83°F
weather icon Clear

Estos adultos mayores habían encontrado un hogar hasta que las rentas subieron

Brenda Abrams, una antigua delegada sindical a la que le gusta la historia, vive sola en un desordenado pero decorativo apartamento-estudio en el centro de Las Vegas, con un periquito y una mezcla de terrier chihuahua que le hacen compañía.

Abrams, de 69 años, dice que sufrió un par de derrames cerebrales antes de mudarse a la vivienda para mayores hace más de dos años y que se las arregla con unos ingresos fijos, como hacen muchos adultos mayores. Sin embargo, más importante que vivir como alguien “rica y famosa” es que pueda permitirse un lugar donde vivir.

Los Desert Plaza Apartments parecían al menos proporcionarle esa comodidad.

Pero después de que el complejo de viviendas multifamiliares se vendiera por 6.6 millones de dólares en mayo, el nuevo propietario dejó de operar el lugar como apartamentos para adultos mayores y aumentó las rentas drásticamente, dicen los inquilinos. Esto dejó a los residentes con problemas de liquidez luchando para decidir su próximo movimiento, al menos uno en curso de colisión con el desalojo, y otros sin otra opción que buscar otro lugar para vivir.

“Algunos ni se despidieron”, dijo Abrams. “Supongo que no tuvieron la oportunidad de hacerlo”.

A medida que los costos de la vivienda aumentan en todo el valle de Las Vegas, la situación a la que se enfrentan Abrams y sus vecinos sirve como un recordatorio de que no hay protección contra aumentos significativos de la renta para la mayoría de los inquilinos en un estado donde la vivienda asequible puede ser difícil de encontrar.

En este caso, los inquilinos son todos adultos mayores. Pero en general, los inquilinos de todos los grupos demográficos de la región están preocupados por los fuertes aumentos.

“No pasa un día sin que alguien llame y diga: ‘El casero nos quiere aumentar la renta en tanto’”, dijo el abogado Ryan McConnell, del Centro de Ayuda Legal del Sur de Nevada. “’¿Pueden hacer esto? ¿Qué puedo hacer al respecto?”

En entrevistas con el Las Vegas Review-Journal, seis inquilinos actuales y antiguos de los Desert Plaza Apartments dijeron que se sorprendieron cuando se les presentaron las renovaciones de los contratos de renta que aumentaron sus rentas entre un 40 por ciento y más del 50 por ciento.

Abrams había estado pagando 530 dólares de renta básica hasta agosto de 2020, cuando terminó su primer contrato de 12 meses, según una declaración de mudanza, un costo que dijo que era manejable con casi 1,100 dólares de Seguro Social cada mes y con su hijo aportando para la comida. En octubre, el costo subió a 749 dólares, sin incluir los gastos de alcantarillado, agua y basura. Si vuelve a subir considerablemente, como espera que ocurra cuando su actual contrato de renta de seis meses expire el 31 de marzo, Abrams dice que se verá obligada a mudarse.

“Pueden subirnos la renta”, dijo. “Pagaremos la renta, pero que sea asequible, algo que no nos rompa cada mes”.

Sin límites para la mayoría de las propiedades

En Nevada, la normativa de estabilización de rentas está vigente para las “viviendas asequibles” en el sentido técnico del término, es decir, para las propiedades que se construyeron o rehabilitaron con subvenciones del gobierno.

Por lo demás, no existe ningún límite para el aumento de la renta por parte de un propietario privado con la debida antelación. Según McConnell, que se dedica a los asuntos relacionados con los propietarios e inquilinos, una persona que se vea en apuros para renovar un contrato de arrendamiento que de repente requiera gran parte o la totalidad de sus ingresos puede intentar negociar el costo con el propietario. La posibilidad de llegar a un acuerdo, sobre todo con los inquilinos de larga duración que pagan siempre a tiempo, “no es desesperada”, dijo.

Pero tres inquilinos, entre ellos Abrams, dijeron que sus esfuerzos por negociar cayeron en saco roto.

Los Desert Plaza Apartments no están vinculados a ninguna subvención, según los funcionarios estatales y municipales. En otras palabras, el complejo parece haber sido una vivienda asequible de forma natural, un término que simplemente describe las propiedades residenciales que son asequibles sin mandatos.

Las Vegas no tiene una categoría de licencia comercial para viviendas para adultos mayores, según el portavoz de la ciudad, Jace Radke. Por lo tanto, el levantamiento de las restricciones de edad, siempre y cuando no se trate de subvenciones del gobierno, parecería ser un movimiento informal que no es rastreado por la ciudad. Los inquilinos dicen que ya han visto a vecinos más jóvenes mudarse.

