67°F
weather icon Clear

Extiende Sisolak la moratoria de desalojo residencial de Nevada

Con Nevada enfrentando una potencial crisis de desalojo, el gobernador Steve Sisolak anunció el lunes que la moratoria de desalojo del estado se extenderá 45 días más.

La razón de la extensión es permitir que los condados paguen asistencia de alquiler a corto plazo a los propietarios, dar a los tribunales más tiempo para implementar un nuevo programa de mediación que fue aprobado por la Legislatura en agosto, desarrollar opciones de presentación electrónica y dar al estado más tiempo para reducir el atraso de las solicitudes de desempleo, declaró Sisolak en una conferencia de prensa el lunes por la noche.

“Permitiremos más tiempo para que estos programas se implementen completamente y daremos asistencia a aquellos que más lo necesitan durante este difícil momento”, subrayó Sisolak.

La medida llegó un día antes de que la moratoria expirara, y es la segunda vez que el gobernador ha extendido la fecha de expiración. Pero Sisolak señaló que “no podemos continuar con esta moratoria para siempre”.

Se proyecta que 249 mil 700 personas en el Condado Clark estén en riesgo de desalojo si se permitiera reanudar los procedimientos legales el martes, según un informe del Guinn Center, un grupo de investigación de Las Vegas, y el COVID-19 Eviction Defense Project en Denver.

Sisolak detuvo los desalojos residenciales basados en la falta de pago de renta el 29 de marzo (en las primeras semanas de la pandemia de COVID-19) para proteger a los nevadenses afectados por problemas financieros en medio del colapso económico causado por el virus.

Emitió una nueva directiva en junio que pedía el levantamiento gradual de la moratoria, con los desalojos residenciales reanudados el 1º de septiembre. Más de 25 mil personas han preguntado por el programa, que probablemente utilizará todos los fondos actuales del programa, anunció la oficina de tesorería del estado a mediados de agosto.

El gobernador declaró el lunes que también pondrán 10 millones de dólares adicionales en dinero de la Ley CARES para el programa de asistencia de alquiler que se destinará a pagar directamente a los propietarios de los inquilinos elegibles, lo que se suma a los 60 millones de dólares que los gobiernos estatales y locales ya han asignado.

La extensión y los fondos adicionales deberían ayudar a algunos inquilinos, pero es probable que el estado siga viendo una oleada de desalojos cuando se levante la moratoria, advirtió el lunes Nancy Brune, directora ejecutiva del Guinn Center.

Los 70 millones de dólares que el estado ha destinado al programa de asistencia para el alquiler están muy por debajo de lo que se necesita para abordar realmente el problema, comentó Brune. El Guinn Center estima que el estado necesitaría hasta 260 millones de dólares para esos pagos a finales de año, y la Coalición Nacional de Vivienda de Bajos Ingresos estima que el estado podría necesitar entre 845 millones y 1.2 mil millones de dólares en asistencia de emergencia para rentas para mantener a las familias en sus hogares desde mayo de este año hasta junio de 2021.

Se necesita más tiempo

Durante una sesión legislativa especial en agosto, los legisladores aprobaron el Senate Bill 1, que permite a los tribunales establecer un programa para suspender los procedimientos de desalojo durante un máximo de 30 días a favor de la resolución alternativa de conflictos entre propietarios e inquilinos, pero ese programa aún no está listo, agregó Sisolak.

“Me decepciona que el tribunal no haya podido poner en marcha el programa de mediación más rápido”, señaló Sisolak.

Para acelerar el proceso, la directiva de Sisolak eliminará el periodo de espera de 60 días requerido para que se adopten los reglamentos. Eso significa que una vez que las regulaciones para el programa sean redactadas, podrán ser adoptadas en una reunión pública poco después. El gobernador añadió que espera que eso se haga a finales de septiembre.

“Es crítico que los inquilinos y los propietarios continúen trabajando juntos para llegar a resoluciones”, mencionó.

Solicitudes de desempleo

La extensión también dará a Nevada más tiempo en su continua batalla para reducir el atraso de las demandas de seguro de desempleo en el estado más afectado por la pérdida de empleos durante el cierre económico del COVID-19.

“No queremos que los nevadenses sean desalojados mientras esperan una determinación de su caso”, argumentó Sisolak.

Chris Bishop, presidente de la asociación comercial Nevada Realtors, mencionó en una declaración que el grupo estaba “decepcionado” por la prórroga de Sisolak, ya que supondrá una carga para los propietarios que dependen de esos pagos de alquiler como sus ingresos, y lo criticó por esperar hasta el día antes de que la moratoria expirara antes de anunciarla.

“Muchos de estos propietarios son jubilados, personas que viven con ingresos fijos y propietarios de casas de mamá y papá que poseen una o dos y dependen de estos ingresos de rentas para mantenerse a sí mismos y a sus familias. Muchos de ellos no tendrán ahora ningún recurso o manera de cubrir sus propios gastos”, apuntó Bishop.

Sisolak y los miembros de su oficina trabajaron con las agencias y otros interesados durante el fin de semana y hasta el lunes por la mañana en un intento de evitar la extensión.

“Desafortunadamente, no llegamos a eso”, señaló.

Sisolak comenta que confía en que 45 días serán suficientes para que las diversas agencias y entidades se aseguren de que esos programas estén en marcha.

LO ÚLTIMO