93°F
weather icon Clear

El “mayor desfile del Día de los Veteranos al oeste del Misisipí” vuelve a Las Vegas

Mientras los motores de las motocicletas rugían y los vehículos de emergencia hacían sonar sus sirenas el jueves por la mañana en el desfile del Día de los Veteranos en el centro de Las Vegas, un niño extendió sus brazos al aire, sosteniendo pequeñas banderas de Estados Unidos en cada mano.

A pesar de ser el primer desfile del 11 de noviembre para Samuel, de seis años de edad, el niño entusiasta entendió el significado del día, dijo su madre, Lisbeth Aragón.

¿Cómo no iba a entenderlo? Algunos miembros de su familia, incluido su abuelo, que se sentó a su lado, han servido en las fuerzas armadas. Su hermano de 15 años, Joshua, que marchó con el ROTC junior de Rancho High School, un programa federal patrocinado por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, también está considerando alistarse después de graduarse, dijo su madre.

El evento de dos horas –promocionado por los organizadores como el “mayor desfile (de veteranos) al oeste del Misisipí”– se llevó a cabo sin problemas bajo condiciones cálidas y soleadas frente a cientos de espectadores que se alinearon en el tramo de una milla de Fourth Street y agitaron algunas de las 10 mil banderas estadounidenses que los organizadores repartieron.

El desfile volvió a celebrarse el jueves después de haber sido cancelado el año pasado a causa de la pandemia de COVID-19. El Veterans Action Group, una organización sin fin de lucro, lo ha organizado durante casi 30 años, como continuación de una tradición de décadas anteriores en Las Vegas.

Mientras los asistentes gritaban “gracias por su servicio”, saludando y dando pulgares hacia arriba, los que iban en la procesión hacían lo mismo cuando veían a los veteranos entre la multitud.

Uno de ellos era Roman Walker, veterano del Cuerpo de Marines que sirvió en Vietnam.

Cuando se le preguntó por su parte favorita del desfile, respondió sucintamente: “todo”.

Para Walker, de 64 años, que se mudó recientemente desde Chicago, vivir su primer desfile en Las Vegas significó el mundo para él y sus compañeros militares.

“Todavía estamos aquí”, dijo Walker con un ligero tono de voz, “todavía vivimos, todavía sobrevivimos y todavía protegemos a nuestro país”.

Decenas de grupos, entre los que se encontraban organizaciones oficiales, comunitarias y relacionadas con los veteranos, formaron la procesión, que pasó por debajo de una gigantesca Vieja Gloria izada por la escalera de un camión de bomberos cerca de Fremont Street Experience. La alcaldesa de Las Vegas, Carolyn Goodman, y su marido, Óscar Goodman, iban en un convertible de color rosa.

Las sonrisas eran abundantes.

Las hermanas Gianna, de siete años, y Antonia, de cuatro, estaban sentadas en una acera con su padre bombero, Joey Virtuoso, agachado detrás de ellas.

“Este es un desfile impresionante, especialmente lo que hacemos aquí en Las Vegas”, dijo Virtuoso, de 35 años.

No era el primer desfile del Día de los Veteranos para las niñas, dijo su padre, quien señaló que les ha enseñado la importancia de la comunidad y el servicio desde temprana edad.

Apoyar a los veteranos, dedicarles sonrisas y saludarlos con el pulgar hacia arriba también sirve como lección de amabilidad, dijo Virtuoso.

“Estas personas, hombres y mujeres, han sacrificado sus vidas, sus carreras y su tiempo”, dijo Virtuoso. “Eso es algo que no se puede recuperar”.

La experiencia fue saludable tanto para los participantes como para los espectadores, dijo. “Es sumamente impresionante para ellos y reconfortante, no solo para nosotros, sino también para ellos”.

Bob Reynierse, un veterano de 83 años, marchó junto a la procesión mientras repartía amapolas artificiales en nombre de los Veterans of Foreign Wars.

El programa “Buddy Poppy” data de 1922, según la organización, que señala que es un recuerdo basado en un poema de la época de la Primera Guerra Mundial escrito por un veterano que recordaba las amapolas que crecían en un campo de batalla.

El grupo dijo que compensa a los veteranos “discapacitados y necesitados” en los hospitales de la Administración de Veteranos que las montan. Mientras tanto, Reynierse dijo que las donaciones que recogió se destinaron a ayudar a los huérfanos de la guerra.

El veterano, que ha llamado a Las Vegas su hogar durante 50 años, dijo que el desfile significa para él que “el Día de los Veteranos… es una tradición”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Subvención de 3.8 mdd asistirá a la salud mental en zonas rurales

Cuando el alguacil del Condado Lincoln se incorporó a la oficina del alguacil hace más de tres décadas, dice que había un llamado de salud mental aproximadamente una vez al mes. Ahora, dice que sus ayudantes se ocupan de los llamados de salud mental semanalmente, si no diariamente.

Muchos demócratas se pasan al Partido Republicano en EE.UU.

WASHINGTON.- En un giro político que podría tener grandes consecuencias, decenas de miles de votantes suburbanos que alentaron las conquistas demócratas en los últimos años se están pasando al Partido Republicano.