había comunicado a la junta directiva de la LVCVA en noviembre que los ingresos de la venta se usarían para ayudar a financiar la renovación. Se espera que los detalles de la transacción fallida y sus efectos se discutan en la reunión de la junta directiva de la LVCVA del 10 de enero.

El acuerdo no se cerrará

El sitio web en español SBCNoticias informó por primera vez el lunes del fin del acuerdo.

En ese reporte, Fischer dijo que el aumento de las tasas de interés en Estados Unidos ya no permitía que su planeado resort en Las Vegas Boulevard y Elvis Presley Boulevard, frente a Resorts World Las Vegas y el sitio de construcción Fontainebleau, fuera financieramente rentable.

SBCNoticias reportó que Fischer se sintió desalentado porque la Reserva Federal aplicó siete alzas consecutivas de tasas el año pasado. Más recientemente, el banco central aumentó su tasa de interés de referencia en medio punto porcentual el mes pasado, hasta un rango objetivo de entre el 4.25 por ciento y el 4.5 por ciento.

Fischer soñaba con construir y operar un casino en Las Vegas desde que su padre lo llevó al Circus Circus cuando tenía cuatro años. La historia indicaba que Fischer no ha renunciado a intentar construir un resort en Las Vegas, y espera volver a iniciar un acuerdo en el futuro.

Fischer dijo que planeaba un hotel de 50 pisos y dos mil habitaciones, con un casino que albergara unas dos mil máquinas tragamonedas, la primera vez que se revelaban públicamente los planes para la propiedad. Habría sido uno de los hoteles más cercanos al nuevo West Hall de Convention Center.

Según los términos del acuerdo, la LVCVA seguiría teniendo acceso al terreno para estacionamiento y exposiciones al aire libre, y Fischer no tendría que iniciar la construcción de un resort hasta el 1° de enero de 2031, fecha a partir de la cual LVCVA tendría la opción de recomprar el terreno.

‘Innovador curioso’

Hill siempre ha hablado bien de Fischer.

En entrevistas en 2020, cuando se anunció por primera vez el acuerdo, Hill llamó a Fischer “un innovador curioso siempre en busca de la siguiente manera de cuidar de sus clientes y empleados.” Dijo que Fischer sería un buen vecino para Convention Center, un buen ajuste para Las Vegas y es conocido entre los ejecutivos de casinos del sur de Nevada.

A principios de 2020, Hill y el director financiero de la LVCVA, Ed Finger, volaron a Santiago de Chile para reunirse con Fischer y negociar el acuerdo de 120 millones de dólares para comprar el terreno donde una vez estuvo Riviera.

Pero en marzo de 2020, el COVID-19 golpeó la economía del sur de Nevada, cerrando los casinos durante 78 días, una cifra sin precedentes. Cuando eso ocurrió, Hill y la LVCVA tenían más de qué preocuparse que de vender bienes inmuebles y ambas partes acordaron dejar todo en pausa.

En un principio, la LVCVA adquirió los terrenos porque eran necesarios para completar la construcción del West Hall, de mil millones de dólares. El grupo necesitaba una parte del terreno para construir un estacionamiento y desplazar la estructura del edificio hacia el oeste para facilitar las entregas en el lado este. La LVCVA había planeado desde el principio vender los 10 acres de terreno frente al Strip para la posible urbanización de un resort y disponer de una fuente de financiación para su proyecto de renovación.

Nueve meses después de que el COVID empezara a golpear al mundo, Fischer volvió a hablar por teléfono con Hill para reiniciar el acuerdo sobre los terrenos. Otros diez meses después, en octubre de 2021, Hill presentó una propuesta a la junta directiva de la LVCVA para vender los terrenos por los 120 millones de dólares acordados.

Ya que la LVCVA adquirió originalmente Riviera con bonos libres de impuestos, necesitaba reinvertir los ingresos de la venta en un proyecto también financiado con bonos: la renovación. Además, Boring Co. empezó a cerrar acuerdos con resorts del Strip para construir su sistema de transporte subterráneo Vegas Loop y algunos de los túneles previstos estaban cerca del futuro proyecto de Fischer.

El cierre de la venta a Fischer tenía que producirse después del 30 de junio y, tras varias comunicaciones entre Fischer, Finger y la consejera general de la LVCVA, Caroline Bateman, el acuerdo sobre los terrenos estaba a punto de cerrarse.

Hill le comunicó a la junta directiva de la LVCVA en noviembre que esperaba que el acuerdo llegara a término el 30 de noviembre, aunque Fischer tenía hasta el 15 de diciembre para cerrar la transacción.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.