62°F
weather icon Mostly Cloudy

Los Raiders abordan el hambre repartiendo comidas de Thanksgiving

Es simplemente algo que hace la línea ofensiva de los Raiders. Reparten cenas gratis de Thanksgiving a los necesitados.

O, como dice el tackle izquierdo de seis pies ocho pulgadas, Brandon Parker: “Somos tipos grandes. Nos gusta comer. Así que queremos asegurarnos de que la comunidad coma”.

“Es una tradición que comenzó antes de que muchos de nosotros formáramos parte de los Raiders”, dijo Andre James, el centro de 25 años de edad del equipo. “Simplemente la mantenemos viva, amigo, así que es increíble”.

El martes, esa tradición de ofrecer comidas de Thanksgiving a los necesitados, que comenzó en Oakland cuando la franquicia aún tenía su sede allí, se desarrolló en Allegiant Stadium. Un grupo de linieros ofensivos, con ayuda del personal de los Raiders, exjugadores, animadoras de las Raiderettes y trabajadores del banco de alimentos, repartieron 600 comidas que incluyen pavo, productos, guarniciones y sémola.

“Bueno, en primer lugar, me gustan los Raiders, los apoyo al 100 por ciento”, dijo Terrence Hazel, de 69 años, que condujo su scooter hasta el estadio desde su casa en el histórico Westside. “Y en segundo lugar, el costo de la vida es muy alto. ¿Una comida de pavo gratis? Si no, no habría podido tener una”.

Entre los jugadores que repartieron las comidas se encontraban Thayer Munford Jr., Alex Bars, Kolton Miller, Sebastián Gutiérrez, John Simpson y Brandon Parker. Entre los exjugadores presentes estuvieron Rod Martin, Mike Siani, Teyo Johnson, Roy Hart y Marcel Reece, un exjugador de los Raiders que ahora es vicepresidente sénior y jefe de personal de la organización.

Marshawn Lynch, el running back superestrella retirado que jugó con los Raiders en 2017 y 2018, también se presentó.

“Este es un momento especial del año, obviamente, para toda la nación, pero específicamente para Raider Nation y la línea O”, dijo Parker. “Esto es simplemente algo que hacemos por el amor en nuestros corazones, y es algo que esperamos hacer cada año”.

La tradición parece haber comenzado en 2015, cuando el entonces tackle izquierdo Donald Penn encabezó un esfuerzo que vio a 10 linieros ofensivos comprar cenas de Thanksgiving para 250 familias en la comunidad de Oakland, de acuerdo a reportes noticiosos de la época.

“Cuando Kolton (Miller) y yo llegamos en 2018, Donald Penn nos mostró un poco que esto es lo que hacen. Es algo importante para nosotros”, dijo Parker.

En Las Vegas, la necesidad de alimentos se puso claramente de manifiesto el martes por la noche, con una enorme fila de autos que serpenteaba alrededor del estadio en una escena que recordaba las largas filas para conseguir alimentos durante el apogeo de la pandemia del COVID-19.

Aunque los niveles de hambre no son tan graves como en 2020, siguen siendo altos, dijo Kate Gaines, directora de desarrollo del Three Square Food Bank, que organizó el evento del martes junto con los Raiders.

Una de cada siete personas en el sur de Nevada tiene inseguridad alimentaria, lo que significa que no necesariamente saben de dónde provendrá su próxima comida, dijo.

“Eso es suficiente para llenar Allegiant Stadium más de cinco veces con el número de personas con inseguridad alimentaria”, dijo Gaines.

Hazel, mientras colocaba su comida en una caja de plástico atada a la parte trasera de su scooter, se hizo eco de lo que dijeron otros beneficiarios de las comidas: que el costo de la vida ha subido mucho, lo que hace difícil comprar alimentos.

“Lo que pagan no es suficiente para vivir, con el costo de la vida y la renta”, dijo Hazel.

Davon Durham, de 44 años, esperó en la fila durante una hora y media con su hijo Derrick, de 19 años, y su hija Braelyn, de cinco, para conseguir una comida gratis.

“Me siento muy agradecido porque los Raiders, ya sabes, este es mi equipo, realmente están bendiciendo a la comunidad con este reparto de Thanksgiving”, dijo Durham. “Significa mucho, amigo, porque hay un montón de gente aquí que no tiene, que no puede pagar”.

Durham también añadió: “La situación es dura “.

Robyn Eastman, de 35 años, y Tige Henson, de 47, también recibieron una comida que comerán mientras ven el fútbol americano el jueves. Una comida que les fue entregada por verdaderos jugadores de fútbol americano.

A Eastman y Henson se les preguntó si es difícil llevar comida a la mesa.

“Oh, absolutamente. Sí”, dijo Eastman. “Los empleos ahora son muy difíciles de conseguir. Dicen que todo el mundo está contratando, pero en realidad no es así. Y esto ayuda mucho, sobre todo con las fiestas y con la llegada de la Navidad. Ayuda muchísimo”.

Para más información sobre cómo donar a Three Square Food Bank, visita el sitio web del banco de alimentos en threesquare.org.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Jon Gruden responde a la demanda de la NFL ante el Tribunal Supremo

Los abogados del exentrenador de los Raiders, Jon Gruden, piden al Tribunal Supremo de Nevada que no paralice el proceso en la demanda de Gruden contra la NFL y el comisionado de la liga, Roger Goodell.

Davante Adams quiere el balón: ‘Me pagaron para venir y hacer jugadas’

Adams superó las 110 recepciones en tres de las últimas cuatro temporadas con los Packers y tiene 48 recepciones para 658 yardas en ocho partidos con los Raiders. Pero ha pasado mitades e incluso partidos con un papel reducido en la ofensiva, ya que los rivales se centran en quitarle a Derek Carr su principal opción en el juego de pase.

McDaniels entiende las frustraciones de los Raiders: ‘Perder apesta’

El entrenador de los Raiders, Josh McDaniels, reconoció el lunes las críticas, incluso de su propio receptor estrella, Davante Adams, dirigidas a él después de otra ventaja perdida y una derrota cercana el domingo ante los Jaguars.

 
GG de los Raiders: ‘Seguimos con nuestro plan… los resultados llegarán’

Como alguien que monitorea el tono de los fans de su equipo, incluso en redes sociales, el gerente general de los Raiders, Dave Ziegler, comparte la frustración de la Raider Nation por una temporada que no ha cumplido con las expectativas.