100°F
weather icon Clear

Retirada rusa revela la destrucción mientras Ucrania ruega por ayuda

CHERNIHIV, Ucrania – Las tropas rusas dejaron atrás edificios aplastados, calles llenas de autos destruidos y residentes que necesitan desesperadamente alimentos y otras ayudas en una ciudad del norte de Ucrania, lo que alimentó los llamados de Kiev el jueves para obtener más apoyo de Occidente para ayudar a detener la ofensiva de Moscú antes de que se vuelva a centrar en el este del país.

Decenas de personas hacían fila para recibir alimentos, pañales y medicinas en una escuela destrozada que ahora sirve de punto de distribución de ayuda en Chernihiv, que las fuerzas rusas han asediado durante semanas como parte de su intento de avanzar hacia la capital. En la pizarra de un aula se leía con tiza: “Miércoles 23 de febrero – trabajo en clase”. Rusia invadió al día siguiente.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania volvió a suplicar el jueves “armas, armas y armas” a la OTAN, y la alianza occidental accedió, espoleada por las atrocidades reveladas tras la reciente retirada rusa de las zonas próximas a la capital de Ucrania.

Funcionarios ucranianos dijeron que se habían encontrado cientos de cadáveres de civiles, muchos de ellos tirados en la calle, en ciudades de los alrededores de Kiev. Los periodistas de Associated Press vieron docenas en el suburbio de Bucha, algunos quemados, otros aparentemente fusilados a corta distancia o con las manos atadas.

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, se conmocionó al hablar de los horrores de la ciudad, y le dijo a los periodistas en Bruselas el jueves que no podían entender “lo que se siente después de ver imágenes de Bucha, de hablar con personas que escaparon, de saber que la persona que conoces fue violada cuatro días seguidos”.

Los líderes ucranianos y varios occidentales han culpado de las masacres a las tropas de Moscú, y el semanario Der Spiegel reportó el jueves que la agencia de inteligencia extranjera de Alemania había interceptado mensajes de radio entre soldados rusos en los que se hablaba de las matanzas de civiles en la ciudad. Rusia falsamente afirma que las escenas de Bucha fueron montadas.

La invasión rusa de hace seis semanas no consiguió tomar rápidamente la capital de Ucrania ni lograr lo que, según los países occidentales, era el objetivo inicial del presidente Vladimir Putin de derrocar al gobierno ucraniano. A raíz de ese fracaso y de las graves pérdidas, Rusia cambió su enfoque hacia el Donbás, una región industrial mayoritariamente rusófona del este de Ucrania.

Antes de esa nueva ofensiva, las fuerzas rusas se están retirando de varias zonas del norte de Ucrania y se están trasladando a Bielorrusia o a Rusia para reagruparse. No está claro cuánto tiempo tardarán en replegarse, y los funcionarios ucranianos han instado a la población del país a que se marche antes de que se intensifiquen los combates. El Ministerio de Defensa británico ya dijo el jueves que Rusia estaba atacando con artillería y ataques aéreos la “fila de control” entre las zonas controladas por Ucrania y las que están en manos de los rebeldes respaldados por Rusia en el Donbás.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, dijo que funcionarios ucranianos y rusos acordaron establecer el jueves rutas de evacuación de civiles de varias zonas del Donbás. Pero más tarde, el jefe del sistema ferroviario nacional de Ucrania dijo que los bombardeos rusos bloqueaban la evacuación de los residentes de algunas zonas del este. Oleksandr Kamyshin dijo por Telegram que los bombardeos bloquearon la única fila de ferrocarril que Ucrania controla y que conduce desde dos ciudades de la región de Donetsk del Donbás.

“La situación en el Donbás se está calentando y entendemos que abril será bastante caluroso, por lo que aquellos que tengan la oportunidad de marcharse -mujeres, niños, ancianos- deben permanecer en un lugar seguro”, dijo Borys Filatov, alcalde de Dnipro, ciudad ubicada justo al oeste del Donbás, en una reunión informativa.

Incluso cuando Ucrania se preparaba para una nueva fase de la guerra, la retirada de Rusia supuso un cierto alivio para Chernihiv, que se encuentra cerca de la frontera norte de Ucrania con Bielorrusia y que estuvo aislada durante semanas. Las tropas que se marcharon dejaron atrás edificios destrozados y residentes traumatizados, que treparon por los escombros y pasaron junto a los autos destruidos por los combates.

Vladimir Tarasovets, un residente, describió las noches durante el asedio en las que vio la ciudad en llamas y escuchó el sonido de los bombardeos.

“Fue muy difícil, muy difícil. Todas las noches había incendios, daba miedo ver la ciudad. Por la noche, cuando oscurecía, no había luz, ni agua, ni gas, ni ningún servicio”, dijo. “¿Cómo la pasamos? No tengo palabras para describir cómo nos las arreglamos”.

Muchos han abandonado la ciudad, algunos uniéndose a los más de cuatro millones de refugiados que han huido de Ucrania desde que empezó la guerra. Tatiana Nesterenko, que se dirigió a Medyka, en Polonia, dijo que pasó 40 días escondida en su sótano.

“Nuestra casa fue destruida por un ataque aéreo”, dijo. “No hubo ayuda, ni voluntarios para nosotros. Apagamos el fuego nosotros mismos”.

La repulsión por la invasión de Ucrania se volvió más fuerte durante la semana pasada, cuando las imágenes revelaron lo que algunos líderes occidentales llamaron crímenes de guerra en las zonas alrededor de la capital que las fuerzas rusas habían mantenido. Las revelaciones de Bucha han llevado a las naciones occidentales a intensificar las sanciones, incluida una medida estadounidense para sancionar a las dos hijas adultas de Putin y endurecer las penas contra bancos rusos.

