49°F
weather icon Clear

‘Esta es una vida de locos’: La vida de altos vuelos de Robbie Knievel en Las Vegas

ActualizadoJanuary 16, 2023 - 6:15 pm

Era un temerario nato que consiguió algo que ni siquiera su padre pudo lograr, lo cual es mucho decir, teniendo en cuenta que su padre era quizá el acróbata más famoso de Estados Unidos, la encarnación de la glándula suprarrenal conocida como Evel Knievel, un hombre que era a una motocicleta lo que una bala de cañón es a un cañón.

El 14 de abril de 1989, Robbie Knievel saltó con éxito las fuentes del Caesars Palace, completando una hazaña que el mayor de los Knievel intentó en 1967, pero se quedó corto, estrellándose contra una rampa de seguridad, lo que provocó en su cuerpo una dolorosa serie de fracturas.

“Eso era para ti, papá”, dijo Robbie mientras abrazaba a su padre al aterrizar el peligroso salto ante 30 mil espectadores en el Strip y una miríada más de telespectadores.

Fue un momento salvaje, peligroso, de “¡¿Acabas de ver eso?!” en una vida llena de ellos.

El viernes por la mañana temprano, esa vida llegó a su fin: Robbie Knievel murió tras una larga batalla contra el cáncer de páncreas en Reno.

Tenía 60 años.

Pero el legado de la familia Knievel sigue vivo en una ciudad que fue el sitio de cuatro de sus saltos más memorables, desde la pizzería Evel Pie del centro de la ciudad, dedicada a Evel Knievel, hasta el próximo Museo Evel Knievel, que se mudará aquí desde su actual sede en Topeka, Kansas.

Según el hermano mayor de Robbie, Kelly Knievel, copropietario de Evel Pie, su hermano y su padre eran unos temerarios.

“En el caso de mi padre y Robbie, no hay separación entre su temeridad y sus hazañas y cómo vivieron su vida”, explica.

Nacido el 7 de mayo de 1962 en Butte, Montana, Robbie Knievel empezó a montar moto a los siete años. Al año siguiente, se presentó por primera vez con su padre en el Madison Square Garden de la Ciudad de Nueva York, y se unió a él en una gira cuando solo tenía 12 años.

En las décadas siguientes, se convirtió en un temerario de renombre por derecho propio, completando casi 350 saltos y consiguiendo 20 récords mundiales.

Algunas de sus hazañas más famosas tuvieron lugar aquí.

Tras su salto sobre las fuentes del Caesars, en febrero de 1998 se elevó sobre una fila de 30 limusinas en el estacionamiento del Tropicana, batiendo su propio récord de 230 pies por un pie, como parte del programa de TV de Fox “Daredevils Live; Shattering the Records”.

En febrero siguiente, saltó 130 pies entre las dos torres del Jockey Club durante otro especial de televisión de la Fox, “Robbie Knievel Building-to-Building Death Jump Live”.

“Me preocupaba la velocidad”, dijo Knievel al RJ tras completar el salto. “Pensé: ‘Esto es una locura, esto es una vida de locos’. Pero no es que fuera a bajarme de la moto y decir: ‘No lo voy a hacer, soy un gallina’”.

Tres meses después, Knievel estableció otro récord al sobrevolar un desfiladero de 1,500 pies cerca del Gran Cañón.

En su última actuación en Las Vegas, Knievel saltó frente al volcán del Mirage en la Nochevieja de 2008.

Pese a su éxito sin precedentes como acróbata, Knievel luchó contra el abuso del alcohol en su vida personal.

Tras ser acusado de conducir bajo los efectos del alcohol en 2013, reconoció en “TMZ Live” que tenía problemas con la bebida.

Dos años después, fue arrestado de nuevo por conducir ebrio tras saltarse un semáforo en rojo y provocar un choque múltiple de cuatro autos en Butte.

“Robbie vivía de forma ruda, igual que sus saltos”, dice Kelly. “La vida de un temerario no es fácil”.

Pero, por encima de todo, Robbie Knievel era un artista, igual que su padre, y por eso Las Vegas les sentaba tan bien a ambos como sus trajes de motorista de cuero azul, blanco y rojo, llenos de estrellas.

De ahí que el nombre de la familia siga vivo en Evel Pie, repleto de recuerdos, que abrió en 2016.

“Han hecho un gran trabajo usando la leyenda y la marca de Evel Knievel para crear un restaurante de gran éxito”, dice Kelly de sus socios en el proyecto, entre los que se encuentran Branden Powers, dueño de Golden Tiki, Jeff Fine y Seth Schorr.

También señala que el Museo de Evel Knievel y el Salón de la Fama de los Deportes Extremos llegarán pronto a la ciudad.

“Acaban de aprobarlo la semana pasada”, señala Kelly. “Empezaremos a construirlo. Será estupendo para Las Vegas. Lo estamos deseando”.

El museo continuará el legado de Knievel, al igual que hizo Robbie.

“Hace falta mucho terreno y gloria para ser un temerario”, dice Kelly. “Robbie tenía ambas cosas”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
El nuevo gran festival de K-pop ‘We Bridge’ llega a Las Vegas

Esta primavera, otro gran evento de K-pop llega a la ciudad con el debut de We Bridge, un nuevo festival de música y exposición que celebra el entretenimiento y la cultura asiáticos.

Los conciertos de Las Vegas que tienes que ver en 2023

Esta semana, la mencionada rama del Congreso sondeó las tácticas comerciales de Ticketmaster en una audiencia convocada en gran parte por el fiasco que se produjo en noviembre cuando se pusieron a la venta las entradas para la gira “Eras” de Taylor Swift.

‘Everything Everywhere’ encabeza las nominaciones a los Oscar con 11

El éxito indie de ciencia ficción “Everything Everywhere All at Once”, que salta de un multiverso a otro, encabezó las nominaciones a la 95ª edición de los Premios de la Academia, mientras Hollywood premiaba a grandes como “Top Gun: Maverick” y “Avatar: The Way of Water”.

 
‘Celebration Tour’ de Madonna llega a Las Vegas

La superestrella cuya carrera ha pasado del vinilo a lo digital, y de “American Bandstand” a Instagram, arrasará en el Strip este otoño.

Ringo Starr dará 3 conciertos en The Venetian

Ringo Starr bromeó una vez diciendo que llamaría a su show de Las Vegas “The Golden Drums”. El falso título estaba inspirado en los shows “Red Piano” de Elton John en el Strip.

Kylie Minogue busca una residencia en Las Vegas

Kylie Minogue está interesada en una residencia en Las Vegas y lo ha estado durante la mayor parte de este año.

¡El musical “Six” llega al Strip!

El musical ganador del premio Tony se presentará en Palazzo Theatre durante siete (no seis) semanas a partir del 21 de marzo.