103°F
weather icon Clear

Conversó la activista de derechos civiles Sylvia Méndez con estudiantes de Nevada Prep Charter School

“Ahora cualquier niño de origen mexicano puede ir a la escuela pública que elijan sus padres, ya no hay segregación”, mencionó Sylvia Méndez, activista de derechos civiles, previo a una conversación que sostuvo en un plantel educativo al este del valle.

La charla aconteció el jueves 18 de mayo de 2023 en Nevada Prep Charter School, que se localiza en el 1780 Betty Lane, Las Vegas, Nevada 89156.

“Quiero agradecer a la Fundación Rogers, a Educate Nevada Now, Nevada Prep Charter School y Equipo Academy, por darme la oportunidad de compartir con todos ustedes este histórico y trascendental logro en la abolición de la segregación en las escuelas”, abundó.

Parece increíble (y es ciertamente vergonzoso), pero hace sólo 80 años, había letreros en California, donde podía leerse: “Servimos solo blancos, no españoles ni mexicanos”; “Sala de espera de gente de ‘color’”; “Este parque fue construido sólo para gente blanca. Los mexicanos y los negros se quedan fuera. Orden de la Junta del Parque” y “El mexicano es estúpido, sucio y descuidado”.

En términos educativos, la justicia social y respeto para todos, se logró el 14 de abril de 1947, cuando un tribunal federal dictaminó, en San Francisco, California, que la segregación contra los niños hispanos era inconstitucional. “Concluimos que, en el campo de la educación pública, la doctrina de ‘separados pero iguales’ no tiene cabida”: dijo Earl Warren, presidente del Tribunal Supremo.

Precisamente para compartir con la audiencia del Sur de Nevada, y generar conciencia sobre este hito histórico, Sylvia Méndez, ganadora de la Medalla de Honor Presidencial por su papel en el caso Méndez v. Westminster que fue iniciado por sus padres Felicitas Gómez y Gonzalo Méndez el 2 de marzo de 1945, para que ella y sus hermanos Gonzalo Jr., Gerónimo, Phillip y Sandra, pudieran atender la escuela Westminster, en California.

“Mi padre emigró de Parral, Chihuahua, huyendo de la barbarie que Pancho Villa estaba haciendo en la región, durante la Revolución Mexicana. En Santa Ana, California, conoció a mi madre, que a su vez había emigrado de Juncos, Puerto Rico”, apuntó todavía con gran lucidez Sylvia Méndez, quien pronto cumplirá 88 años de edad; la mayoría de ellos dedicados a la defensa de la justicia social para todos.

“Hoy me invitaron para hablar sobre el caso Méndez v. Westminster en el que mis padres y otras cuatro familias (William Guzmán, Frank Palomino, Thomas Estrada y Lorenzo Ramírez), lograron abolir la segregación de los niños hispanos en las escuelas públicas de la región”, aseveró, compartiendo que “en una ocasión estábamos jugando en el patio –de tierra, no había dónde jugar- y del otro lado de la escuela había un establo cercado con electricidad. Jugando, una niña corrió por la pelota y agarró el cerco electrificado; de no haber sido por una profesora, que acudió en auxilio se hubiera electrocutado”.

Nos daban los libros rotos –agregó-, así como los demás útiles escolares, porque éramos ‘mexicanos’. “Y todo comenzó porque mi tía Sally Vidaurri –que se había casado con un mexicano con raíces francesas y mis primos estaban más ‘blanquitos’ nos quiso inscribir en la misma escuela. Le dijeron que nosotros teníamos que ir varias calles más lejos, a Hoover Elementary, conocida como la ‘escuela de mexicanos’”, precisó.

Don Gonzalo se enojó y acudió ante la Junta Escolar y los demandó. Luego de dos años de lucha ganaron el caso y fueron admitidos en Westminster School.

Por su lado, José Solorio, presidente de la mesa directiva de Nevada Prep Charter School, externó “esta es una escuela pública Charter, es una opción más para las familias; para que tengan alternativas de calidad en la educación de sus hijos. Aquí el 65% de estudiantes latinos y egresan a buenas preparatorias públicas o privadas del valle”.

A los padres de familia les exhortó a darse tiempo de investigar a qué escuelas irán sus hijos, porque es su futuro; el futuro de la comunidad está en sus manos, concluyó.

LO ÚLTIMO