60°F
weather icon Clear

Hombre disparado por policías asesinó a tres, incluyendo a un niño

Un hombre al que dispararon oficiales el martes sostuvo un arma en la cabeza de un niño de 12 años dentro de un auto estacionado después de dispararle a dos mujeres y a una joven de 16 años, de acuerdo con los nuevos detalles publicados el miércoles por la noche por el Departamento de Policía de Henderson.

Los oficiales fueron convocados a las 11 a.m. a The Douglas at Stonelake Apartments, en 1445 Stonelake Cove Ave., después de que un residente reportó haber escuchado disparos. Los oficiales encontraron dos mujeres, de 33 y 39 años de edad, asesinadas por balazos y una joven de 16 años herida por una bala, informó la policía en un comunicado.

La policía encontró al pistolero, Jason Bourne, de 38 años, dentro de un coche cercano con un niño de 12 años que tenía como rehén, mencionó la policía.

“Mientras los agentes intentaban dialogar con el sospechoso, éste le apuntó su arma a la cabeza del niño, lo que dio lugar a un tiroteo en el que intervino un agente”, dijo la policía.

El muchacho y Bourne murieron en el lugar de los hechos.

La joven de 16 años fue llevada a un hospital y se encontraba en condiciones estables.

“La investigación preliminar reveló que el sospechoso disparó varias veces dentro del vehículo, y la información adicional sugiere que el sospechoso residía en el apartamento arriba de los fallecidos”, dijo la policía.

Una iglesia de Utah identificó a tres de las personas que fueron disparadas como Diana Hawatmeh y sus hijos Joseph y Yasmeen. La familia es parte de la Iglesia Católica de San Juan Bautista en Draper.

Sacan a niño de coche

El vecino Justin Mickanen, de 27 años, le informó al Review-Journal el miércoles que observó los eventos que rodearon el tiroteo, que ocurrió en el estacionamiento del complejo, desde la ventana de su primer piso. Vio a la policía rodear un coche con un hombre dentro, y después de que sonaran los disparos, la policía sacó “lo que pareció un niño” del coche.

Mickanen dijo que la conmoción comenzó poco después de las 11 a.m., cuando escuchó las sirenas de la policía, miró por su ventana y vio a una mujer angustiada afuera hablando en español. La única palabra que pudo entender fue “niños”.

Observó cómo la policía registraba el estacionamiento, y unos minutos más tarde, un grupo de oficiales se reunieron en un Cadillac Escalade negro cerca de su apartamento.

Agregó que las luces de freno del vehículo estaban encendidas, y pudo ver a un hombre sentado en el asiento del conductor.

“Escucho a los oficiales gritar órdenes fuertes al coche; no sé lo que decían porque mis ventanas estaban cerradas”, añadió Mickanen.

Mencionó que el conductor estaba “apuntando con su mano derecha hacia el asiento del pasajero”. Mickanen temía que la situación se convirtiera en un “tiroteo”, así que se agachó para cubrirse en su cocina.

Entonces sonaron los disparos.

Mickanen volvió a su ventana después del tiroteo y vio a la policía luchando por entrar en el asiento del pasajero delantero del vehículo. Sacaron al niño del coche y empezaron a hacer la reanimación cardiopulmonar.

La policía terminó sacando al niño del coche y lo tiró al suelo “a menos de 15 pies” de la ventana del dormitorio de Mickanen, dijo. Múltiples oficiales estaban “en pánico” e intentaban atender al niño, pero finalmente se detuvieron.

Los vecinos del miércoles, incluyendo a Mickanen y Parisa Afghani, dijeron que no sabían si el hombre había abierto fuego antes que la policía.

“(La policía) dijo, ‘Saca al niño’ después de que ya habían disparado” al coche, le comentó Afghani al Review-Journal, describiendo el tiroteo desde el balcón de otro edificio.

Mickanen mencionó que la policía también sacó al hombre del auto y trató de darle RCP hasta que “se dieron cuenta de que estaba muerto, y dejaron el cuerpo allí”.

Apartamento irrumpido

Los oficiales comenzaron a apuntar con armas a un apartamento sobre la casa de Mickanen en el primer piso. Los vehículos de SWAT llegaron unos 15 minutos después, y Mickanen dijo que podía sentir lo que creía que eran granadas de luz cuando los oficiales irrumpieron en otro apartamento. Después de que la policía entró en el apartamento, Mickanen dijo que no escuchó nada “activo”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.

Gotas oftálmicas retiradas del mercado tras infecciones en Nevada y otros estados

Las autoridades de salud de Estados Unidos dijeron el jueves que una empresa está retirando del mercado sus gotas oftálmicas de venta libre que han sido vinculadas a un brote de infecciones bacterianas resistentes a los medicamentos.