73°F
weather icon Clear

Fallece Geoff Emerick, ingeniero de grabación de los Beatles a los 72 años.

LONDRES – Geoff Emerick, quien trabajó como ingeniero de grabación para los Beatles durante muchos años y desempeñó un papel importante en la creación de “Revolver”, “Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band” y otros álbumes, ha muerto. Tenía 72 años.

Abbey Road Studios confirmó la muerte el miércoles y se comprometió a garantizar que el legado de Emerick viva en el estudio donde se grabaron muchos clásicos de los Beatles.

El colega William Zabaleta le dijo a Variety que Emerick murió el martes mientras hablaban por teléfono. Informó que el ingeniero había sufrido problemas cardíacos en los últimos años.

Giles Martin, hijo del productor de los Beatles, George Martin, reportó que Emerick era “uno de los mejores e innovadores ingenieros que han agraciado un estudio de grabación”.

Agregó que Emerick “ayudó a crear” la mejor música jamás grabada.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Director de prisión del NDOC renuncia tras fuga de asesino

El director del Departamento de Correccionales de Nevada, Charles Daniels, renunció a partir del viernes, una semana después de que un asesino se fugara de la cárcel y fuera encontrado en Las Vegas, según el gobernador Steve Sisolak.

La inmigración vuelve a ser un tema político al acercarse las elecciones

Los agentes estadounidenses han arrestado este año la cifra récord de dos millones de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México, y un millón han entrado legalmente para solicitar asilo, lo que ha convertido la política de inmigración y la aplicación de la ley en un punto de tensión política antes de las elecciones de mitad de mandato.

La ciudad de Las Vegas pierde otro caso de Badlands

La ciudad de Las Vegas perdió otro caso en la disputa legal de años con el posible promotor del extinto campo de golf Badlands.

Ian inunda Florida; 2.7 millones de personas sin electricidad – COBERTURA EN VIVO

El huracán Ian destruyó una sección transversal de Florida, atrapando a la gente en casas inundadas, obligando a los pacientes de los hogares de ancianos y hospitales, aislando a una popular isla barrera y destruyendo un muelle histórico. Casi 2.7 millones de personas se quedaron sin electricidad mientras llovía y las aguas subían.