La empresa Integrated Property Management, con sede en Seattle, que según los registros de propiedad del Condado Clark compró los Desert Plaza Apartments la pasada primavera, no respondió a los múltiples mensajes en los que se pedía que se explicaran las razones de los aumentos a la renta o los planes para el complejo, ubicado en Maryland Parkway entre las avenidas Carson y Bridger.

Las notificaciones de renovación de renta a los inquilinos han seguido usando el membrete de “Desert Plaza Senior Apartments” incluso después de la venta, según las copias proporcionadas por los residentes. El lenguaje de las notificaciones sugiere que las nuevas rentas se ajustan al mercado actual.

“Todo esto parte del hecho de que (el nuevo propietario) tiene todo el derecho a hacer lo que quiera. Todos lo reconocemos”, dijo Richard Campos, inquilino desde hace tiempo. “Pero tiene que haber algún tipo de compasión, de empatía por la gente. Él sabe lo que compró”.

‘No es el momento de ser codiciosos’

Los legisladores estatales abordaron las protecciones a los inquilinos en 2019 cuando fracasó un proyecto de ley que habría permitido a los gobiernos locales considerar medidas de control de la renta, entre otras tácticas, para aumentar el parque de viviendas asequibles del estado, que es más escaso en Nevada que en cualquier otro estado de Estados Unidos.

“Estamos literalmente a la cabeza”, dijo Christine Hess, directora ejecutiva de la Coalición de la Vivienda de Nevada, quien señaló que solo hay unas 20 unidades asequibles disponibles por cada 100 hogares con ingresos extremadamente bajos que las buscan. Preservar la cartera existente sigue siendo un reto añadido, dijo.

Los temores sobre el aumento de las rentas se reavivaron públicamente durante una reunión de la Comisión del Condado Clark en septiembre, cuando el comisionado William McCurdy expresó su frustración por un boletín de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Nevada enviado en agosto. Uno de los artículos se titulaba “Raise the Roof: No Rent Caps in Nevada” y ofrecía una visión legal sobre los aumentos a la renta para los propietarios y caseros.

Los legisladores del condado fueron presentados durante la reunión del 21 de septiembre con información sobre la crisis de asequibilidad que se apodera del sur de Nevada: La renta típica en el área metropolitana de Las Vegas era de 1,591 dólares, un 20 por ciento más que en febrero de 2020, según el administrador de servicios humanos del condado, Tim Burch. Los beneficiarios del Seguro Social, sin embargo, solo habían visto aumentos del 1.6 y 1.3 por ciento en 2020 y 2021, respectivamente. McCurdy usó la ocasión para lanzar un fuerte mensaje al sector.

“No es el momento de ser codiciosos”, dijo. “Este es el momento de mostrar un poco de compasión y averiguar cómo vamos a mantener a la gente alojada antes de que realmente tengamos una crisis en nuestras manos mucho más de lo que tenemos ahora”.

La directora general de Nevada Realtors, Teresa McKee, dijo en una entrevista que aunque el título “probablemente no fue bien pensado”, el artículo del boletín enfatizaba a los propietarios su responsabilidad de identificar el equilibrio entre el aumento de las rentas y su alineación con los costos de la zona y también sopesar eso con la rotación de inquilinos y las vacantes a largo plazo.

“Hacemos todo lo posible, y hemos hecho todo lo posible durante toda esta pandemia para alentar a los administradores de propiedades a trabajar con sus inquilinos y reconocer las dificultades en las que se encuentran los inquilinos, y conocer las consecuencias de aumentar las rentas, que pueden no ser más dinero en bolsillos (de los administradores de propiedades), en última instancia”, dijo.

En una entrevista reciente, McCurdy dijo que los aumentos a la renta a los que se enfrentan los residentes de Desert Plaza Apartments, aunque están en los límites de la ciudad y fuera del ámbito de la comisión, eran “precisamente” el tipo de dilema que le preocupaba.

“Estamos en una situación muy difícil entre el aumento del costo de las rentas y muchas de nuestras unidades multifamiliares, complejos que están ocupados en su mayoría por adultos mayores”, dijo. “Ahora mismo, la tendencia va en la dirección equivocada. Se está volviendo más inasequible. Se está volviendo más depredador”.

“Demasiado vieja para estar en la calle”

Esther Stokes, de 74 años, vive en los Desert Plaza Apartments desde 2004 y se ha enfrentado a dificultades inimaginables: Su pareja de toda la vida, Serge Fournier, de 74 años, murió tras ser empujado de un autobús parado hace tres años en el centro de Las Vegas, en un enfrentamiento que tuvo mucha repercusión.

Ahora Stokes, que recibe 900 dólares al mes en prestaciones del Seguro Social para cubrir una renta de 600 dólares, dijo que se enfrenta a un aumento inviable de la renta a 925 dólares cuando su contrato de renta de una habitación expire en mayo.

