87°F
weather icon Cloudy

Hospitales del sur de Nevada enfrentan “crisis de personal” por aumento de COVID-19

Los hospitales del sur de Nevada y de algunas zonas rurales del estado se enfrentan a una crisis de personal a medida que aumentan las hospitalizaciones relacionadas con el COVID-19, al tiempo que un gran número de trabajadores de la salud se enferman y faltan al trabajo, declaró el miércoles la Asociación de Hospitales de Nevada.

“Nevada está experimentando un aumento abrupto de las hospitalizaciones por COVID-19, predominantemente en la región sur después de las fiestas”, dijo el grupo comercial en su actualización semanal sobre las condiciones en los hospitales del estado relacionadas con la enfermedad. “La gente está acudiendo en masa a los servicios de urgencias de los hospitales en busca de pruebas de COVID-19, lo que agrava el problema de personal”.

La situación, resultado de una oleada de la enfermedad alimentada por la variante ómicron que está golpeando el estado y el Condado Clark en particular, es peor en las partes sur y rural del estado, dijo la Asociación de Hospitales, explicando por qué cambió el nivel de preocupación sobre el personal en esas áreas al nivel “crisis”, la categoría más severa en su sistema de clasificación de cinco niveles.

“En el sur, los casos de COVID-19 han aumentado considerablemente en los últimos siete días, y un número significativo de empleados de los hospitales están dando positivo en las pruebas de la enfermedad”, dice el comunicado. “Los hospitales no están desbordados por la oleada de COVID-19, sino que están faltos de personal, ya que empleados de todos los ámbitos informan que están enfermos y no pueden trabajar”.

La Asociación también señaló que el gran número de personas que se presentan en los hospitales en busca de pruebas de COVID-19 está contribuyendo al problema, como informó por primera vez el Review-Journal y El Tiempo el lunes. Los hospitales han pedido a la gente que no lo haga –una petición reiterada por el Distrito de Salud del Sur de Nevada el miércoles–, pero las largas filas en la mayoría de los centros de pruebas han llevado a los nevadenses a acudir a cualquier lugar donde puedan encontrar una prueba disponible.

El distrito subrayó que la designación de “crisis” “no significa que los pacientes con lesiones o enfermedades críticas o que pongan en peligro su vida sean rechazados de los hospitales”. Pero dijo que los pacientes con “dolencias menores o no amenazantes… pueden anticipar tiempos de espera excesivos, dificultades para ser trasladados a un hospital específico o para ser admitidos en el servicio de urgencias, y tiempos de espera más largos para las ambulancias”.

El Estado supera los 500 mil casos

La advertencia se produjo cuando Nevada superó el miércoles los 500 mil casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos del estado reportó 2,779 nuevos casos de coronavirus y 20 muertes durante el día anterior, lo que eleva el total a 502,392 casos y 8,488 muertes.

Casi el 16 por ciento de la población de Nevada, estimada en 3.14 millones de personas, ha enfermado por el nuevo coronavirus, que se detectó por primera vez a finales de 2019 en Wuhan, China.

Los nuevos casos de COVID-19 estuvieron muy por encima del promedio móvil de dos semanas (que aumentó en 196 casos por día), hasta los 2,092. El promedio móvil de 14 días de muertes diarias aumentó de cuatro a cinco.

La tasa de positividad de las pruebas de 14 días del estado, que registra el porcentaje de personas sometidas a pruebas que resultan estar infectadas con COVID-19, aumentó en 2.7 puntos porcentuales hasta el 18.5 por ciento, ahora muy por encima del pico del verano y menos de dos puntos porcentuales por debajo del máximo del 20.4 por ciento, registrado recientemente el 14 de enero.

El número de personas hospitalizadas con casos confirmados o sospechosos de COVID-19 en el estado aumentó en 119, hasta 1,184.

La mayoría de los indicadores estatales de la enfermedad –las muertes como excepción– llevan semanas aumentando rápidamente, y los funcionarios de salud pública creen que seguirán subiendo al menos hasta finales de enero.

El condado suma más de dos mil casos

El Condado Clark, por su parte, reportó 2,270 nuevos casos de coronavirus y 13 muertes durante el día anterior.

Las cifras actualizadas publicadas por el Distrito de Salud del Sur de Nevada elevaron los totales del condado a 381,724 casos y 6,512 muertes.

El promedio móvil de 14 días de nuevos casos en el condado aumentó a 1,866 desde los 1,695 del martes, según los datos estatales. El promedio móvil de dos semanas de muertes diarias, por su parte, pasó de tres a cuatro.

Al igual que las métricas estatales, el condado experimentó un salto significativo en la tasa de positividad de las pruebas de 14 días, que aumentó 3.1 puntos porcentuales hasta el 20.8 por ciento. La tasa, que registra el porcentaje de personas sometidas a pruebas de COVID-19 que resultan positivas, significa que más de uno de cada cinco nevadenses sometidos a pruebas en las últimas dos semanas resultaron infectados.

El número de personas hospitalizadas con casos confirmados o sospechosos de COVID-19 en los hospitales del condado aumentó en 168, hasta 1,058.

Las agencias de salud del estado y del condado suelen redistribuir los datos diarios después de su notificación para reflejar mejor la fecha de la muerte o del inicio de los síntomas, por lo que las líneas de tendencia del promedio móvil suelen diferir de los reportes diarios y se consideran mejores indicadores de la dirección del brote.

Otra métrica a largo plazo para el condado ofrece una visión diferente del nivel sin precedentes de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus en los últimos días.

Se espera un par de meses difíciles

La tasa de casos del condado por cada 100 mil personas, medida según el promedio de siete días preferido por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, aumentó a 792.78 el miércoles por la tarde. Esto es casi el doble de la tasa de 400.84 casos registrada el martes y más de ocho veces superior a los niveles de principios de noviembre, cuando la tasa cayó brevemente por debajo de 100.

Kevin Dick, funcionario del distrito de salud del Condado Washoe, declaró en una reunión informativa el miércoles que el aumento no muestra signos de desaceleración todavía.

“Creo que van a ser un par de meses difíciles los que tenemos por delante, y creo que la gente realmente debería tratar de encerrarse en este momento”, dijo, y agregó que espera que las métricas clave de COVID-19 superen las observadas durante el aumento de invierno de 2020-21.

A partir del reporte del miércoles, los datos estatales mostraron que el 54.67 por ciento de los nevadenses de cinco años o más estaban completamente vacunados, en comparación con el 53.99 por ciento en el Condado Clark.

LO ÚLTIMO