85°F
weather icon Mostly Cloudy

Senadora de Nevada dirigió una subvención federal a un amigo, según una denuncia

La senadora estatal Dina Neal está bajo investigación tras las denuncias de que presionó a un profesor universitario para dirigir fondos federales para las empresas locales a los bolsillos de empresas no calificadas, incluyendo una propiedad de un amigo suyo, según muestran registros y correos electrónicos.

El profesor de negocios del College of Southern Nevada (CSN) Kevin Raiford dijo que fue expulsado el año pasado del multimillonario programa de subvenciones NV Grow, financiado por impuestos, después de que se negara a conceder el dinero. Raiford dijo que la financiación está destinada a empresas que cumplen estrictos requisitos financieros.

“Es como engañar al público estadounidense”, afirmó.

En las quejas presentadas ante el CSN y funcionarios estatales en octubre, Raiford alegó que Neal, demócrata por North Las Vegas, se entrometió repetidamente en el programa. La senadora lo presionó para que diera al menos 20 mil dólares a un negocio de ropa propiedad de un amigo suyo, el agente de policía de North Las Vegas Donavan McIntosh, según los registros que Raiford facilitó al Las Vegas Review-Journal. El Estado denegó la solicitud de registros del periódico en relación con la denuncia.

Neal quería que McIntosh usara el dinero para devolver un préstamo que ella le había concedido para poner en marcha su negocio, afirma la denuncia. Cuando Raiford se negó, Neal empezó a trabajar con “personal del gabinete del CSN” para destituirlo como director del programa, según la denuncia de Raiford.

Neal, que trabaja como instructora de medio tiempo tanto en el Nevada State College como en el CSN, dijo que no tuvo nada que ver con la remoción de Raiford y llamó a su queja “difamatoria” y una “pista falsa”.

Refirió todas las preguntas al CSN y al asesor legal legislativo del estado. Después de que este artículo se publicara en internet el jueves, Raiford emitió un comunicado a través de su abogado, Bradley Schrager, en el que afirmaba que había actuado correctamente.

“Siempre me he comportado éticamente, como legisladora y como educadora, y esto quedará claro con el tiempo”, dice la declaración.

Raiford dijo que fue despedido abruptamente en agosto de su trabajo al frente del programa, pero sigue siendo profesor en la escuela. Presentó una denuncia ante el CSN en octubre, y más tarde llevó las acusaciones ante funcionarios legislativos del estado después de que la universidad alegara que no tenía autoridad para iniciar una investigación.

Los tribunales han reglamentado que los legisladores no están sujetos a la comisión estatal de ética y responden ante la Oficina de Asesoramiento Legal Legislativo, que contrató a un bufete de abogados externo para investigar el asunto, según los documentos de Raiford.

No está claro si el reporte del investigador ha sido presentado a la oficina, y el personal y el investigador no pudieron ser contactados para hacer comentarios.

Las acusaciones de Raiford, reportadas ahora por primera vez por el Review-Journal, plantean interrogantes sobre el funcionamiento del programa desde su repentina partida. El profesor dice que le preocupa que las empresas hayan quedado en el limbo, incapaces de conseguir el dinero, los préstamos bancarios y las patentes que necesitan para operar.

“Es perjudicial para la comunidad. Es perjudicial para estas empresas”, dijo Raiford. “Y realmente perjudica a lo que Nevada podría hacer en el futuro”.

El programa ayuda a las empresas

Desde su creación en 2015, NV Grow ha asesorado a cientos de dueños de pequeñas empresas, ayudándoles a obtener préstamos y desarrollar estrategias para expandirse.

En 2021, el programa amplió su misión y recibió 400 mil dólares en dinero federal para financiar directamente a las empresas.

Neal también patrocinó la financiación de NV Grow cada vez que se planteó en la Legislatura bienal, y Raiford y sus clientes hablaron con los legisladores sobre su éxito. Un proyecto de ley del Senado presentado por Neal en el último periodo de sesiones asignó más fondos estatales al programa.

