94°F
weather icon Clear

‘Apenas la libramos’: inflación exprime a habitantes y empresas de Las Vegas

Michael McCarthy, habitante de Las Vegas, solía visitar los casinos unas cinco veces al mes, pero ahora solo lo hace una vez al mes por una razón: la inflación.

“Los precios de todo han subido y se han mantenido altos”, dijo McCarthy, corredor de bolsa jubilado, después de comprar comestibles en Smith’s, en Spring Valley.

El gobierno estadounidense informó esta semana que los precios al consumo subieron un seis por ciento interanual en febrero, por debajo del 6.4 por ciento de enero y del 9.1 por ciento registrado en junio, el nivel más alto en 40 años. Los precios subyacentes, que excluyen los costos volátiles de los alimentos y la energía, subieron en febrero un 5.5 por ciento respecto a 12 meses antes, un poco menos que el 5.6 por ciento de enero. La Reserva Federal presta especial atención al índice subyacente como indicador de las presiones inflacionistas subyacentes.

Aunque la inflación ha disminuido, sigue siendo lo bastante alta como para preocupar a muchos habitantes y empresas del valle de Las Vegas. También sigue estando muy por encima del objetivo de inflación anual del dos por ciento de la Reserva Federal, lo que significa que el Banco Central podría volver a subir las tasas de interés, y que esto a su vez podría aumentar las tasas de las hipotecas, los préstamos para automóviles, las tarjetas de crédito y los préstamos a empresas.

Pero el reciente colapso de Silicon Valley Bank y Signature Bank ha puesto a la Reserva Federal en un “aprieto” a la hora de aplicar nuevas alzas de tasas para frenar la inflación, según Stephen Miller, director de investigación del Centro de Investigación Empresarial y Económica de la UNLV.

“(Las quiebras bancarias) del fin de semana han llamado realmente la atención sobre cuál será el siguiente movimiento de la Reserva Federal”. dijo Miller. “Lo averiguaremos la semana que viene”.

La Reserva Federal se reunirá el martes y el miércoles para considerar los próximos pasos, y Miller cree que su decisión se centrará en gran medida en los efectos del sistema bancario sobre la economía.

“La próxima reunión es crucial”, dijo Miller. “Lo que hagan entonces será una señal de lo que puede ocurrir en todo lo demás durante los próximos meses”.

Aumentan las ventas, pero no los beneficios

El dueño de Able Baker Brewery, Randy Rohde, dijo que la cervecería del centro de Las Vegas vio cómo las ventas generales aumentaron un 25 por ciento en 2022, pero su margen de beneficios se mantuvo más o menos igual.

“Nos las hemos arreglado para que funcione, pero apenas la libramos”, dijo Rohde.

El mayor aumento de costos ha venido de los proveedores que les suministran granos, lúpulo y dióxido de carbono.

Dave Forrest, copropietario de CraftHaus Brewery, describió 2022 como un “año plano”. Las ventas de la cervecera, con sede en Henderson, aumentaron, pero los mayores costos de suministro mermaron sus beneficios.

Forrest dijo que los precios de materias primas como el lúpulo y la malta aumentaron entre un 10 y un 20 por ciento, mientras que los costos de combustible y flete subieron entre un 30 por ciento y un 40 por ciento durante el año pasado.

“El año pasado parecía como si estuviéramos en un ring de boxeo y nos golpearan desde todas partes y en todas direcciones”, afirma Forrest. “Tuvimos aumentos prácticamente de todos los vendedores o proveedores que usamos”.

Para adaptarse, CraftHaus hizo algunos cambios, como imprimir sus propias etiquetas de cerveza en lugar de contratar a un tercero, y Forrest a menudo se encarga de recolectar varios suministros en lugar de pagar a una empresa de reparto.

En ambas cervecerías, dicen, también han tenido que aumentar ligeramente sus precios para ayudar a cubrir los mayores costos de suministro.

CraftHaus dijo que los precios de su cerveza han subido entre un tres y un seis por ciento.

Forrest dijo que aumentar sus precios no era una opción ideal, pero las presiones inflacionistas lo hicieron necesario y los aumentos anuales serán probablemente la “nueva norma”.

“(Nuestro) aumento de precios no compensa el incremento de los costos de entre un 20 y un 30 por ciento”, afirma Forrest. “No puedes subir los precios un 30 por ciento porque la gente no te va a comprar la cerveza”.

Suben los precios de los alimentos

Jeremy Miles, mayordomo del Caesars Palace, dijo que ahora paga 25 dólares por una bolsa de comida para gatos, en comparación a los 13 dólares que costaba antes de la pandemia.

“En general, la inflación ha llegado a todo”, dijo Miles a la salida de un Albertsons en Spring Valley. “No sería un problema tan grande si mi salario también hubiera seguido el ritmo, pero hace años que no me suben el sueldo”.

Bryan Wachter, vicepresidente senior de la Asociación de Minoristas de Nevada (RAN), dijo que los precios más altos de los alimentos son preocupantes y señaló el Índice de Precios al Consumidor de febrero.

Los precios de los alimentos subieron un 0.3 por ciento en febrero, el menor aumento mensual en casi dos años, aunque siguen subiendo más de un 10 por ciento con respecto a hace un año, según el Departamento de Trabajo. El precio de los huevos, que se ha disparado un 55 por ciento respecto al año anterior, bajó en realidad un 6.7 por ciento solo en febrero. Y los precios de la cerveza comprada para beber en casa aumentaron un siete por ciento interanual, mientras que la cerveza fuera de casa subió un 5.3 por ciento interanual.

“Los precios de los alimentos son uno de los principales motivos de preocupación entre los miembros de la RAN”, afirmó. “Eso limita otras áreas en las que la gente puede gastar”.

LO ÚLTIMO