101°F
weather icon Clear

Cubrebocas artísticas apoyan a la Fundación Juneteenth de Las Vegas

Para la gente de Las Vegas que todavía quiere mantenerse segura pero que están listos para quitarse sus cubrebocas genéricos de color azul claro, la artista Synthia Saint James ha diseñado cubrebocas de tela que llevan los diseños vibrantes y coloridos de sus pinturas.

Uno de los cubrebocas muestra su pintura llamada “Juneteenth”. Representa una celebración en honor al día en que la noticia de la firma de la Proclamación de Emancipación del Presidente, Abraham Lincoln, en 1863 llegó finalmente a los esclavos de Texas el 19 de junio de 1865.

Debido a la pandemia de COVID-19, la 20ª Celebración Anual de Las Vegas del 19 de junio fue cancelada. Pero, en un esfuerzo de recaudación de fondos, la fundación se ha asociado con Saint James para vender los cubrebocas en línea.

Saint James es mejor conocida por el primer sello conmemorativo de Kwanzaa que diseñó para el Servicio Postal de Estados Unidos en 1997, del cual se imprimieron 318 millones de sellos.

“Pensé que sería una idea maravillosa”, comentó Saint James sobre el diseño de los cubrebocas. “Quería ayudar a iluminar todos nuestros días y levantar los espíritus con los ahora necesarios cubrebocas”.

A través de Pixels.com, la artista colocó sus pinturas, como “We the People One” y “Zebra Butterfly” en los cubrebocas.

Los artículos, incluyendo el que representa “Juneteenth”, están disponibles en june19lv.com.

“Me inspiró para crear la pintura (“Juneteenth”) un deseo abrumador de llamar la atención sobre la a menudo olvidada pero monumental fiesta, Juneteenth”, menciona la artista. “Y para enfatizar su importancia en la historia afroamericana y estadounidense. Debe ser observado como un día festivo nacional”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
El Tribunal Supremo da la razón a un entrenador que quería rezar en el campo

El Tribunal Supremo se puso el lunes del lado de un entrenador de fútbol americano de una preparatoria del estado de Washington que pretendía arrodillarse y rezar en el campo después de los partidos, una decisión que podría reforzar la aceptabilidad de algunas prácticas religiosas en otros entornos escolares públicos.