67°F
weather icon Clear

Encienden brevemente el nuevo dosel de Freemot Street

El jueves por la noche, Fremont Street Experience ofreció un breve vistazo de su nuevo dosel Viva Vision de 32 millones de dólares, la pantalla de vídeo más grande del mundo, antes de su lanzamiento oficial en la víspera de Año Nuevo.

Los funcionarios accionaron el interruptor y encendieron el dosel de mil 500 pies por 90 pies poco después de las 6:30 p.m., destacando los gráficos en 3D que Patrick Hughes, el presidente y director ejecutivo de Fremont Street Experience, advirtió que “te hará volar la cabeza”.

El dosel es siete veces más brillante que la versión anterior, con una resolución cuatro veces mayor como resultado de las renovaciones que comenzaron en mayo. La pantalla cuenta con 16 millones de píxeles, con casi 50 millones de luces LED de alta eficiencia energética, y está acompañada de un sonido envolvente de más de 600 mil vatios.

“Las Vegas se ha convertido en un líder en tecnología innovadora y esto muestra exactamente el tipo de innovación que nos gusta llevar a nuestro destino”, declaró Fletch Brunelle, vicepresidente de marketing de la Autoridad de Visitantes y Convenciones de Las Vegas. “Es inmersivo, interactivo y una gran experiencia para los visitantes del centro de la ciudad”.

Las mejoras (las primeras desde 2004), se completaron en ocho secciones de aproximadamente 200 pies, e incluyeron el reemplazo de las anticuadas luces LED de la pantalla. Hughes dijo que el proyecto se terminó más de un mes antes de lo previsto.

La marquesina, que debutó en 1995, está ahora lista para otro estreno: La exposición de Viva Vision “MIXology” se lanzará en la víspera de Año Nuevo.

Los organizadores del evento lo han descrito como “inspirado por la sinestesia, un fenómeno perceptivo en el que la música, el arte y la emoción chocan para crear una experiencia inmersiva y multisensorial a gran escala”.

Las renovaciones completadas también incluyeron la instalación de 32 pantallas de video adicionales de aproximadamente 13 pies de alto y cinco pies de ancho en las columnas de soporte.

El proyecto se pagó a través de una asociación público-privada en la que participaron la ciudad de Las Vegas, la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas, Fremont Street Experience y los propietarios de los casinos de Fremont Street.

LO ÚLTIMO