53°F
weather icon Clear

Jon Gruden responde a la demanda de la NFL ante el Tribunal Supremo

Los abogados del exentrenador de los Raiders, Jon Gruden, piden al Tribunal Supremo de Nevada que no paralice el proceso en la demanda de Gruden contra la NFL y el comisionado de la liga, Roger Goodell.

La semana pasada, la liga presentó una petición ante el Tribunal Supremo para detener la demanda hasta que se resuelva una apelación sobre un controvertido proceso de arbitraje. La jueza de distrito Nancy Allf reglamentó que la liga no puede obligar a Gruden a someterse a un proceso de arbitraje fuera de los tribunales, una sentencia que la liga también apeló ante el tribunal supremo.

Allf reglamentó que el proceso de arbitraje sería injusto en parte porque la constitución de la NFL permitiría que Goodell actuara como árbitro.

“El tribunal de distrito no se limitó a denegar la petición de las Partes de la NFL para obligar al arbitraje, sino que deconstruyó y rechazó exhaustivamente todas y cada una de las bases en las que las Partes de la NFL intentaron evitar el litigio”, escribieron los abogados de Gruden en una respuesta, presentada el miércoles, a la petición de la liga.

Los abogados de la liga no respondieron el jueves a una solicitud de comentarios.

Gruden y la NFL llevan enzarzados en una batalla legal desde noviembre, cuando el exentrenador demandó a la liga y a Goodell, alegando que la liga filtró correos electrónicos despectivos que él escribió en un intento de arruinar su carrera y su reputación.

Gruden dimitió como entrenador un mes antes de la demanda, después de que The Wall Street Journal y The New York Times publicaran correos electrónicos racistas, misóginos y negativos al colectivo LGBTQ+ que había escrito.

La NFL argumentó que la liga y Goodell “sufrirán un daño mucho mayor” que Gruden si no se detiene la demanda, porque esta podría resolverse antes de que se resuelva la apelación sobre el proceso de arbitraje.

Los abogados de Gruden argumentaron en la presentación del miércoles que la continuación del pleito, que podría incluir el paso al proceso de descubrimiento, no debería perjudicar a la liga porque “el mismo descubrimiento debería exigirse en el arbitraje”.

El descubrimiento es el proceso formal de intercambio de información entre las partes sobre las pruebas que pretenden presentar en el juicio.

“Por supuesto, las partes de la NFL no pueden responder a este argumento porque el comisionado Goodell ni siquiera está obligado a dar a Gruden la oportunidad de realizar el descubrimiento”, escribieron los abogados de Gruden.

La presentación también acusa a la liga de presionar a los Raiders para que despidan a Gruden, una repetición de los argumentos anteriores de que la NFL filtró intencionalmente los correos electrónicos.

La liga ha negado repetidamente que la NFL o Goodell filtraran los correos electrónicos, y ha rebatido la afirmación de Gruden de que los correos electrónicos que provocaron su marcha se enviaron antes de que firmara un acuerdo con los Raiders.

No te pierdas las noticias más relevantes. Síguenos en Facebook.
LO ÚLTIMO
Davante Adams quiere el balón: ‘Me pagaron para venir y hacer jugadas’

Adams superó las 110 recepciones en tres de las últimas cuatro temporadas con los Packers y tiene 48 recepciones para 658 yardas en ocho partidos con los Raiders. Pero ha pasado mitades e incluso partidos con un papel reducido en la ofensiva, ya que los rivales se centran en quitarle a Derek Carr su principal opción en el juego de pase.

McDaniels entiende las frustraciones de los Raiders: ‘Perder apesta’

El entrenador de los Raiders, Josh McDaniels, reconoció el lunes las críticas, incluso de su propio receptor estrella, Davante Adams, dirigidas a él después de otra ventaja perdida y una derrota cercana el domingo ante los Jaguars.

 
GG de los Raiders: ‘Seguimos con nuestro plan… los resultados llegarán’

Como alguien que monitorea el tono de los fans de su equipo, incluso en redes sociales, el gerente general de los Raiders, Dave Ziegler, comparte la frustración de la Raider Nation por una temporada que no ha cumplido con las expectativas.