94°F
weather icon Cloudy

El CCSD lucha por mantener a los maestros internacionales para cubrir puestos difíciles de cubrir

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD) presentó una demanda la semana pasada contra una organización que patrocina visas J-1 para maestros internacionales, por una orden que podría sacar a esos educadores de sus campus.

En medio de una escasez de maestros, el quinto distrito más grande del país confía en los educadores de intercambio cultural de Filipinas para ayudar a cubrir puestos difíciles de cubrir, como en escuela primaria, educación especial y las aulas de matemáticas y ciencias.

Pero el distrito presentó una demanda el 16 de mayo ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos contra Greenheart International, con sede en Chicago, aproximadamente dos semanas después de que Greenheart comunicara a los maestros J-1 que no podrían seguir trabajando en sus actuales escuelas el año próximo.

La organización alega que las escuelas no están acreditadas como exige el Departamento de Estado, dice la demanda. Pero el distrito está disputando la nueva interpretación de la organización sin fines de lucro del término “acreditado”.

“El CCSD no solo invirtió tiempo y dinero en la capacitación de los maestros internacionales e invirtió en su intercambio cultural, sino que el personal y los estudiantes del CCSD conectaron con los maestros internacionales a nivel personal y desarrollaron fuertes vínculos personales y amistades”, dijo el distrito en una denuncia.

La denuncia alega que la organización les dio a los maestros -que provienen del programa BridgeUSA del Departamento de Estado de Estados Unidos- varios días para decidir si encontrar un trabajo en una escuela local diferente, ser colocados en un distrito diferente o regresar a su país de origen.

“A partir de entonces, el CCSD se vio desbordado por las preocupaciones planteadas por los maestros J-1 y los administradores escolares”, afirma la denuncia.

El distrito está buscando por lo menos 75 mil dólares en daños y perjuicios, honorarios de abogados, para que el tribunal le impida a Greenheart imponer su interpretación del término “acreditado” y una orden que obligue a la organización a permitirles a los profesores J-1 regresar a su centro actual para el próximo año escolar.

El distrito y Greenheart International no respondieron el martes a una solicitud de comentarios.

Disputa sobre la acreditación

La directiva de Greenheart fue enviada a los maestros J-1 del distrito, incluidos los de 10 preparatorias - Cheyenne, Clark, Desert Pines, Eldorado, Global Community, Legacy, Mojave, Sunrise Mountain, Valley y Western - que están acreditadas, dice la denuncia.

La organización comunicó a 23 maestros de preparatoria que no se podía aprobar un contrato para el próximo año “a pesar de la existencia de una acreditación de terceros”, según los documentos judiciales.

Greenheart no ha impuesto los mismos requisitos a los maestros de otros distritos y está tratando al distrito del Condado Clark de forma “arbitraria y discriminatoria”, alega la demanda.

El distrito alega que Greenheart se basa en las calificaciones de estrellas del Departamento de Educación de Nevada para las escuelas, que no se han actualizado desde el año escolar 2018-19 debido a la pandemia del COVID-19.

La queja dice que la organización decidió “errónea y arbitrariamente” que los maestros de las escuelas con una calificación de tres estrellas no podían quedarse, a pesar de que esos planteles cumplían con los estándares de desempeño del estado.

Además, “todas las escuelas del CCSD que Greenheart afirma que no están ‘acreditadas’ reúnen los requisitos para recibir ayudas federales a la educación”, afirma la denuncia. “Además, cualquier estudiante que apruebe cualquier grado dentro de la escuela será aceptado en el siguiente nivel de grado en cualquier otra escuela del Estado”.

Relación del distrito con Greenheart

El distrito lleva contratando educadores de BridgeUSA desde 2017 y empezó a trabajar con Greenheart en 2020.

Greenheart ha colocado a 68 maestros internacionales en las escuelas del distrito desde 2020.

Los maestros reciben una visa J-1 por tres años, con la posibilidad de que se extienda por uno o dos años.

El distrito contrata hasta 175 maestros J-1 cada año escolar, según su sitio web.

Algunos funcionarios escolares han expresado su preocupación por este límite, llamándolo arbitrario. Otros han presionado para que se introduzcan cambios federales que permitan a los educadores J-1 permanecer más tiempo en Estados Unidos.

Este año escolar, que terminó el lunes, 61 maestros patrocinados por Greenheart trabajaron en 38 centros de enseñanza primaria, secundaria y preparatoria. De ellos, 59 tenían previsto regresar el próximo año.

LO ÚLTIMO
Secundarias de Henderson tendrán vigilantes de cruce

Los miembros del Concejo de la Ciudad de Henderson votaron a favor de aprobar una medida que añadiría guardias de cruce a las escuelas secundarias.

 
Código de conducta: ¿Qué puede hacer que despidan a un policía del CCSD?

El Departamento de Policía del Distrito Escolar del Condado Clark publicó su código de conducta más reciente, en el que se muestran las consecuencias a las que se enfrentan los agentes de policía en caso de infracción.

Familia de LV demanda año extra de preparatoria para su hijo

La familia y su abogado están molestos con el Distrito Escolar del Condado Clark. “Parece que nadie quiere asumir la responsabilidad de nada”, dijo el abogado Gus Flangas.