“Soy demasiado vieja para estar en la calle preocupada por dónde me voy a calentar y cómo”, dijo. “No sé lo que voy a hacer, pero mi actitud es que Dios abrirá un camino”.

Campos, de 72 años, que estaba acostumbrado a los aumentos de la renta durante dos décadas en el complejo, dijo que había pagado 615 dólares en agosto de 2020, pero lamentó que tendrá que cargar con un pago de 925 dólares a partir de este mes. Inna Brez, de 61 años, que emigró a Estados Unidos desde Ucrania huyendo de la guerra en 1990, vio cómo su renta de una habitación se disparaba de forma similar, pasando de 630 dólares en agosto de 2020 a 799 dólares un año después. Volverá a subir a 925 dólares después de febrero, según una copia de la notificación de renovación de su contrato de renta, y Brez dijo que no puede permitírselo, ya que absorbería la mayor parte de su cheque de discapacidad de unos 1,100 dólares.

Al no poder pagar la renta, y no tener éxito en la negociación de los costos, Brez dijo que planea no firmar el contrato y enfrentar el desalojo.

“¿Qué está pasando con el gobierno y por qué deja que el propietario suba la renta como en 200 dólares?”, dijo desde la casa que comparte con un gato llamado “Shorty” que rescató hace más de una década cuando vivía en la Ciudad de Nueva York. “Entiendo el dos por ciento, entiendo el cuatro por ciento. Es normal. No 200 dólares, y el propietario sabía que esta es una comunidad de adultos mayores”.

Para empeorar las cosas, dicen los inquilinos, se les ofrecen exclusivamente contratos de seis meses, lo que aviva el temor de que los aumentos de renta se produzcan con más frecuencia, dejando poco tiempo o capacidad de ahorro para mudarse.

Preocupaciones por el calor en el viejo complejo

Susy Vásquez, directora ejecutiva de la Asociación de Apartamentos del Estado de Nevada, dijo que las inversiones realizadas para renovar los complejos más antiguos pueden ser un factor que contribuya a aumentar las rentas. Los Desert Plaza Apartments se construyeron en 1949, según los registros de propiedad del condado, aunque no estaba claro si los aumentos a la renta estaban ligados a cualquier mejora prevista.

Sin embargo, los inquilinos afirman que los apartamentos vacíos han sido remodelados, mientras que los problemas en las unidades ocupadas siguen sin resolverse.

“Si tengo que entregar todo mi cheque por la renta, tiene que ser mejor que esto”, dijo Stokes.

Los inquilinos se quejaron de sistemas de calefacción anticuados que o bien estaban averiados, eran ineficaces o su costo de funcionamiento era excesivo, y de problemas con cucarachas y la lentitud del mantenimiento. Muchos usan calefactores comprados personalmente para calentarse, un recurso potencialmente precario subrayado por el incendio de un apartamento en la Ciudad de Nueva York el 9 de enero, causado por un calefactor que funcionó mal, el cual mató a 17 personas. Brez, que está luchando contra un cáncer de mama en fase 4, dijo que su apartamento ha bajado hasta 40 grados en las horas previas al amanecer.

La empresa de gestión de la propiedad del edificio, Advanced Management Group, que fue contratada tras la venta, no respondió a las múltiples preguntas para discutir las quejas de los inquilinos sobre la renta y la calefacción.

McConnell dijo que los residentes pueden notificar por escrito al propietario si un servicio esencial, como la calefacción o el aire acondicionado, no funciona, y por ley el propietario tiene 48 horas para iniciar el proceso para solucionar el problema. Para los servicios no esenciales, como una tubería que gotea o una mosquitera rota, el plazo es de 14 días.

El inquilino puede obtener un remedio en otro lugar y deducir el costo de la renta si el propietario no responde de manera oportuna, agregó McConnell. Los inquilinos dijeron que han presentado reportes con la oficina de apartamentos, pero que los problemas persisten.

Los registros de la ciudad muestran que hubo una queja rápidamente resuelta con respecto a una infestación de cucarachas en una unidad en 2019 y otra sobre la falta de aire acondicionado el año anterior, un caso que se cerró después de que la ciudad no pudo comunicarse con el denunciante. El complejo no pasó una inspección de incendios en 2018 por necesitar añadir o reemplazar alarmas de humo y luego pasó una revisión posterior. Pero, por lo demás, los registros no indican problemas generales.

La concejal Olivia Díaz, que representa el distrito donde se encuentra el complejo, no pudo ser contactada para hacer comentarios sobre este reportaje.

“No hay respuestas fáciles”

McCurdy dijo que el condado estaba trabajando en un programa para subvencionar los costos de los aumentos a la renta para adultos mayores. La iniciativa, que, según dijo, tiene la intención de ampliarse a otros grupos demográficos de edad más avanzada, sería independiente de su programa que ha repartido hasta ahora unos 200 millones de dólares en asistencias federales para pagar rentas y servicios públicos de miles de residentes.

