48°F
weather icon Clear

Abogados de Zaon Collins culpan a víctima del accidente mortal y quieren que se retiren cargos

Los abogados del jugador de baloncesto de Las Vegas, Zaon Collins, pidieron a una jueza que desestime los cargos de su conducción bajo efectos de sustancias (DUI, por su sigla en inglés) e imprudencia en relación con un accidente mortal.

Y acusan al hombre de 52 años que falleció de causar el choque del 30 de diciembre.

Los abogados, David Chesnoff y Richard Schonfeld, quieren que la jueza de paz de Las Vegas, Suzan Baucum, deseche los resultados de los análisis de sangre y la denuncia penal contra Collins, argumentando que la ley de Nevada sobre la conducción bajo la influencia de la marihuana es “arbitraria y poco científica”.

“Estamos ansiosos por litigar las peticiones que, de hecho, son paralelas a los argumentos que se están produciendo en la Legislatura”, dijo Chesnoff después de una breve audiencia el jueves, refiriéndose a un proyecto de ley recientemente aprobado en la Asamblea de Nevada.

La jueza fijó una audiencia para el mes de julio en la que podría decidir si retira los cargos contra Collins, que compareció en el tribunal con sus padres.

El fiscal del Condado Clark, Steve Wolfson, declinó hacer comentarios.

En una petición de 43 páginas para desestimar los cargos, los abogados de la defensa escribieron que el video que captó los momentos del choque mostraba el sedán de Eric Echevarría intentando girar entre dos vehículos.

Las autoridades han dicho que Collins, que jugó en la escuela Bishop Gorman y fue reclutado por la UNLV, conducía a más de 88 mph en una zona de 35 mph antes de que su Dodge Challenger 2016 se estrellara contra el Hyundai Accent 2016 conducido por Echevarría, un veterano del Ejército y la Guardia Nacional que trabajaba como custodio en una escuela primaria local.

“El video deja claro que no había espacio para que el señor Echevarría girara sin causar una colisión”, afirma la petición. “Como resultado, fue el señor Echevarría el que causó la colisión de forma próxima”.

Una persona que llamó al 911 también informó que mientras el sedán de Echevarría giraba en un callejón sin salida cerca de las carreteras Fort Apache y Blue Diamond, el conductor “no vio venir al Challenger gris”, según la moción.

Dentro del vehículo de Collins, dijo la policía, encontraron “una sustancia de hoja verde consistente con marihuana cerca del asiento del conductor”.

Chesnoff y Schonfeld sostienen que la marihuana era “un residuo dentro de un recipiente cerrado y no había ningún olor que sugiriera que se había consumido recientemente”.

Los fiscales han dicho que Collins tenía 3.0 nanogramos por mililitro de THC en su sistema, mientras que el límite legal para los conductores en Nevada es de 2.0 nanogramos por mililitro. Un agente informó de que los ojos de Collins parecían estar inyectados en sangre y llorosos al momento del accidente.

Los abogados de la defensa argumentaron que Collins sufrió una lesión en la cabeza “que pudo haber impactado al único oficial que creyó que había signos de incapacidad para manejar”.

Este mes, la Asamblea de Nevada aprobó un proyecto de ley para cambiar los criterios para determinar cuándo un consumidor de marihuana está conduciendo en estado alterado, exigiendo algo más que un análisis de sangre que dé positivo a THC, el compuesto psicoactivo de la marihuana.

El mes pasado, un gran jurado del Condado Clark se negó a acusar a Collins por el cargo de conducir bajo los efectos de sustancias, mientras que aprobó un cargo de conducción imprudente.

Nicole Vanaken, científica forense de la unidad de toxicología del Departamento de Policía Metropolitana, le declaró al gran jurado que no ha habido suficientes estudios para demostrar cuándo Collins pudo haber consumido la marihuana.

“Diría que es un nivel bajo comparativamente hablando con lo que solemos encontrar en otras muestras de DUI”, testificó Vanaken.

Este es un reportaje en desarrollo.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Empresa de Las Vegas condenada a pagar 3.6 mdd por prácticas salariales

Un tribunal federal ordenó el mes pasado a Unforgettable Coatings Inc. con sede en Las Vegas, una empresa de pintura entre cuyos trabajos se incluyen partes del Allegiant Stadium, pagar unos 3.69 millones de dólares en multas por sus prácticas salariales.