Gran Bretaña prohibió las inversiones en Rusia y se comprometió a poner fin a su dependencia del carbón y el petróleo rusos para finales de año, mientras que se espera que la Unión Europea imponga un embargo al carbón ruso. Por su parte, la Asamblea General de la ONU votó el jueves a favor de suspender a Rusia del principal organismo de derechos humanos de la organización mundial por las acusaciones.

Der Spiegel reportó que algunos mensajes de radio sobre el asesinato de civiles podrían estar relacionados con las imágenes de los cadáveres encontrados en Bucha. El medio reportó que la agencia de inteligencia alemana BND informó a los legisladores sobre estos datos el miércoles.

En un mensaje de radio, un soldado ruso supuestamente informa a otro de cómo él y otros mataron a tiros a una persona que iba en bicicleta. En otro mensaje, un locutor relata supuestamente cómo los militares rusos interrogaron a soldados enemigos antes de matarlos.

El Tribunal Penal Internacional abrió una investigación sobre posibles crímenes de guerra en Ucrania antes de que los sombríos descubrimientos cerca de Kiev alimentaran llamados más urgentes para que los autores de las atrocidades contra los civiles fueran llevados ante la justicia.

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, acusó a las fuerzas rusas de retirar los cadáveres en un intento de encubrir los crímenes de guerra en las zonas que aún están bajo su control, “temiendo que se repita la ira mundial por lo que se vio en Bucha”.

“Esto es solo un intento de ocultar las pruebas y nada más”, dijo en un discurso por video el miércoles por la noche.

De la noche a la mañana, Rusia mantuvo su bombardeo sobre varias ciudades, atacando sitios de almacenamiento de combustible en los alrededores de Mykolaiv, Zaporizhzhia, Kharkiv y Chuguev, usando misiles de crucero disparados desde barcos en el Mar Negro.

Mientras tanto, un buque naval ucraniano se incendió en circunstancias poco claras en la ciudad portuaria asediada de Mariupol, según muestran las fotos de satélite analizadas el jueves por The Associated Press. Las imágenes de Planet Labs PBC parecen mostrar al buque de mando ucraniano Donbas ardiendo en el puerto del Mar de Azov el miércoles por la tarde, mientras un edificio cercano también ardía.

Mariupol ha sufrido algunas de las mayores privaciones de la guerra, y el alcalde dijo el miércoles que más de cinco mil civiles han muerto allí, incluidos 210 niños. Los funcionarios de defensa británicos calculan que 160 mil personas siguen atrapadas en la ciudad, que tenía una población de 430 mil habitantes antes de la guerra.

Las fuerzas rusas están luchando calle por calle para capturar la ciudad; hacerlo le permitiría asegurar un corredor terrestre hacia la península de Crimea, que Moscú arrebató a Ucrania en 2014.

Desde que comenzó la guerra, Rusia y Ucrania han mantenido conversaciones, tanto por video como en persona, pero no han encontrado un terreno común para poner fin a los combates.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acusó el jueves a Ucrania de dar marcha atrás en las propuestas que había hecho sobre Crimea y el estatus militar de Ucrania. Lavrov acusó a Washington y a sus aliados de presionar a Ucrania para que siga luchando, pero dijo que Rusia tenía la intención de continuar las conversaciones.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
En Ucrania y a nivel internacional, el escenario se oscurece para Rusia

Europa presionó el lunes para agudizar y ampliar su respuesta a la invasión rusa de Ucrania, con Suecia dispuesta a seguir a Finlandia en la búsqueda de la adhesión a la OTAN y los funcionarios de la Unión Europea trabajando para rescatar las sanciones propuestas que apuntarían a las exportaciones de petróleo ruso que ayudan al Kremlin a financiar su guerra.

Rusia asume pérdidas en fallido cruce de río, según autoridades

Rusia perdió un número significativo de tropas e importantes equipos cuando las fuerzas ucranianas frustraron su intento de cruzar un río en el este, dijeron el viernes funcionarios británicos, otra señal de la lucha de Moscú por conseguir victorias decisivas y salvar una guerra que se les ha desviado.

Socorristas preparan camillas y juguetes para los evacuados de Mariupol

Trabajadores humanitarios prepararon el martes comida caliente, sillas de ruedas y juguetes para los civiles que se dirigen lentamente hacia una relativa seguridad desde los restos pulverizados de una planta siderúrgica en la ciudad de Mariupol, asediada durante meses por las fuerzas rusas.

Ucrania denuncia el ataque a Kiev en medio de un nuevo esfuerzo de rescate de Mariupol

El líder ucraniano acusó a Rusia de intentar humillar a las Naciones Unidas haciendo llover misiles sobre Kiev durante una visita del secretario general António Guterres, un ataque que hizo añicos la tímida vuelta a la normalidad de la capital mientras el foco de la guerra se desplazaba hacia el este.

Ucrania dice que la ofensiva rusa en el este cobra fuerza

Ucrania dijo el jueves que la ofensiva rusa en el este del país cobró impulso, y que varias ciudades fueron objeto de intensos ataques mientras las fuerzas de Moscú intentaban rodear a las tropas ucranianas.

Rusia suspende el suministro de gas a dos países de la UE

Rusia abrió el miércoles un nuevo frente en su guerra en Ucrania, cortando a los miembros de la OTAN, Polonia y Bulgaria, de su gas, una dramática intensificación en el conflicto que se está convirtiendo cada vez más en una batalla más amplia con Occidente.

Rusia golpea el este de Ucrania mientras Occidente promete a Kiev nuevas armas

Rusia golpeó el martes el este de Ucrania mientras el secretario de Defensa de Estados Unidos prometía “seguir moviendo cielo y tierra” para conseguirle a Kiev las armas que necesita para repeler la nueva ofensiva.