Sin embargo, los subsidios gubernamentales suelen ser insostenibles.

Funcionarios del sector de la vivienda dijeron que la evidencia ha demostrado que el control de la renta es ineficaz para mejorar la asequibilidad. Vásquez dijo que este tipo de medidas, que se han adoptado en un puñado de estados como Nueva York y California, han demostrado repeler a los inversores y serían perjudiciales para jurisdicciones de rápido crecimiento como Las Vegas. Aun así, el auge demográfico de la ciudad ha contribuido a aumentar los costos, que incluso han afectado en menor medida al programa federal de vivienda de la Sección 8, dijo.

Vásquez, cuya organización representa a más del 60 por ciento de los propietarios de viviendas de renta del valle, dijo que era necesario que hubiera más viviendas para satisfacer mejor la demanda. McKee estuvo de acuerdo.

“Ahora, no hay respuestas fáciles, por supuesto”, dijo McKee. “Si hubiera una respuesta fácil, todos la habríamos descubierto”.

Hess reconoció que el aumento del inventario podría formar parte de una solución amplia. Pero dijo que el problema requiere una estrategia innovadora que incluya, entre otras cosas, una política de uso del suelo, que atraiga al mercado privado mediante incentivos para construir más viviendas realmente asequibles y que destine los fondos de recuperación de la pandemia COVID-19 a la vivienda asequible.

“Va a ser necesario un ejército de nevadenses que diga ‘no, no nos van expulsar de nuestras comunidades’”, dijo Quentin Savwoir, subdirector de Make It Work Nevada, un grupo activista progresista que, según dijo, se centra en los derechos de los inquilinos.

Savwoir dijo que a medida que la ciudad se vuelve más cara, la gente se ve empujada a salir más lejos de los recursos. Dijo que los legisladores estatales necesitan dar autoridad a los gobiernos locales para regular las rentas, aunque señaló que el impulso para el control local ha disminuido en gran medida desde 2019.

Durante la sesión legislativa del año pasado, cuando los desalojos sumarios acapararon gran parte de la atención en materia de vivienda, los legisladores estatales ampliaron a 60 días el aviso de 45 días que requieren los propietarios para alertar a los inquilinos de mes a mes de un aumento de la renta, según McConnell.

Futuro interrumpido

Mientras tanto, los adultos mayores de Desert Plaza Apartments, que dicen vivir entre otras 80 unidades, se enfrentan a un futuro desconocido y a una inminente pérdida de comunidad. Para Robert Strom, esa pérdida ya se siente.

Cuando Strom, de 70 años, se mudó hace casi una década después de jubilarse, dijo que pensaba que sería su último destino, un sentimiento que también expresaron los actuales inquilinos.

Pero entonces le dijeron que su renta pasaría de unos 610 a 925 dólares en un nuevo contrato, lo que parecía una petición difícil para alguien que vive con un cheque de Seguridad Social de menos de 1,200 dólares al mes. Así que se mudó del complejo, que describió como muy unido y tranquilo.

“Para nosotros no son apartamentos, son nuestros hogares”, dijo. “Estos eran los últimos lugares donde íbamos a vivir”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Titus lucha contra demócratas y republicanos tras redistribución del Distrito 1

Los demócratas de Nevada en el recién trazado Distrito 1 del Congreso podrán elegir entre dos candidatas progresistas en la papeleta, la representante Dina Titus, decana de la delegación federal del estado en Washington, y la activista liberal Amy Vilela.

En Ucrania y a nivel internacional, el escenario se oscurece para Rusia

Europa presionó el lunes para agudizar y ampliar su respuesta a la invasión rusa de Ucrania, con Suecia dispuesta a seguir a Finlandia en la búsqueda de la adhesión a la OTAN y los funcionarios de la Unión Europea trabajando para rescatar las sanciones propuestas que apuntarían a las exportaciones de petróleo ruso que ayudan al Kremlin a financiar su guerra.

Atacante de Buffalo buscó lugar con alta población de afroamericanos

BUFFALO, Nueva York.- El joven que mató a tiros a 10 personas en un supermercado de Buffalo había estudiado la composición demográfica de la zona y quería atacar un lugar donde haya alta concurrencia de personas afroamericanas, y llegó al lugar por lo menos un día antes para hacer reconocimiento del local, informaron autoridades el domingo.

Rusia asume pérdidas en fallido cruce de río, según autoridades

Rusia perdió un número significativo de tropas e importantes equipos cuando las fuerzas ucranianas frustraron su intento de cruzar un río en el este, dijeron el viernes funcionarios británicos, otra señal de la lucha de Moscú por conseguir victorias decisivas y salvar una guerra que se les ha desviado.