Bajo Raiford, que ha ocupado cargos ejecutivos en empresas como Hewlett-Packard y Whole Foods, NV Grow tuvo un impacto, muestran los registros.

Durante una reunión del comité del Senado en marzo de 2021, la vicepresidenta del CSN, Clarissa Cota, dijo que Raiford “ha sido esencial para el éxito del programa”, según las actas de la reunión.

Hasta julio de 2022, el programa ayudó a empresas de Nevada a conseguir más de 20 millones de dólares en fondos de capital procedentes de préstamos, subvenciones e inversionistas y creó 775 empleos, según las últimas cifras calculadas por Raiford.

Como director, Raiford presupuestó y solicitó subvenciones competitivas, tanto federales como privadas. Recibía un sueldo de 40 mil dólares al año hasta que los funcionarios le destituyeron en agosto, pero el CSN le sigue pagando unos 76 mil dólares como profesor titular de negocios.

La senadora interviene en las subvenciones

Raiford dijo que Neal se mantuvo mayormente sin intervenir hasta 2021, cuando consiguió algo más de dos millones de dólares en subvenciones para el programa.

Luego comenzó a intervenir cuando se trataba del dinero para las empresas, abogando directamente por al menos dos compañías, según lo que Raiford dijo que son correos electrónicos y mensajes de texto entre Neal, él mismo y los administradores del CSN.

“No se supone que ella deba involucrarse”, dijo Raiford. “Ella estuvo usando su influencia. Esto no es dinero de mis jefes, es financiación estatal y federal”.

En lo que Raiford dijo que es un mensaje de texto del 30 de junio de 2021, Neal le dijo a Raiford que ella estaría escuchando una llamada telefónica entre él y McIntosh acerca de su negocio.

“Él quiere que yo esté. Pero, voy a estar en silencio”, escribió.

Neal representa a North Las Vegas. Aunque McIntosh presta servicio en la fuerza de policía de la ciudad, los registros públicos muestran que es dueño de una casa en Henderson, donde fue registrado para votar en fecha tan reciente como finales de 2020.

Después de que Raiford sostuvo una reunión en persona con McIntosh, ella hizo un seguimiento: “¿Qué pasó? ¿Le estás dando al menos 20 mil?”.

Raiford dijo que finalmente le concedió a McIntosh seis mil dólares.

Neal testificó el año pasado durante una declaración en una demanda federal por discriminación racial que McIntosh interpuso contra North Las Vegas que ella y McIntosh son amigos.

Un abogado presentó los registros telefónicos de Neal que muestran que ella y McIntosh intercambiaron alrededor de ocho mil llamadas y mensajes de texto en los últimos tres años, lo que hace un promedio de alrededor de siete al día.

Amigos desde hace cinco años

Se conocieron en 2017 y ella le hizo favores, grandes y pequeños, como asesorarlo sobre su trabajo como agente de policía, ayudarlo con problemas de robo de identidad y llevarle sopa después de su cirugía de cuello, dijo en la declaración.

Contrató a McIntosh como entrenador personal para su padre, el difunto senador estatal Joe Neal, según los registros del tribunal federal.

Neal declaró que McIntosh regularmente se acercó a ella con muchos problemas en los últimos años.

“Recé por él”, dijo.

Ella se acercó a la Comisión de Igualdad de Derechos de Nevada en su nombre después de que él presentó su queja de empleo contra la ciudad, muestran los registros.

También dijo en los registros judiciales que trabajó para asegurar un apartamento para la hija de él, que en 2018 estaba sin hogar y embarazada de su segundo hijo.

Más tarde, a la hija de McIntosh se le negó el apartamento debido a un cargo de prostitución que Neal desconocía, testificó.

“Estaba (enojada) de que, como agente de policía, él no supiera que ella tenía un cargo de prostitución”, dijo en la declaración. “Literalmente, solo recibí un portazo y puse mi reputación en juego para meterla en un apartamento y se lo negaron”.

