84°F
weather icon Partly Cloudy

El “rey de los condominios” de Miami recuerda sus días en Las Vegas

MIAMI — Jorge Pérez sabe un par de cosas sobre viviendas altísimas.

Conocido como el rey de los condominios de Miami, el multimillonario promotor ha construido decenas de miles de unidades de lujo. Entre sus proyectos actuales se encuentra una torre de 75 pisos frente al mar con la marca Baccarat, que contará con una fachada de cristal, ocho penthouses y, haciendo honor a su nombre, candelabros de Baccarat.

También se aventuró a construir a lo grande en Las Vegas durante la frenética década del 2000. Aunque no llegó a construir un par de proyectos de condominios cerca del Strip, salió bien parado, ya que vendió los terrenos antes de que el mercado se desplomara, y por mucho más de lo que su empresa había gastado.

Pérez, fundador de Related Group, habló conmigo el miércoles en la conferencia de la National Association of Real Estate Editors en el Kimpton Epic Hotel del centro de Miami. Dijo que las preventas de sus antiguos proyectos de condominios en Las Vegas fueron “increíbles”, pero que los costos de construcción hacían que los emprendimientos fueran “inviables”.

“No soy un vendedor de terrenos; solo vendo terrenos cuando no puedo construir en ellos”, dijo Pérez. “Habríamos ganado mucho más dinero, aunque no lo crean, con los planes que teníamos. De nuevo, nos sorprendieron las cifras de construcción”.

Durante la época de la burbuja, Pérez se asoció con el antiguo promotor Centra Properties, el actor George Clooney y el magnate de la vida nocturna Rande Gerber en un proyecto de tres mil millones de dólares al este del Strip llamado Las Ramblas.

Los promotores dieron a conocer sus planes en 2005, adquirieron el terreno en Harmon Avenue, cerca de Koval Lane, por unos 80 millones de dólares y lo vendieron por unos 200 millones en 2006, según los registros del condado.

Pérez también se propuso construir Icon, un complejo de condominios con dos torres de 48 pisos en Convention Center Drive, junto al Strip norte.

Su grupo adquirió el terreno en 2004 por 15 millones de dólares; desechó el proyecto en 2006, alegando, en parte, el aumento de los costos de construcción; y vendió la propiedad ese año por 37 millones de dólares, según los informes de prensa y los registros del condado.

Por aquel entonces, dijo que le preguntaba a un fontanero, por ejemplo, por qué sus precios eran más altos que en Miami. Le respondían que era la naturaleza del mercado, y que si Pérez no firmaba al precio cotizado, los costos subirían al día siguiente.

“Todo el mundo pagaba demasiado a los subcontratistas que ni nos salían los números”, recuerda.

Al final volvió al sur de Nevada. Related anunció en 2018 que estaba estudiando tres emplazamientos en el valle de Las Vegas en los que planeaba urbanizar proyectos de renta de apartamentos de lujo.

Finalmente, nunca construyó ninguno.

“Nos golpeó el mismo problema que tuvimos antes”, dijo Pérez, añadiendo que los números de construcción llegaron “totalmente fuera de lugar” y los proyectos “se volvieron inviables para nosotros”.

El sur de Nevada, un mercado fuertemente suburbano dominado por tramos de viviendas unifamiliares, estaba en plena manía de los rascacielos a mediados de la década de 2000. El dinero fácil se repartió entre compradores y constructores, alimentando un boom de la construcción y disparando el valor de las propiedades.

Con tantos rascacielos en proyecto, la gente lo llamó la “Manhattanización” de Las Vegas.

Al final, la mayoría de las torres propuestas nunca se materializaron. La burbuja inmobiliaria estalló, la economía se hundió y, en algunos casos, los aspirantes a promotores de condominios dejaron gigantescos agujeros en el suelo, que recuerdan el frenesí.

Pérez dijo que la gente “quería estar cerca de la emoción de Las Vegas” y que a algunas torres “les fue bien” al principio y consiguieron “precios sustanciales”.

Miami está llena de rascacielos, con muchos más en camino, como se ve en todas las grúas. En Las Vegas, nadie ha construido una torre de condominios desde hace más de una década, aunque Pérez calcula que si los precios se mueven como antes, y un proyecto está bien ubicado, el sur de Nevada podría ver más viviendas en el cielo.

“Creo que se volverá a ver la urbanización de rascacielos”, dijo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
La oficina de seguridad de tránsito del Condado Clark ya está marcando la diferencia

Hasta junio se han producido 128 muertes relacionadas con el tránsito en las carreteras del Condado Clark, lo que supone un aumento del 19 por ciento en los primeros seis meses de 2019. Con el continuo crecimiento de la zona, la desafortunada realidad es que las colisiones mortales también están aumentando.