103°F
weather icon Clear

Rusia intensifica la batalla por el control del este de Ucrania

KYIV, Ucrania.- Rusia intensificó su batalla por el control del corazón industrial del este de Ucrania, intensificando los ataques a ciudades y pueblos a lo largo de un frente de cientas de millas, en lo que funcionarios de ambos bandos describieron como una nueva fase de la guerra.

Tras el fracaso de la ofensiva rusa contra la capital, el Kremlin declaró que su principal objetivo era la toma de la región oriental de Donbás. Si tiene éxito, esa ofensiva daría al presidente Vladimir Putin un trozo vital de Ucrania y una victoria muy necesaria que podría presentar al pueblo ruso en medio de las crecientes bajas de la guerra y las dificultades económicas causadas por las sanciones de Occidente.

En las últimas semanas, las fuerzas rusas que se retiraron de Kiev se han reagrupado para preparar una ofensiva total en el Donbás, donde los separatistas respaldados por Moscú llevan ocho años luchando contra las fuerzas ucranianas y han declarado dos repúblicas independientes que han sido reconocidas por Rusia.

Aunque el presidente de Ucrania y otros funcionarios dijeron que la ofensiva había comenzado, los observadores señalaron que era solo el comienzo de una nueva embestida masiva.

El ejército ucraniano dijo a primera hora del martes que una “nueva fase de la guerra” había comenzado un día antes, cuando “los ocupantes intentaron romper nuestras defensas a lo largo de casi toda la línea del frente.” El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo en una entrevista que “ahora empieza otra fase de esta operación”.

En lo que parecía ser una intensificación de los ataques, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general de división Igor Konashenkov, dijo que los misiles lanzados desde el aire destruyeron 13 emplazamientos de tropas y armas ucranianas, mientras que la fuerza aérea atacó otras 60 instalaciones militares ucranianas, incluidos depósitos de almacenamiento de ojivas de misiles. La artillería rusa alcanzó 1,260 instalaciones militares ucranianas y 1,214 concentraciones de tropas en las últimas 24 horas. Las afirmaciones no han podido ser verificadas de forma independiente.

El Pentágono calificó la campaña intensificada de “operaciones de configuración” que sientan las bases para una ofensiva más amplia en la región de Donbás, de mayoría rusa.

Estados Unidos cree que las fuerzas rusas “siguen estableciendo las condiciones para lo que creen que será un éxito final sobre el terreno, poniendo más fuerzas, poniendo más facilitadores, poniendo más capacidad de mando y control para las operaciones que están por venir”, dijo el lunes el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby.

Los ataques comenzaron ese día a lo largo de un frente en forma de bumerán que se extiende más de 300 millas (480 kilómetros) desde el noreste de Ucrania hasta el sureste del país.

Rusia dijo que había atacado varias zonas con misiles, incluida la ciudad nororiental de Kharkiv, así como zonas alrededor de Zaporizhzhia y Dnipro, al oeste del Donbás. Cinco civiles murieron en un bombardeo sobre Kharkiv, declaró el martes el gobernador Oleh Synyehubov.

Las tropas de Moscú tomaron control de una ciudad del Donbás el lunes, según el gobernador de Luhansk, Serhiy Haidai. El avance en Kreminna ubica a los rusos un pequeño paso más cerca de su aparente objetivo de rodear a las tropas ucranianas en la región, avanzando sobre ellas desde el norte y el sur y apretándolas contra el territorio en poder de las tropas de Moscú al este.

Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, dijo que la fila defensiva se había mantenido en otros lugares.

La toma de Kreminna también acerca a los rusos a la ciudad de Slovyansk, cuya pérdida a manos de los separatistas respaldados por Rusia representó un humillante revés para Moscú en las primeras fases del conflicto separatista en 2014.

La clave de la campaña para tomar el este es la captura de Mariupol, una ciudad portuaria de la región que los rusos han asediado desde los primeros días de la guerra.

