107°F
weather icon Partly Cloudy

Afirma Hof que “la pelea por su licencia” es venganza política

Un día después de que los funcionarios del condado de Nye le quitaran la licencia del burdel Love Ranch directamente de la pared, el propietario Dennis Hof prometió que la recuperaría en cuestión de días.

“Lo que tienes aquí es la peor corrupción”, detalló Hof en una entrevista telefónica el lunes. “Es mentira tras mentira. Pero van a devolver mi licencia antes de las 5 p.m. de hoy”.

Al final del día el lunes, la licencia de Hof permaneció suspendida. Él necesita la aprobación de la Junta de Comisionados del Condado de Nye para recuperarla.

La disputa surge de un reclamo de que Hof no obtuvo permiso antes de modificar varias casas móviles en el sitio del burdel Crystal. El departamento de planificación del condado dijo la semana pasada que Hof hizo modificaciones a los hogares que no estaban permitidas o aprobadas.

La División de Viviendas Manufacturadas del Estado debe aprobar cambios en las casas prefabricadas. Debido a que los inmuebles no tenían esa aprobación, indicaron los comisionados, el área fue considerada insegura y el Consejo de Licores y Licencias del Condado de Nye, formado por comisionados del condado y el sheriff, votaron unánimemente la semana pasada para suspender la licencia de Hof. Tres miembros se negaron.

Hof mencionó que las autoridades irrumpieron en su burdel a las 2:30 a.m. del domingo para sacar físicamente su licencia de la pared.

“Tienes 30 empleados sin trabajo y están llorando a lágrima viva”, expresó Hof, describiendo la redada.

Pero Hof afirma que las acusaciones son falsas y tienen una carga política porque se está postulando contra el asambleísta de Nevada James Oscarson.

“Es una retribución política porque tuve el descaro de desafiar al establecimiento”, dijo Hof. “Están fuera de control. Es lo mismo que le están haciendo a Donald Trump, están usando el poder del gobierno para sacarme del negocio y desacreditarme”.

Hof también afirma que no hizo ningún cambio en las casas móviles.

El presidente de la Comisión del Condado de Nye, John Koenig, declaró que inspeccionó las casas móviles el viernes. Dijo que Hof necesitaba una calcomanía para mostrar que las casas rodantes habían recibido la aprobación, lo cual él no tenía.

“Las casas prefabricadas son un producto diseñado”, reportó Koenig. “Cada vez que les haces algo, tiene que hacerse con la aprobación de un ingeniero. Deben saber lo que estás haciendo para asegurarte de que sea seguro”.

Los funcionarios del condado permitieron a Hof continuar operando en un restaurante y bar en la propiedad.

Tres miembros de la Junta de Licor y Licencias del condado de Nye (los comisionados Dan Schinhofen y Butch Borasky y la alguacil del condado de Nye: Sharon Wehrly) se retiraron de la votación de la semana pasada para suspender la licencia debido a las demandas que Hof presentó contra cada uno de ellos.

 

LO ÚLTIMO