Al ser contactado por teléfono, McIntosh dijo que Neal quizá le haya mencionado NV Grow, pero cuando se le preguntó si ella le había prestado dinero para su negocio, se rió. “No, ¿qué tipo de pregunta es esa?”.

Cuando se le preguntó si ella estaba al teléfono durante sus reuniones con Raiford, colgó. No devolvió una llamada telefónica posterior.

Neal envía correos electrónicos al jefe de Raiford

Raiford proporcionó una cadena de correos electrónicos del año siguiente que, según él, muestra que Neal continuó interfiriendo con NV Grow cuando ella se acercó a otro negocio que Raiford dijo que no calificaba para el dinero de la subvención.

El 4 de marzo de 2022, Neal envió un correo electrónico a Cota, jefa de Raiford y vicepresidenta del campus del CSN en North Las Vegas, según los registros proporcionados por Raiford.

“Hola, quería hacer un seguimiento de la reunión sobre Raiford. ¿Cuál fue el resultado final?”, escribió.

Cota respondió que los administradores estaban discutiendo las recomendaciones para la supervisión del programa y pidió concertar una reunión con Neal, muestra el documento.

“La reestructuración permitiría a NV Grow aprovechar su éxito y avanzar en la dirección que usted ha expresado que desea ver”, escribió Cota.

Cuando se le pidió un comentario, Cota remitió a un reportero al portavoz del CSN. El presidente del CSN, Federico Zaragoza, declinó responder a cualquier pregunta.

“Según el código (del Sistema de Educación Superior de Nevada), no estoy autorizado a comentar ningún asunto relacionado con los recursos humanos”, dijo.

Preguntas sobre el gasto

Raiford tiene dudas sobre cómo se gasta el dinero de la subvención.

Dijo que, mientras era director, envió facturas para comprar materiales para las necesidades del programa, pero fueron bloqueadas.

Sigue recibiendo correos electrónicos de empresas que solicitan ayuda, y en un folleto de NV Grow enviado a principios de este mes todavía figura su nombre e información de contacto.

Raiford dijo que su despido se produjo después de que el abogado del sindicato de profesores del CSN, Nate Ring, enviara una carta de demanda en agosto. Raiford y su personal estaban trabajando sin cobrar, a pesar de que sus salarios estaban cubiertos por subvenciones, según la carta.

“La confianza pública se ha puesto en sus manos a través del dinero de los contribuyentes que financian las diversas subvenciones”, escribió Ring. “Es injusto e inconcebible que el CSN siga aceptando subvenciones de los donantes para el trabajo del señor Raiford y su equipo de Nevada Grow, pero se niegue a compensarles. Seguir haciéndolo viola la ley y debe detenerse”.

Raiford fue destituido como director al día siguiente, según un correo electrónico que facilitó al Review-Journal.

El 12 de octubre recibió una amonestación por escrito, en la que se afirmaba que “se mostró agresivo y poco profesional” con Zaragoza durante una discusión en agosto sobre la retención de la paga del personal.

Raiford lo niega.

Desde que se fue, al menos cuatro miembros del personal ya no forman parte de NV Grow.

Jonathan Santos, director ejecutivo de Santos Studios y exalumno de Raiford, dice que ha tenido poca participación, pero que sigue figurando como consejero en el sitio web de NV Grow.

“Las personas involucradas son grandes personas”, dijo. “Solo siento que no tiene el mismo espíritu que solía tener y el mismo impulso para aportar herramientas reales a las empresas”.

El banquero John Gentile renunció del programa el año pasado.

En un correo electrónico enviado a los responsables del CSN el 3 de octubre, afirmaba que aún no le habían pagado dos meses de trabajo y que le preocupaba que no se cumplieran los objetivos del programa de subvenciones.

Escribió: “Es una vergüenza absoluta porque las pequeñas empresas de nuestra comunidad son las perjudicadas por todo este disparate que podría haberse evitado totalmente”.

LO ÚLTIMO