107°F
weather icon Mostly Cloudy

Dead & Company en la Sphere: baile con esqueletos e imágenes icónicas

A pesar de todo el deslumbrante despliegue de video que le da vida a los espectáculos de Dead & Company en la maravilla esférica, una imagen destaca por sí sola.

Un hombre hippy, resplandeciente en blanco y negro, ícono de los años 60 que ahora tiene 70 años. Lleva el cabello largo y plateado, que le cae como le da la gana. Contempla a su público con intensidad y sin inmutarse, sus manos bailan sobre su guitarra Fender favorita.

Bob Weir, el diácono de Grateful Dead, es ahora el señor de la mansión. Durante los próximos 23 conciertos, esta es la Sphere de Weir. La banda está en el viaje (viaje, viaje) después de abrir ante una multitud adoradora y enardecida el jueves por la noche.

“Dead Forever” es el título y la promesa. El gran guitarrista John Mayer, que añade la infusión de una generación más joven al público en evolución de la banda, había prometido algo sin precedentes en estos conciertos. Y lo hizo a la perfección, desde el primer momento, durante “Feel Like a Stranger” de los Dead, un alucinante número de apertura que lanza al público al espacio.

El espectáculo comienza con un primer plano de media docena de casas victorianas en el barrio Haight Ashbury de San Francisco. El plano se aleja y se mueve hacia arriba, ascendiendo a través de las nubes, con la multitud gritando: “¡Woooo-hooo!”.

Observamos, de forma ligeramente inestable, la bahía de San Francisco, el puente Golden Gate y la Transamerica Pyramid de esta gran ciudad estadounidense. Caminamos por las nubes y entramos en una órbita que entienden y aprecian mejor los Deadheads originales.

La apertura contrasta con el viaje de U2 a través de la historia de Las Vegas, con su montaje fluido de imágenes de nuestra ciudad. No hay dados lanzados, coristas o imágenes de Elvis para Dead & Co. ¿Pero una coreografía de esqueletos? Lo tienen cubierto.

También en este brebaje audiovisual: un arroyo y un paisaje boscoso. Una selva tropical animada en la que la brisa te acaricia la cara. Y un singular solo de batería de Mickey Hart, en su solo “Space”, que invoca docenas de instrumentos de percusión diferentes que flotan por el mundo.

El esqueleto del Tío Sam recorre la pantalla en una moto Harley durante “Hell in a Bucket”, un momento culminante musical y visualmente. Las tortugas bailan. Los osos bailaron. También lo hicieron los Deadheads del público, donde los ánimos están caldeados y el ritmo es opcional.

Weir y Mayer se mantienen firmes en el centro. Mayer, un talento trascendental, entrega su maestría sin dejar de ser un simple compañero de banda. Oteil Burbridge es un maestro al bajo, el veterano compañero de Weir Jeff Chimenti está en las teclas, y Jay Lane (que ha sustituido al miembro original de los Dead Bill Kreutzmann el año pasado) se une a Hart en la percusión.

El espectáculo abarca 19 canciones durante más de 3 horas y media, incluido un descanso de 20 minutos. Las entradas para esta presentación de Dead & Co. no estaban totalmente agotadas a la hora del espectáculo, y los asientos para público general costaban 80 dólares en sitios de venta secundaria antes de que la banda subiera al escenario. Es una experiencia relativamente accesible, si estás dispuesto a invertir más de cinco horas de tu vida. Más de 20 fechas están por venir, hasta julio.

La banda cierra con un descenso gradual de vuelta a la acogedora casa en el Haight, donde todo empezó a mediados de los 60 (y un gran toque usar un Corvair descapotable y un Buick Roadmaster, junto con un autobús VW de época). Una VO hace referencia a una “joven banda de rock and roll psicodélico que se hace llamar Grateful Dead, un grupo de músicos que ha amasado una impresionante base de fans hippies”. Y: “Para los fieles seguidores de esta joven y vibrante banda, no existen demasiados conciertos de Grateful Dead”.

Una versión de “Knockin’ on Heaven’s Door” de Bob Dylan y “Fade Away” de los Crickets cierra el concierto. La despedida suena a imágenes de álbumes de recortes y talones de entradas desgastadas por el tiempo. El locutor invisible de antaño dice: “Estos espectadores de espíritu libre preferirían que la música no parara nunca”. Para los de la comunidad, “Dead Forever” es una forma de vida para siempre.

¿Tenemos confirmación?

El director ejecutivo de Sphere Entertainment, James Dolan, mencionó a los Eagles en la declaración de ingresos de la cadena la semana pasada. Dolan mencionó a la legendaria banda de rock estadounidense entre las actuaciones previstas para Sphere. Melissa Ruggieri, de USA Today, se hace eco de la noticia.

Durante el llamado, Dolan habló del énfasis en el arte visual de las bandas reservadas en el lugar. “Cada vez que un grupo reserva la Sphere, tiene que crear contenido en torno a ella. Nunca tocará en la Sphere un grupo que no tenga algo convincente en la pantalla… Creo que (con Dead & Company), aunque no seas un Deadhead, te va a encantar este espectáculo. Y creo que lo mismo ocurrirá con los Eagles y los próximos eventos que traigamos”.

Los funcionarios de Sphere y Eagles no tienen nada que añadir o aclarar sobre esta declaración.

Para actualizar el reciente rumor de Sphere: Dolan ha mencionado a los Eagles, y Zac Brown ha anunciado en el podcast del cómico Theo Von que la Zac Brown Band está preparando un espectáculo para la Sphere. Prepara la pantalla para un poco de pollo frito, una cerveza fría un viernes por la noche y unos jeans que te queden bien.

Alerta de Salida Genial

Es Myron’s Nation en Cool Hang Central, con Michael Grimm a las 7 p.m. el miércoles y Lon Bronson Band a las 7 p.m. el 24 de mayo. Grimm vuelve al Smith Center con su revival del blues de B.B. King, Muddy Waters, Stevie Ray Vaughn y Johnny Lang. Bronson dirigirá un programa lleno de energía con luminarias como Tower of Power, Chicago, James Brown, Steely Dan y Joe Cocker. Las entradas para ambos espectáculos están casi agotadas, pero visita thesmithcenter.com.

LO ÚLTIMO
Nuevo festival de música country llega a Las Vegas

Prepárense los fans del country de Las Vegas, un nuevo festival llega a la ciudad este otoño. El Giddy Up Music Festival será el primer festival country de la ciudad desde el 1° de octubre.