82°F
weather icon Clear

El precio de la vivienda en Las Vegas sube un 22.4% interanual en julio

Los precios de las viviendas se dispararon en todo el país en julio, aunque en Las Vegas los precios se aceleraron incluso más rápido que la media nacional (que ha batido récords) según un nuevo informe.

Los precios de la vivienda en el área de Las Vegas subieron un 22.4 por ciento interanual en julio, en comparación con el aumento del 19.7 por ciento en todo el país, según el índice de vivienda S&P CoreLogic Case-Shiller publicado el martes por S&P Dow Jones Indices.

Las 20 áreas metropolitanas incluidas en el informe registraron aumentos de precios anuales de dos dígitos en julio, con Phoenix a la cabeza, con un asombroso aumento del 32.4 por ciento, y Chicago a la cola, con un aumento de precios todavía considerable, del 13.3 por ciento.

Este fue el cuarto mes consecutivo en el que el valor de las viviendas en Estados Unidos creció a un ritmo récord, y los precios se encuentran ahora en máximos históricos en todos los mercados analizados para el informe, excepto en uno.

En el “único caso atípico” de Chicago, los precios están solo un 0.3 por ciento por debajo de su máximo de 2006, dijo Craig Lazzara, jefe global de estrategia de inversión en índices de S&P Dow Jones, en un comunicado de prensa.

Los resultados subrayan aún más la fiebre por la compra de viviendas en Estados Unidos, un frenesí alimentado por el dinero barato que se mantuvo al rojo vivo este verano después de las señales de la primavera de que los compradores se estaban retirando.

Selma Hepp, economista jefe adjunta de la empresa de seguimiento de la vivienda CoreLogic, dijo en un blog el martes que una “oleada de millennials” se está acercando a la edad de compra de vivienda principal y que los compradores que se mudan con mayores presupuestos se están mudando a zonas más asequibles donde pueden superar la oferta de los locales.

“En conjunto, estos factores han creado un doble efecto sobre el crecimiento de los precios de la vivienda”, dijo.

A nivel nacional, el crecimiento de los precios “siguió siendo abrasador” este verano, pero los datos más actuales apuntan a “días más frescos en los próximos meses”, dijo el martes en un comunicado Matthew Speakman, economista del sitio de anuncios Zillow.

Con los tipos de interés hipotecarios todavía en mínimos históricos, la competencia por las viviendas sigue siendo dura y los precios siguen subiendo mucho, según Speakman.

“Pero las difíciles condiciones del mercado que han alimentado el aumento de los precios están mostrando finalmente signos de relajación”, dijo.

Los niveles de inventario están subiendo, y los vendedores “parecen estar adoptando un enfoque menos agresivo a la hora de poner sus casas en el mercado”, dijo, añadiendo, en parte, que los recortes de precios “son cada vez más comunes”.

En general, el otoño “ya está proporcionando mejores oportunidades de compra” para muchas personas entre menos ofertas en competencia, el regreso de las contingencias y más listados con reducciones de precios, escribió el martes George Ratiu, economista senior en el sitio de listados Realtor.com.

Impulsado por los bajos costos de los préstamos y más compradores de fuera del estado de lo habitual, el mercado de la vivienda del sur de Nevada se ha acelerado en el último año más o menos con las ventas rápidas y los precios récord, a pesar de las enormes pérdidas de empleo provocadas por la pandemia.

Ha sido un mercado de vendedores extremo.

Los cazadores de casas han inundado las propiedades con ofertas; han pagado habitualmente por encima del precio de venta; han renunciado a las contingencias, incluso a la valoración de la casa; y han dejado que los vendedores se queden en la casa sin pagar renta después de cerrar el trato para darles tiempo a encontrar un nuevo lugar.

Los constructores también han puesto a los compradores en listas de espera, han subido los precios con regularidad, han aceptado ofertas por los lotes y, en algunos casos, han sorteado nombres para determinar quién puede comprar una vivienda.

Con unos precios que marcan récords prácticamente todos los meses, el auge de la vivienda en Las Vegas despertó la preocupación por la asequibilidad y ha llevado a más compradores de lo habitual en el valle a buscar casas en la zona rural y menos cara de Pahrump, a unas 60 millas de distancia.

La mediana del precio de venta de las viviendas unifamiliares de segunda mano (el grueso del mercado) fue de 405 mil dólares en agosto, sin cambios respecto al récord alcanzado en julio, pero con un aumento de casi el 21 por ciento respecto a agosto del año pasado, según informó la asociación comercial Las Vegas Realtors.

El presidente de Las Vegas Realtors, Aldo Martínez, le dijo al Review-Journal el mes pasado que los valores de las viviendas estaban empezando a entrar en el “punto de equilibrio del mercado” para el comprador local promedio.

Si los precios siguieran subiendo 10 mil dólares al mes, como lo han hecho desde la primavera, el mercado sería “realmente inasequible”, dijo.

LO ÚLTIMO