87°F
weather icon Cloudy

Jesús Jara seguirá como superintendente del CCSD

Jesús Jara anunció el viernes por la noche que seguirá siendo superintendente del Distrito Escolar del Condado Clark.

El anuncio sigue a unas tumultuosas cinco semanas que incluyeron su despido por parte de la Junta Escolar del Condado Clark a finales de octubre y la revocación de esa decisión el mes pasado.

“Durante las últimas cinco semanas, hemos visto demasiada atención centrada en los adultos en lugar de centrarse en los 305 mil estudiantes que estamos aquí para servir”, escribió Jara en un comunicado. “Eso es inaceptable; y ahora es el momento de avanzar”.

Dijo que “regresará” a su puesto el lunes (aunque había permanecido en el trabajo más allá de la fecha de su rescisión de contrato) y planea trabajar “día y noche” para poner el foco del distrito en la seguridad de los estudiantes, la salud mental y el “aprendizaje inconcluso”.

En una declaración del Consejo Escolar el viernes, las fideicomisarias dijeron que están trabajando para lograr una mejor relación con Jara.

“Continuaremos esforzándonos por una relación más colaborativa, respetuosa y de apoyo entre la Junta y el superintendente”, decía la declaración.

La junta votó para destituir a Jara el 28 de octubre “por conveniencia”, lo que significó que las fideicomisarias no tenían que dar una razón. Después de la votación, se esperaba que permaneciera en el puesto hasta el 3 de diciembre.

Una semana más tarde, las fideicomisarias Irene Cepeda, Evelyn García Morales y Lola Brooks enviaron una carta al consejo y a la presidenta de la junta, Linda Cavazos, solicitando dos nuevos puntos del orden del día para la reunión de la junta del 18 de noviembre: rescindir el despido de Jara e investigar el posible acoso a Jara y su gabinete.

Cepeda, la vicepresidenta de la junta, proporcionó el voto decisivo que llevó a la terminación del contrato de Jara. En su anuncio de cambiar su decisión, dijo que se había visto presionada por el ambiente tóxico de la junta.

“Perdí mi propia voz tratando de encontrar un punto medio y un consenso en una junta tan dolorosamente dividida”, escribió en una declaración al Review-Journal el 6 de noviembre. “Cada vez ha salido más información preocupante sobre el proceso de despido, su permanencia en el cargo y el ambiente de trabajo”.

Cavazos dijo a última hora de la noche que le tomó desprevenida la solicitud de agenda, que según ella se filtró al Review-Journal. Dijo que normalmente se prohíbe a los fideicomisarios hablar de los temas hasta que se publica el orden del día formal.

“Tengo que decir que no me gusta ser una electora que ve a siete mujeres adultas discutir”, dijo entonces.

En una reunión que duró casi toda la noche el 18 de noviembre, la junta votó a favor de reconsiderar el cese, abriendo el camino para el regreso de Jara.

Cepeda, Brooks, Morales y Katie Williams votaron a favor de anular el despido anterior y mantener a Jara. Cavazos y las administradoras Danielle Ford y Lisa Guzmán se opusieron a la petición.

La junta también votó 5-2 (con Cavazos y Ford oponiéndose) para posponer un tema de la agenda sobre un proceso de búsqueda de superintendente interino esa noche. La mayoría de los fideicomisarios dijeron que primero querían saber si Jara planea quedarse en el trabajo. Jara no estuvo presente en la reunión y no pidió a un representante que asistiera en su nombre.

Jara le dijo al Review-Journal el día después de la reunión que todavía estaba determinando si había una manera de volver que proporcionara un ambiente de trabajo menos hostil.

“Dadas las preocupaciones que he expresado previamente, tenemos la intención de trabajar con la junta y su asesor legal para determinar si hay un camino que me permita continuar como superintendente mientras también implementa las garantías apropiadas para abordar y eliminar el acoso y el ambiente de trabajo hostil”, dijo.

Jara, que fue contratado en 2018, tiene un salario anual de 320 mil dólares. Su contrato se extiende hasta el 15 de enero de 2023.

LO ÚLTIMO