91°F
weather icon Clear

Aumento del precio de la vivienda en Las Vegas supera el promedio de Estados Unidos

Culminando un año caliente para la vivienda, los precios de Las Vegas terminaron 2021 subiendo a un intervalo más rápido que el conjunto de Estados Unidos.

Los precios de la vivienda en el sur de Nevada subieron en diciembre un 25.5 por ciento con respecto al año anterior, frente a un aumento del 18.8 por ciento a nivel nacional, según el índice S&P CoreLogic Case-Shiller publicado el martes por S&P Dow Jones Indices.

Se trata del séptimo mes consecutivo en que los precios en Las Vegas se aceleran más rápidamente que en el país en general.

El valor de las viviendas de Phoenix fue el que más subió de los 20 mercados analizados en el reporte, con un aumento del 32.5 por ciento en comparación con el año anterior.

En general, los precios están en máximos históricos en los 20 mercados, dijo Craig Lazzara, director gerente de S&P Dow Jones, en un comunicado de prensa.

A pesar del elevado desempleo provocado por el brote de coronavirus, el mercado de la vivienda de Las Vegas se aceleró el año pasado con rápidas ventas y precios récord, impulsados en gran medida por unos intereses hipotecarios mínimos que han permitido a los compradores estirar sus presupuestos.

El frenesí fue, en gran medida, el mismo que en otras ciudades de Estados Unidos, marcado por el escaso inventario, las múltiples ofertas y los vendedores que controlaban firmemente el mercado mientras la gente intentaba comprar una vivienda en medio de los bajos costos de los préstamos.

“Escasez de oferta”

En todo Estados Unidos, el inventario limitado y la “demanda persistente” mantuvieron la competencia elevada a finales de año, dijo el martes en un comunicado Matthew Speakman, economista del sitio de anuncios Zillow.

La “escasa selección” de viviendas disponibles para la venta “probablemente ha disuadido a algunos posibles compradores de probar el mercado”, pero en general, la demanda de los compradores “siguió siendo muy fuerte según las normas históricas”, dijo.

Entre los mercados analizados en el informe Case-Shiller, 15 registraron en diciembre un aumento de precios interanual mayor que en noviembre.

Selma Hepp, economista jefa adjunta de la empresa de seguimiento de la vivienda CoreLogic, señaló esta “re-aceleración” y dijo que los cazadores de viviendas “pudieron haberse apresurado” en previsión del aumento de los intereses hipotecarios.

El interés promedio de un préstamo hipotecario a 30 años se ubicó en diciembre en el 3.1 por ciento, frente al 2.68 por ciento del año anterior, según el gigante de la financiación hipotecaria Freddie Mac.

No obstante, si los intereses siguen subiendo, “los compradores con presupuesto limitado se enfrentarán a más dificultades, lo que probablemente hará que disminuya la demanda”, dijo Hepp.

El mes pasado, el interés promedio de una hipoteca a 30 años fue del 3.45 por ciento.

“Un mercado de vendedores muy fuerte”

Las pérdidas de empleo provocadas por la pandemia se concentraron en gran medida en los sectores de servicios. Los trabajadores de cuello blanco -y probablemente con mayores ingresos- a menudo conservaron sus empleos pero empezaron a trabajar desde casa, y con los intereses hipotecarios en mínimos históricos, mucha gente recurrió al dinero barato para comprar una vivienda, lo que contribuyó a impulsar el inesperado auge inmobiliario de Estados Unidos.

El sur de Nevada, que desde hace tiempo es un lugar popular para mudarse, ha visto más compradores de fuera del estado de lo habitual durante la pandemia, especialmente de mercados más caros como California, ya que la gente buscaba más espacio en medio de la generalización del trabajo desde casa.

En cuanto a la reventa, el año pasado los compradores llenaron las casas del valle de Las Vegas de ofertas y pagaron habitualmente por encima del precio de venta, y la mediana de los precios de venta estableció nuevos máximos históricos prácticamente todos los meses.

Los constructores de viviendas del valle pusieron a los compradores en listas de espera, subieron los precios con regularidad y, en algunos casos, sortearon los nombres para determinar quién podía comprar una vivienda.

En conjunto, la racha de compras creó un mercado de vendedores extremo, haciendo cada vez más difícil la compra de una vivienda y despertando la preocupación por la asequibilidad.

La racha está lejos de terminar, ya que el sur de Nevada comenzó el año 2022 con los precios en otro máximo histórico.

El precio promedio de venta de las viviendas unifamiliares de segunda mano -el grueso del mercado- fue de un récord de 435 mil dólares en enero, un 26.1 por ciento más, o 90 mil dólares, que en enero de 2021, según informó la asociación comercial Las Vegas Realtors.

Randy Hatada, propietario de Xpand Realty & Property Management, dijo a principios de este mes que no está viendo el mismo volumen de ofertas que el año pasado, pero que los vendedores siguen recibiendo ofertas por encima de su precio de venta.

La escasa oferta de listados disponibles en Las Vegas obliga a la gente a jugar a un juego de subastas o a acercarse “de forma muy agresiva” para conseguir una casa, dijo, señalando que las propiedades “siguen vendiéndose rápido”.

Solo 1,821 viviendas unifamiliares estaban en el mercado sin ofertas a finales de enero, un 19.1 por ciento menos que el mes anterior y un 21.3 por ciento interanual, según LVR.

“Sigue siendo un mercado de vendedores muy fuerte”, dijo Hatada.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Subvención de 3.8 mdd asistirá a la salud mental en zonas rurales

Cuando el alguacil del Condado Lincoln se incorporó a la oficina del alguacil hace más de tres décadas, dice que había un llamado de salud mental aproximadamente una vez al mes. Ahora, dice que sus ayudantes se ocupan de los llamados de salud mental semanalmente, si no diariamente.

Muchos demócratas se pasan al Partido Republicano en EE.UU.

WASHINGTON.- En un giro político que podría tener grandes consecuencias, decenas de miles de votantes suburbanos que alentaron las conquistas demócratas en los últimos años se están pasando al Partido Republicano.