92°F
weather icon Partly Cloudy

“Le disparé”. Hombre se declara culpable del asesinato de un sargento de la Highway Patrol

Un hombre de 67 años se declaró “culpable pero mentalmente enfermo” el lunes por la mañana, luego de un tiroteo tipo emboscada a principios del año pasado que dejó a un sargento de la Nevada Highway Patrol muerto.

A cambio, los fiscales del Condado White Pine retiraron la pena capital del caso.

“El agente se acercó por un lado de la carretera y yo le disparé”, le comentó el acusado John Dabritz al juez de distrito del Condado White Pine, Steve Dobrescu. “Murió”.

Con grilletes y vestido con ropa de cárcel naranja, Dabritz, que ha estado bajo custodia en el Northern Nevada Correctional Center, estuvo presente junto a sus abogados en la audiencia del lunes en Ely, que fue transmitida en vivo.

La ley estatal permite a un juez en estos casos, en los que un acusado se declara “culpable pero mentalmente enfermo” de asesinato en primer grado, imponer “un castigo menor que la muerte”.

Como parte del acuerdo de culpabilidad, se espera que los fiscales pidan al juez a finales de septiembre que condene a Dabritz a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El sargento de la Nevada Highway Patrol, Ben Jenkins, que fue emboscado y asesinado en marzo de ...
El sargento de la Nevada Highway Patrol, Ben Jenkins, que fue emboscado y asesinado en marzo de 2020 cuando se detuvo para ayudar a un conductor varado en la U.S. Highway 93, al norte de Ely. El 26 de julio de 2021, el conductor, John Dabritz, se declaró "culpable pero mentalmente enfermo" en el asesinato. (Nevada Highway Patrol)

Al retirar su declaración original de no culpabilidad por razón de demencia, Dabritz, a quien se le ha diagnosticado un trastorno bipolar de tipo uno, eliminó también la necesidad de celebrar un juicio, cuyo inicio estaba previsto para septiembre.

Dabritz está acusado de asesinato en primer grado, incendio provocado en tercer grado, hurto mayor de un vehículo de motor y hurto mayor de un arma de fuego en relación con el asesinato del sargento Ben Jenkins el 27 de marzo de 2020, al norte de Ely. Las autoridades han dicho que, tras el tiroteo, Dabritz despojó a Jenkins de su uniforme y su arma antes de huir en el vehículo patrulla del sargento, lo que provocó una persecución de varias horas.

En los días posteriores al asesinato, el Las Vegas Review-Journal se enteró de que Dabritz sufría desde hacía tiempo un trastorno bipolar y alcoholismo, y que había pasado las semanas previas al tiroteo en una búsqueda paranoica para advertir a la gente de su teoría de que el COVID-19 se estaba propagando por los sistemas de agua y alcantarillado.

Sus esfuerzos lo llevaron al hospital William Bee Ririe de Ely, en régimen de internamiento por motivos de salud mental, antes de ser trasladado el 14 de marzo al hospital Desert Parkway Behavioral Healthcare de Las Vegas. Fue dado de alta el 20 de marzo, según los registros judiciales, una semana antes de que Jenkins fuera asesinado.

“La cuestión es que lo dejaron salir, y realmente no debieron haberlo hecho”, le comentó previamente el hermano menor del acusado, Karl, al Review-Journal. “Estaba totalmente fuera de sí, si sabes lo que quiero decir”.

Desert Parkway no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

Un psiquiatra, que, por orden judicial, había tratado a Dabritz tras su detención, estuvo de acuerdo con muchas de las conclusiones del Review-Journal durante una audiencia de competencia en octubre.

En la audiencia, el doctor Steven Zuchowski testificó que Dabritz tiene una “presentación muy clásica” del trastorno bipolar de tipo uno. Los síntomas que condujeron al diagnóstico, según Zuchowski, incluyeron paranoia, irritabilidad extrema e ira “que le resultaba muy difícil de controlar y que habría sido imposible que alguien fingiera de forma sostenida”.

Las autoridades han dicho que el tiroteo se produjo justo antes del amanecer en un tramo remoto de la Autopista U.S. 93, poco después de que Jenkins se detuviera para revisar el estado de un conductor varado.

El fiscal del Condado White Pine, James Beecher, ha dicho que durante la interacción de Jenkins con el conductor “no hubo ninguna provocación expresa” antes del primer disparo.

“¡Agente disparado, agente disparado!” Jenkins gritó por su radio, según un video captado por su cámara corporal. Las imágenes de los últimos momentos del agente se mostraron públicamente por primera vez en noviembre, durante la vista preliminar del caso.

Jenkins se desplomó sobre el suelo cubierto de nieve.

“Me dispararon en el hombro derecho”, dijo Jenkins, respirando con dificultad, mientras intentaba arrastrarse hacia su vehículo patrulla. “He…”

Otra bala se disparó, según el video, y Jenkins dejó de moverse. Sería su último despacho.

Su muerte marcó la primera muerte de la Highway Patrol en el cumplimiento del deber en más de una década. En su honor, la agencia retiró el número de patrulla del sargento, H-4196, durante un servicio conmemorativo el verano pasado en Elko, la comunidad a la que sirvió durante más de 21 años.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
El calor del verano enfría las ventas de los rascacielos de lujo en Las Vegas

Los cierres de ventas de edificios de gran altura en Las Vegas establecieron un récord histórico durante los primeros seis meses de 2022, pero el mercado de condominios se ha desacelerado con las tasas de interés más altas y las preocupaciones sobre la economía.

Trump invoca la Quinta Enmienda en investigación civil de NY

Donald Trump invocó a la Quinta Enmienda y no quiso responder a preguntas bajo juramento en la larga investigación civil del fiscal general de Nueva York sobre sus negocios, dijo el expresidente en un comunicado el miércoles.

Club de striptease busca una licencia para añadir máquinas tragamonedas

Citando las pérdidas financieras relacionadas con la pandemia de COVID-19, un club de striptease de Las Vegas está buscando una licencia de juego del estado y la aprobación del condado para operar máquinas de póker de bar.

Death Valley: El antes y el después de las inundaciones visto desde el espacio – FOTOS

La entrada al lugar más caliente de la Tierra permanecerá cerrada a los autos durante al menos otra semana después de una tormenta que dejó varadas a mil personas y arrojó tierra, rocas y escombros sobre algunas de las mil millas de carreteras de la cuenca del desierto, normalmente árida.