87°F
weather icon Clear

Adolescentes se enfrentan a juez tras asesinato en una casa abandonada

Dos adolescentes enfrentaron a un juez por primera vez el miércoles en relación con la muerte a tiros de un joven de 17 años dentro de una casa abandonada en Henderson.

Los fiscales agregaron un arma mortal a los cargos contra Jaiden Caruso, de 16 años, y Kody Harlan, de 17, en el asesinato el 8 de junio de Matthew Minkler, de 17 años. La acusación lleva tiempo de prisión adicional sobre la convicción.

Caruso y Harlan, atados con grilletes y portando overoles de cárcel azules, permanecieron impasibles durante la audiencia y no hablaron con el juez.

Minkler, quien fue encontrado muerto con una herida de bala en la cabeza en una casa abandonada en la cuadra 2000 de Cool Lilac Avenue, habría estado en el último año de secundaria en Silverado High School este otoño.

Harlan le dijo a la policía después de su arresto que Caruso sacó un revólver Ruger calibre .357 y disparó a Minkler en la cara durante una versión modificada del juego la ruleta rusa. En esta versión del “juego” mortal, Caruso “nunca permitió que los otros participantes manejaran el arma de fuego o apretaran el gatillo”, confesó Harlan a los oficiales, de acuerdo con documentos de arresto.

La familia y amigos de Minkler han dicho que no creen esa explicación.

El abogado de Caruso, Bill Terry, anunció a los periodistas que esperaba que se revelaran más detalles sobre el caso en una audiencia preliminar programada para el 2 de julio en el Tribunal de Justicia de Henderson, aunque se negó a dar más detalles. El abogado de Harlan, Keith Brower, quien fue designado el miércoles, confesó que no podía hacer ningún comentario.

Los fiscales acusaron a Caruso y Harlan como adultos. Caruso enfrenta cargos de asesinato con un arma mortal y robo. Harlan se enfrenta a cargos de robo y de ayudar a un delincuente de un delito grave después del hecho, según los registros judiciales.

Los detectives de la policía de Henderson arrestaron a un tercer adolescente la semana pasada que creen que estaba presente cuando le dispararon a Minkler. Ese sospechoso, que no ha sido identificado, enfrenta cargos de destrucción de pruebas y accesorios para el asesinato. Las autoridades también están presionando para que el adolescente sea acusado como adulto, destacó la policía.

Según documentos policiales, Caruso y Harlan regresaron a la casa poco después del tiroteo, pero solo para limpiar la escena y esconder el cuerpo de Minkler dentro de un armario de la planta baja bajo una sábana de plástico. También tomaron alrededor de $300 de la billetera de Minkler y los usaron para comprar un par de zapatos y drogas, detallan los documentos.

El asesinato de Minkler fue descubierto luego de que la pareja se estrellara contra un Mercedes robado mientras intentaban evadir a los agentes de policía de Henderson que pretendían detenerlos. Durante el interrogatorio, Harlan relató a los oficiales el asesinato, según los documentos.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Director de prisión del NDOC renuncia tras fuga de asesino

El director del Departamento de Correccionales de Nevada, Charles Daniels, renunció a partir del viernes, una semana después de que un asesino se fugara de la cárcel y fuera encontrado en Las Vegas, según el gobernador Steve Sisolak.

La inmigración vuelve a ser un tema político al acercarse las elecciones

Los agentes estadounidenses han arrestado este año la cifra récord de dos millones de inmigrantes indocumentados en la frontera entre Estados Unidos y México, y un millón han entrado legalmente para solicitar asilo, lo que ha convertido la política de inmigración y la aplicación de la ley en un punto de tensión política antes de las elecciones de mitad de mandato.

La ciudad de Las Vegas pierde otro caso de Badlands

La ciudad de Las Vegas perdió otro caso en la disputa legal de años con el posible promotor del extinto campo de golf Badlands.

Ian inunda Florida; 2.7 millones de personas sin electricidad – COBERTURA EN VIVO

El huracán Ian destruyó una sección transversal de Florida, atrapando a la gente en casas inundadas, obligando a los pacientes de los hogares de ancianos y hospitales, aislando a una popular isla barrera y destruyendo un muelle histórico. Casi 2.7 millones de personas se quedaron sin electricidad mientras llovía y las aguas subían.