96°F
weather icon Clear

John Legend siente el amor, y nosotros también, en su debut del Strip

Si te quedas en la escena del entretenimiento de Las Vegas el tiempo suficiente, escucharás historias legendarias de artistas legendarios. Hace varios años supe de un cantante de una popular producción del Strip que había estado estudiando a Marvin Gaye, como por horas.

No era por la forma de cantar de Gaye ni por su entrega lírica, las inspiraciones de sus canciones clásicas de R&B. Era por la forma en que Gaye salía al escenario. El cantante absorbía la forma en que Gaye se desenvolvía, cómo incluso los movimientos y gestos más sutiles captaban a su público. Ver y aprender, era la idea.

Nunca tuve la suerte de ver en vivo a Gaye, pero recordé esa historia el viernes por la noche, cuando John Legend abrió su espectáculo “Love In Las Vegas” en Zappos Theater. No dejaba de pensar en los videos que había visto de Gaye, hace muchos años, mientras veía a Legend desenvolverse con seguridad en este concierto.

No es de extrañar que, en una entrevista en el teatro a la mañana siguiente, Legend mencionara que Gaye era una de sus principales influencias artísticas. Stevie Wonder es otra.

Esa influencia es evidente, ya que Legend se muestra simplemente relajado, sin prisa, aunque su producción tenga un pulso rápido. Su show también es una gran experiencia para una noche de fiesta, ya que el ambiente y el set son apropiados para una ceremonia de boda (y también para lunas de miel).

La confianza de Legend en su forma de contar historias es evidente desde el principio, ya que la superestrella nos lleva hasta sus inicios en la iglesia para “Used to Love U”, “Heaven”, Get Lifted” Penthouse Floor” y “So High”. Toca un piano blanco y lleva un traje blanco brillante. Impresionante, una de las muchas declaraciones de moda que tiene a algunos de los chicos de Legend acechando a sus diseñadores en internet.

El set se convierte en una escena callejera mientras Legend recuerda sus días en la Universidad de Pensilvania, donde se especializó en inglés y participó en “Everything Is Everything”, de Lauryn Hill. También apareció en una serie de canciones que refrescaron los recuerdos del público, como “Encore” de Jay-Z, “Selfish”, de Slum Village y “You Don’t Know My Name”.

Legend recibe el apoyo en todo momento de una banda de siete músicos, tres cantantes y un equipo de baile de ocho miembros. Te dirán que no es un coreógrafo, pero la producción se desliza con una confianza sinuosa. Los bailarines de apoyo, con sus altos afros y sus trajes de lentejuelas y pantalones acampanados, mantienen al público en un modo de movimiento.

Legend se adentra en un relato cálido y casual sobre su abuela, que le enseñó a tocar el piano en aquellos días de iglesia. “Cuando canto y toco hoy, estoy escuchando a mi abuela”, dice, y luego toca “Bridge Over Troubled Water” al piano, en el centro del escenario.

Cerrando con la clásica escalera de Las Vegas, Legend se puso un abrigo de pelaje blanco (aparentemente sacado de la cámara de almacenamiento de pieles de Tiffany Cleaners) y un reluciente traje dorado. En rojo brillante, se escribió “Love” por encima, con diseños de letreros copiados de famosos hoteles-casino de Las Vegas, Flamingo, Sands, Stardust y Frontier entre ellos. Legend y el conjunto amplifican la energía para “One Life”, “Bigger Love”, “Green Light” y “Wild”.

Hay momentos para la familia de Legend. Se muestra en un video a su esposa, Chrissy Teigen, y dice: “Ella ha inspirado un montón de buenas canciones. Esta podría ser la mejor”. “All of Me” es esa canción, lo que llevó al público a balancearse y cantar con ella.

Sin embargo, no todo el mundo se dejó llevar. El hijo de la pareja, Miles, de tres años, se quedó dormido durante el concierto. Teigen publicó fotos del niño envuelto en una manta en la sección VIP del Zappos Theater. Como ocurre con toda la actuación de Legend, este número fue cuidadosamente pensado y ejecutado a la perfección.

Bublé se enfrenta a Foster

Cuando David Foster y Michael Bublé aparecieron juntos en Encore Theater en enero, Foster sostenía la imagen de video de Bublé en su iPhone. Los dos estaban hablando por FaceTime durante el show de Foster en Wynn Las Vegas. Al final, Foster puso el teléfono sobre el piano para poder seguir presentándose.

El sábado, los dos hicieron FaceTime una vez más. Pero esta noche, Bublé estaba realmente entre el público.

Con una camiseta de manga larga de “Roots of Flight” y una gorra de casco, Bublé no parecía un showman de Las Vegas. Pero la estrella tenía una voz excelente para “Feeling Good”, que cantó con Foster al piano. El público rugió en lo que fue el final de la serie de tres espectáculos de Foster en Encore. Bublé inicia su serie de seis espectáculos en el Theatre at Resorts World el miércoles por la noche.

Más del público

En sus espectáculos en Las Vegas y en sus giras, Foster llama a los miembros del público que pueden cantar con su banda de acompañamiento. El voluntario tiene 30 segundos para cantar con su banda de acompañamiento. El voluntario dispone de 30 segundos para descubrir una melodía. Foster encontró a Brittagna Giordano, una maravillosa cantante (últimamente con la banda de Las Vegas Default Valentine), que convocó “Killing Me Softly”, cantada desde el pasillo junto a su asiento. Descaradamente, Giordano le dijo a la banda: “Toca la versión de los Fugees, en mi bemol”.

Foster se rió de esa extraña petición y dijo: “¿Quiénes son esos cantantes?”.

“Esta es la capital mundial del entretenimiento, ¿sabes?”, respondió Giordano. Entonces cantó unas líneas, perdiendo el ritmo de la banda, pero volvió con “Son Of A Preacher Man” de Dusty Springfield.

Giordano lo logró, Foster la llamó “una gran cantante” y Giordano publicó: “¡Este momento cambió literalmente mi vida!”.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Jack Harlow, en el centro a la derecha, se prepara para caminar por la alfombra roja de los Bil ...
 
Diddy trae la fiesta en el regreso de los Billboard al MGM Grand

Los Billboard Music Awards siempre se han centrado más en las actuaciones y el espectáculo que en la entrega de premios. El domingo se recuperó esa tradición, ya que el show volvió a Las Vegas y al MGM Grand por primera vez desde 2019.

“¿Es este el evento más grande en la historia de Las Vegas?”: Donny Osmond

Fue una escena de alfombra roja como ninguna otra. Caminando por un escenario construido sobre el lago artificial del Bellagio y sintiendo la brisa de Las Vegas iban el esquinero Ahmad “Sauce” Gardner de Cincinnati, luego el ala defensiva Jermaine Johnson de Florida State, atrás el “showman” Donny Osmond, estrella permanente del Harrah’s Showroom.

Los clubes nocturnos están ¡listos!

La demanda de servicio VIP para el draft de la NFL se puede resumir así: ¿Hay suficientes mesas elevadas?