Los bombardeos han continuado allí y Rusia lanzó el martes un nuevo ultimátum a las tropas ucranianas atrincheradas allí para que se rindan, diciendo que los que salgan “mantendrán sus vidas”. Los ucranianos han ignorado anteriores ofertas de este tipo.

Asegurar Mariupol liberaría a las tropas rusas para que se desplacen a otros lugares del Donbás, privaría a Ucrania de un puerto vital y completaría un puente terrestre entre Rusia y la península de Crimea, arrebatada a Ucrania desde 2014.

Denys Prokopenko, comandante del Regimiento Azov de la Guardia Nacional ucraniana que vigila el último foco de resistencia ucraniano conocido en Mariupol, dijo en un mensaje de video que Rusia había empezado a lanzar bombas rompebúnkeres sobre la planta siderúrgica de Azovstal, donde el regimiento estaba resistiendo.

Se cree que también hay civiles refugiados en la planta, que ocupa un territorio de unos 11 kilómetros cuadrados (más de cuatro millas cuadradas).

El lunes, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, dijo en un video que una “parte significativa de todo el ejército ruso” está ahora concentrada en la batalla por el Donbás.

“No importa cuántas tropas rusas sean conducidas allí, lucharemos”, prometió Zelenskyy. “Nos defenderemos”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Al menos mil muertos en Afganistán por el terremoto más mortífero en décadas

Un poderoso terremoto sacudió una región escarpada y montañosa del este de Afganistán en la madrugada del miércoles, matando al menos a mil personas e hiriendo a otras 1,500 en el sismo más mortífero del país en dos décadas.

Reino Unido refuerza su apoyo a Ucrania con sistema de misiles de alta tecnología

El gobierno británico declaró el lunes que los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple que está ofreciendo a Ucrania darán “un impulso significativo en capacidad” a los esfuerzos del país para resistir la invasión de Rusia, que se cernió sobre las conmemoraciones del Día D en el norte de Francia.

Rusia podría quedarse en Ucrania tras 100 días de guerra

Cuando Vladimir Putin envió tropas a Ucrania a finales de febrero, el presidente ruso prometió que sus fuerzas no ocuparían el país vecino. Pero a medida que la invasión llegaba a su centésimo día el viernes, parecía cada vez más improbable que Rusia renunciara al territorio que ha tomado en la guerra.

Reino Unido promete misiles a Ucrania; nuevo embajador de EE.UU. en Kiev

Gran Bretaña se comprometió el jueves a enviar sofisticados sistemas de cohetes de mediano alcance a Ucrania, uniéndose a Estados Unidos y Alemania en el equipamiento de la nación asediada con armas avanzadas para derribar aviones y artillería.

Biden dice que Estados Unidos enviará sistemas de cohetes de medio alcance a Ucrania

El gobierno de Biden dice que enviará a Ucrania un pequeño número de sistemas de cohetes de alta tecnología y medio alcance, un arma crítica que los líderes ucranianos han estado rogando mientras luchan por detener el avance ruso en la región de Donbás.

UE prohíbe la mayoría de las importaciones de petróleo de Rusia

En el esfuerzo más importante realizado hasta ahora para castigar a Rusia por su guerra en Ucrania, la Unión Europea acordó prohibir la inmensa mayoría de las importaciones de petróleo ruso tras unas tensas negociaciones que pusieron de manifiesto las grietas de la unidad europea.

Mientras la guerra de Ucrania empeora, el mundo quiere encontrar una forma de sacar cereales

Rusia presionó el jueves para que Occidente levante las sanciones impuestas a causa de su guerra en Ucrania, alegando sin pruebas que las medidas punitivas están impidiendo que millones de toneladas de grano y otros productos agrícolas salgan de los puertos ucranianos, exacerbando una crisis alimentaria mundial.

El Papa saluda al patriarca ruso en medio de las críticas por su “postura ingenua”

El Papa Francisco envió un saludo protocolario al jefe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, asegurándole oraciones en la fiesta de su patrón y destacando el valor de la vida humana y la sabiduría, mientras el Vaticano insiste en mantener relaciones cordiales en medio de la guerra en Ucrania.