48°F
weather icon Clear

Arrendatarios de Las Vegas buscan alivio, pero el mercado no está hundido por la pandemia

Hasta que el coronavirus llegó, la auditora de Las Vegas, Cristina Delgado, nunca se había atrasado con su renta.

Pero la cuidadora de la familia se retrasó en el pago de su casa este mes después de que la pandemia la dejara sin trabajo y esperando los beneficios de desempleo del estado.

“Siento que me estoy ahogando”, expresó Delgado.

Sam O’Connell, estudiante de doctorado en psicología en la UNLV, ha cubierto su renta dando clases de baile, pero ese trabajo casi se evaporó en medio de la crisis de salud pública, y luego se enteró el mes pasado que su renta está subiendo casi un 30 por ciento este verano.

Se mudará el mes que viene.

El mercado de alquileres de Las Vegas se calentó durante años antes de la pandemia, marcado por el auge de la construcción de apartamentos, el aumento de las rentas, la escasez de vacantes y las lucrativas compras de los propietarios. El mercado no se ha derrumbado después de que el brote de coronavirus cerrara gran parte de la economía del sur de Nevada prácticamente de la noche a la mañana, pero los inquilinos están buscado un alivio de la renta y han batallado por pagar a tiempo.

“Más preocupado por” Las Vegas

Nevada HAND, que opera alrededor de cuatro mil 200 unidades de apartamentos en el sur de Nevada, “definitivamente ha visto un aumento en la gente que pide ayuda para la renta”, mencionó Greta Seidman, vocera de la promotora de viviendas asequibles.

Aún así, la proporción de inquilinos que no han cumplido con sus pagos no es mayor de lo normal, aseveró. Seidman calculó que han sido ayudados en parte por las empresas que pagaron a los trabajadores durante un tiempo después de que cerraron las operaciones en medio de la agitación.

TruAmerica Multifamily, que posee y administra más de cinco mil 500 unidades de apartamentos en el área de Las Vegas, estaba preocupada por los retrasos que enfrentaba el sur de Nevada para obtener los beneficios de desempleo del estado y cómo eso afectaría su capacidad para pagar el alquiler este mes, comentó el director administrativo Mark Enfield.

Pero las recaudaciones no han caído. TruAmerica había recibido el 86.4 por ciento de sus alquileres del sur de Nevada a mediados de mayo, en comparación con el 89.4 por ciento de sus alquileres a nivel nacional, expuso.

Enfield dijo que en general, Las Vegas ha “superado con creces nuestras expectativas” en medio de una severa caída económica en la región dependiente del turismo.

“Ese era el mercado que más nos preocupaba”, reveló.

La directora ejecutiva de la Asociación de Apartamentos del Estado de Nevada, Susy Vásquez, señaló que los complejos de bajo precio, donde los inquilinos pueden tener trabajos de salario mínimo y pocos o ningún ahorro, han batallado más que otros para cobrar el alquiler.

Pero en general, entre los miembros de la asociación, “sorprendentemente” el 80 por ciento de los inquilinos han pagado el alquiler este mes, comentó.

El artista de tatuajes de Las Vegas, Nick Weaver, que vive en un complejo propiedad de TruAmerica, mencionó a mediados de abril que tanto él como su esposa, una cosmetóloga, estaban sin trabajo. Habían pagado la renta de abril y pensaron que podrían cubrir también la de mayo.

Casi un mes después, reveló, su esposa volvió a trabajar, aunque él no. Sus ingresos podían pagar la renta, pero no todas sus facturas.

“Es muy aterrador”

El gobernador Steve Sisolak ordenó que los casinos y otros negocios de Nevada cerraran en marzo para ayudar a contener la propagación del virus. También ordenó una congelación temporal de los procedimientos de desalojo y ejecución de hipotecas ese mes, con el fin de garantizar que los nevadenses no se quedaran fuera de sus casas en medio del caos.

La tasa de desempleo de Nevada alcanzó el 28.2 por ciento el mes pasado, frente al 3.6 por ciento de febrero, según los datos del estado.

La orden de Sisolak no dio luz verde a los inquilinos y propietarios para que vivieran gratis, ni dictó cómo se devolverían los cheques perdidos si la gente se retrasaba en los pagos de sus viviendas debido al caos.

Los fondos de los contribuyentes y otro tipo de apoyo financiero han ayudado a sostener el mercado de las rentas. United Way of Southern Nevada, por ejemplo, ha recaudado casi 1.9 millones de dólares, incluso de la oficina del fiscal general de Nevada, para un fondo de asistencia de emergencia. El grupo sin fines de lucro indica que ha repartido más de 1.4 millones de dólares para ayuda con el alquiler y la hipoteca.

Susan Marsian-Bolduc, que alquila una casa en Las Vegas, mencionó que fue contratada como guía turística del Pink Jeep a principios de enero y que dejó el trabajo unos meses después cuando el valle cerró.

Pagó su renta de abril con fondos federales de estímulo, y su empleador le pagará la renta de este mes.

Delgado, la auditora, dijo que vive con su marido, sus dos hijos y su suegra. Hasta que llegó la pandemia, ella era la única que trabajaba.

Pagó la renta de abril con ahorros y fondos de estímulo federal. Todavía no había pagado la de mayo hasta el jueves.

Delgado describió una experiencia “enloquecedora” al tratar durante semanas de obtener beneficios de desempleo del sistema estatal muy atrasado, pasando tres horas al día, cinco días a la semana, en el teléfono esperando para hablar con alguien.

No sabe si su familia se enfrentará al desalojo en algún momento o incluso a la falta de vivienda.

“Es muy abrumador”, concluyó. “Es muy aterrador”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.